Receta de alubias blancas con perdiz



Esta receta de hoy es sin duda uno de los platos de cuchara que más me gustan. La receta de alubias blancas con perdiz, tiene todo para ser un éxito. Combina la suavidad de las legumbres, el calorcito reconfortante que se siente cucharada a cucharada y finalmente, el potente sabor de un guiso de perdiz.

Esta vez fue un cazador amigo de mi madre el que me regaló dos perdices, que tuve que desplumar y guisar. Pese a la tarea, el esfuerzo mereció la pena y el resultado fue un plato de diez. Por si os regalan alguna vez una perdiz, aquí podéis aprender cómo desplumarla y dejarla lista para su consumo.

Una vez listo el ave, -o si lo compráis en vuestra pollería preferida que ya os lo darán limpio- solo falta aprender a preparar esta receta que como ahora veréis, es una tarea sencilla y muy agradecida. A la cocina que empezamos!!



Ingredientes para 6 personas



  • Una perdiz limpia
  • 500 g de alubias blancas de la variedad que más os gusten
  • 1 pimiento verde
  • 2 cebollas
  • 1 tomate
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 8 bayas de pimienta negra
  • Agua abundante
  • Sal y pimienta al gusto


Cómo hacer alubias blancas con perdiz


La víspera, dejamos las alubias en remojo con agua abundante para que se hidraten. Unas ocho horas son suficientes por lo que podéis acostaros y cocinarlas a la mañana siguiente. Para hacer el guiso con la perdiz, procedemos a cortarla en piezas. Separamos las pechugas, las patas y las alas y con las carcasas previamente rehogadas en aceite hasta tostarlas, hacemos un pequeño fondo, que aportará sustancia a nuestra receta de legumbres.


Una vez hecho el caldo o fondo de perdiz aprovechando las carcasas, lo colamos bien y reservamos, luego veréis cómo vamos a proceder con él. Con las alubias ya hidratadas, ponemos una cazuela con una cebolla, medio pimiento verde y meido tomate cortado en trozos, una hoja de laurel y agua para cubrir, y procedemos a cocer todo a fuego lento hasta que las alubias estén tiernas. El proceso tardará aproximadamente 2 horas en cazuela normal o unos 15 minutos si usáis olla rápida.



En ese tiempo, doramos las tajadas en una sartén y las reservamos. Con el otro medio pimiento, el otro medio tomate, un diente de ajo y otra cebolla, preparamos un buen sofrito, picándolo todo en trocitos pequeños. Cuando esté bien pochado, añadimos el caldo de las carcasas de la perdiz y las tajadas, dando un hervor al conjunto hasta que veamos que la perdiz está bien tierna.

Sacamos las tajadas de perdiz y las metemos en la cazuela de las alubias de la que habremos retirado las hortalizas recocidas (tomate, cebolla y pimiento). Las trituramos junto al contenido de la sartén donde hemos hecho la perdiz con la batidora e incorporamos a la cazuela de las judías, dejando que el conjunto cueza cinco minutos a fuego lento hasta que todos los sabores se integren.




Si podemos resistir la tentación de comerlo en el momento, guardamos nuestro estupendo guiso de alubias con perdiz y nos lo comemos al día siguiente, cuando los sabores se habrán asentado y tendremos un plato de cuchara de diez.

Con qué acompañar las alubias blancas con perdiz


Este plato de alubias blancas con perdiz, por su contundencia es mejor tomarlo como plato único. Si queréis podéis acompañarlo de unas guindillas encurtidas o piparras para contrarrestar su sabor. Usad un buen pan porque el caldo también es una salsa estupenda.

Ficha técnica de la receta



  • Tipo de plato: Cuchara, legumbres
  • Precio: Receta económica
  • Tiempo: 2 horas y media
  • Dificultad: Fácil


Cada día nuevas publicaciones en mi cuenta de Instagram
Clic en la foto para seguir @futurobloguero 


Sed felices


1 comentario:

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...