Tortilla de patata al cuadrado

Vamos a intentar la cuadratura del círculo. Vamos a cocinar una tortilla de patata o tortilla española, pero cambiando tanto su aspecto exterior como su textura, aunque manteniendo, que en este caso es lo importante, su sabor.

Para hacer todo esto, sin recurrir al uso de artilugios, deconstrucciones, reconstrucciones, espumas o sifones, necesitaremos agenciarnos los siguientes

Ingredientes para varias tortillas individuales


5 huevos, 3 patatas medianas, Aceite de oliva virgen extra abundante y sal
Sal. Para decorar, en este caso usé unos restos de champis que tenía, y ya sabéis que me gusta aprovechar todo.


Cómo hacer una tortilla de patata al cuadrado

Comenzaremos pelando y picando las patatas en rodajas, que freiremos en aceite de oliva abundante, como si fueramos a preparar una tortilla de patata tradicional.

Una vez fritas, las reservamos y batimos 3 huevos, que mezclamos con las patatas. A continuación freimos la mezcla, como si estuvieramos haciendo la tortilla, pero cuando esté a medio cuajar...

Apagamos el fuego, y volcamos la tortilla a medio hacer en un recipiente y le añadimos los otros dos huevos. Una vez mezclado, picamos todo bien con la minipimer, y obtendremos una especie de crema de patata y huevo. (foto de la izquierda)

Para terminar de cuajar nuestra crema de tortilla, utilicé un aro de emplatar, (en esta ocasión no era un aro sino un cuadrado).


Unas cucharadas dentro del aro, una pizca de aceite en el fondo, dos minutos por cada cara, dando la vuelta con cuidado, y al plato que ya está. 

El resultado es una tortilla de patata con forma cuadrada, bien dorada por fuera, y cremosa y ligera por dentro. 


La textura interior es como una mousse, aunque el sabor es pura tortilla de patatas. Se puede hacer también añadiendo cebolla si os gusta con ese sabor. Aquí véis como quedó.






Como os decía, tenía unos champis, que salteé al ajillo y coloqué sobre la tortilla para completar la receta. (Buenísima mezcla por cierto)




Esta receta la preparé tras ver en un programa llamado La cocina de Localia, en la que Fernando Canales la hacía de modo similar.

Como complemento, puse una taza de gazpacho auténtico decorada con una espiral (reducción de vinagre de módena).

Un menú veraniego, original y riquísimo.
(Espero que os guste)
Sed felices.



Y de propina, recién publicado por Angel de la Cruz en su blog, mis famosos 9 segundos de gloria, en su película Los Muertos van deprisa, las cabezadas y el despertar, mientras "Pico" canta "La Golondrina" ..... Ustedes mismos...


Los sandwiches de Rodilla



Hace muchos años que me gustan los sandwiches de Rodilla. Mis favoritos entre los clásicos, eran el de ensaladilla, el de queso con tomate y el de fuagrás. Ahora, aunque esos sandwiches siguen existiendo, hay otros más modernos y elaborados, los nuevos de rúcula y queso, el de pollo al curry o el de jamón con higos, con su pan con semillitas y todo.

De siempre, estos sandwiches han tenido una gran calidad y frescura, por lo que los que hemos tenido un establecimiento de Rodilla cerca, hemos podido a disfrutar de sus desayunos, sus sandwiches y sus ensaladas.

Pues ahora en Rodilla han preparado una promoción para que todos podamos disfrutar de estos sandwiches por el morro. La promoción consiste en que nos invitan a probar un menú (cuatro sandwiches y un refresco) por nuestra cara bonita. Es muy sencillo, tan sólo tenéis que visitar la web de «Échale morro y come por la cara» y tras dar vuestros datos podrás acceder a uno de los 1500 menús que están regalando cada día hasta el 27 de Junio.
Y si te haces una fotografía comiendo de manera original un sándwich de Rodilla, podrás comer por la cara durante todo un año.

El otro día me llegó la promoción a través de Bloguzz y ayer me acerqué a probar mi código. Pedí mis sandwiches, aprovechando para probar alguno de los sabores que no conocía y les di mi código del móvil. Y ya.

Muchas gracias a Bloguzz y a Rodilla por esta nueva promoción. Hoy voy a repetir el de rúcula (buenísimo) y probaré algún otro sabor…

El viernes, lógicamente, tocará receta de cocina casera. Sed felices mientras tanto.


Patatas con chirlas. Receta

Las patatas con chirlas son el típico guiso idóneo para cuando no tienes practicamente de nada, y sin embargo, con ellas puedes resolver la papeleta con un plato que gustará a todos. El estupendo sabor que toma la patata y la cremosidad del conjunto, os alegrará sin duda.

Pero antes de contaros la receta, dejadme dos párrafos para contaros el fin de semana, que pasé navegando con mis amigos en el Farabutto.


El Farabutto, desde la zodiac, fondeado en Portichol.

La costa española entre Valencia y Alicante, tiene uno de sus mayores atractivos en el tramo situado desde Denia hasta Altea, navegando hacia el Sur. Visto desde el mar, este tramo de Costa que comprende el Cabo de San Antonio, el cabo del Descubridor, Portichol, Cabo de la Nao, etc. es, a diferencia de los tramos situados más al norte, profundamente rocoso, lleno de acantilados, cuevas, barrancos y grandes piedras que conforman islotes.

Este fue el recorrido que a bordo del Farabutto, hicimos hace unas semanas y que esperamos seguir haciendo cada año. El fin de semana fue muy tranquilo, nos acompañaron tanto el viento, como el sol y disfrutamos enormemente de la navegación a vela durante el día, y de la amistad, la buena comida, el vermouth a media mañana y esos pequeños placeres que acompañan a los días en que el trabajo no marca los horarios.

Uno de los momentos más agradables del fin de semana fue una pequeña excursión que hicimos en el chinchorro (dingui, zodiac) para visitar las cuevas que ha formado el mar en la piedra, que espero os gusten. (El hombro es de Juanfe, el patrón) Esta es la cueva vista desde dentro. La foto es algo oscura por el contraluz, pero las aguas eran turquesas, y la cueva era muy amplia y colorida.



Y ya sin más, paso a contaros la receta de las patatas guisadas con chirlas, una de mis recetas preferidas en esta época, una receta rápida y barata, que podéis preparar en un voleo.


Receta de Patatas con Chirlas


Ingredientes para 4 raciones:

25 chirlas, una cebolla, tres patatas medianas y un huevo duro.

Dejar las chirlas en agua fría, cambiando 2-3 veces el agua para que suelten la arena. Ya limpias, las cocemos en un cazo con cuatro dedos de agua para que se abran. Sacamos y reservamos las chirlas. El caldo, lo colamos para quitar las impurezas, y lo ponemos a hervir en una cacerola amplia en la que nos quepan las patatas.

Mientras, en una sartén, freimos media cebolla picada muy menuda, y cuando esté transparente, añadimos las chirlas, y una puntita de harina. Cuando la cebolla haya tomado la harina y se empiece a dorar, añadimos a la sartén un cazo del caldo de las chirlas que teníamos caliente, unas hebritas de azafrán, y ligamos la salsa. Reservamos en la misma sartén.

Pelar las patatas y cortar chascando, con forma irregular. Introducimos las patatas en el resto del caldo de las chirlas y dejamos que se vayan cociendo unos 15 a 20 minutos, según el tamaño del corte.

Cuando les falten 5 minutos, añadimos todo el contenido de la sartén de las chirlas, un poco de ajo y perejil, y si se quiere, un huevo cocido y picado.



Y ya están listas para llevar a la mesa. Buen provecho y como siempre... Sed felices

Decíamos ayer...

No he podido publicar en unos días, pero ya está todo en marcha para continuar con el blog, como debe ser. Espero que hayáis perdonado mi ausencia.
 
No cuento todo esto como justificación, pero como llevo un tiempo excesivo de ausencia por mi parte, por muy Lazy blog que sea, os estaba extrañando, y viendo como seguíais entrando a mirar si actualizaba, me siento obligado a daros esta mini explicación.

Ya detallaré cada uno de los puntos en detalle, pues tienen su miga. Entre tanto, esta mañana vuelvo a leeros a todos, a leer vuestros comentarios, a contestar, etc. Y mañana os pongo una entrada nueva en condiciones.

Besos y abrazos para todos.

Adobo (cazón) y merluza rebozada





El otro día, tenía pensado preparar alguna ensalada y algún pescado a la espalda, cuando vi que en el puesto de mi pescadero de cabecera, tenían cazón. Y me dije, voy a preparar un Adobo.


Para hacer un estupendo Adobo, -también llamado cazón en adobo, bienmesabe, etc,- necesitaremos 500 gramos de cazón, cortado en filetes (al estilo de antes), o en dados (al estilo que más se ha extendido ultimamente). Lo salamos y preparamos para la inmersión en el adobo. 


Para preparar el adobo, usaremos orégano, vinagre, cominos, cuatro o cinco ajos, y unas cucharadas de pimentón. Los que no sepáis lo que es el cazón o el Adobo, deberías leer la Carmelopedia, y disfrutar de Cádiz en estado puro, en el más divertido estilo de Carmelo de Cádi, y así sabríais, por ejemplo, que el mejor Adobo lo venden en la Plaza de las Flores.



Colocamos en un plato hondo, las rodajas o los tacos de cazón, espolvoreándolos de orégano y pimentón y comino, y poniendo encima medio diente de ajo aplastado con la mano. Cubrimos todo con otra capa de cazón, orégano, cominos, pimentón y ajo, y finalmente, cubrimos todo con vinagre, y tapamos con film de cocina. No os paséis con el vinagre, se trata de que quede adobado, no encharcado... Ahora, a dejarlo en la nevera hasta el día siguiente, que será cuando el cazón haya tomado bien todos los sabores. (En la foto, los tacos de cazón, bien impregnados de pimentón y las hierbas, antes de ser cubiertos con vinagre)




Una vez preparado el Adobo, y tras el reposo de la noche, se saca del plato, se escurre, y se pasa por harina, dorándose en aceite muy caliente. Una vez fritos los trozos, se escurren en papel absorvente y a la mesa.


.
Podéis probar, una variante no ortodoxa, pero también riquísima, que es pasar los dados por harina y huevo, de forma que quedarán envueltos en un rebozado, que suele salir crujiente y hueco. (En la foto)

Otra variante, más habitual, es preparar el adobo con Mero en lugar de con cazón. Para cuando no encontréis el cazón en el mercado...


.
En la primera foto, encabezando la entrada, tenéis la ración de adobo sin rebozar, solo con harina, acompañada de una picada de tomate de ensalada y unos picos de ajonjolí, todo muy sano y ligero.


La semana que viene pondré algunas fotos de la encrucijada naútica, incluidas unas de una cueva junto la Roca del Descubridor, cerca del Cabo de Moraira. La foto de propina de hoy, es consecuencia del calor, que hizo que algunos gorriones se dieran unos baños en la fuente pública, para sofocar la que estaba cayendo.



Para facilitar la operación bikini, seguiré con el propósito de no excederme. Así que no esperéis recetas consistentes estos próximos días. Sin ir más lejos, ayer para comer a mediodía, rebocé un poco de merluza y abrí un cogollo de lechuga y eso fue lo que tomé. La merluza estaba buenísima, cuando es fresca fresca, da gusto tomarla de cualquiera de las formas, pues es muy jugosa y suelta su aguilla, que es toda una delicia.



Cuidense este fin de semana... yo creo que me pasaré un poco más de la cuenta, que para eso estoy de celebración... Sed felices.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...