Éxito garantizado

Has invitado a unas amigas a cenar... Quieres quedar bien con tu madre... Tienes ganas de sorprender a tus hermanos... El jueves, timba en mi casa... Tu pareja no creerá que lo has preparado tú ... Con esta receta, cae... Oye, que vamos mañana los cuatro a verte y nos quedamos a comer... De hoy no pasa... No tengo casi tiempo para preparar algo digno... Pero bueno, ¿tú sabes cocinar? ¿y qué vas a prepararnos?... Nos vamos a estudiar a tu casa...

Cualquiera de esas motivaciones, o cualesquiera otras que se os puedan ocurrir, son buenas. Y a todas ellas les daréis satisfacción con esta receta, que pasamos a oficiar, de la mejor manera posible. Empecemos con un nombre: Lomo con Piña. (Aunque para determinadas reuniones, también lo podéis denominar, Lomo Ibérico Braseado al perfume de Ananás, que ya sabéis que estos nombres en algunos ambientes quedan estupendamente)
Para hacer esta receta necesitaremos una pieza de lomo de cerdo, SIN ADOBAR, y sin cortar en filetes. Esa pieza cilíndrica es muy conocida, y también se le llama Cinta de Lomo según en qué zonas.


Sería aún mejor que fuera Lomo de Cerdo Ibérico, pero con Lomo de cerdo blanco corriente es suficiente. Para cuatro personas, necesitaremos una pieza de unos 600 gramos. Como las sobras tienen buen uso y siguen estando buenísimas, podemos pedirle al carnicero que nos dé una pieza de algo menos del kilo, y así nos aseguramos poder repetir otro día. (Está tan bueno que es probable que no sobre…)
Los ingredientes, ya véis qué sencillo.


Además de la carne, necesitamos una lata de piña en su jugo. Esto es muy importante, porque en los supermercados hay dos clases de latas de piña, unas en su jugo (las que queremos) y otras en almíbar, que no nos sirven para esta receta. También, y por supuesto sería preferible, podemos usar una piña natural, añadiendo entonces dos vasos de zumo de piña envasado, pero como empezaba la receta partiendo de visita sorpresa o comida rápida, es más improbable que nos pillen de improviso, teniendo en casa una piña natural y, sin embargo, sí es fácil que desde que conozcamos esta receta, nos aseguremos de tener en la despensa una lata de piña y un trozo de lomo en el congelador por si surge.

Además necesitaremos un poco de Aceite de Oliva, un poco de Sal y una buena cantidad de Pan para disfrutar con la salsa. Esta receta es de moje, unte, etc. Como véis es simple hasta en los ingredientes.
EMPEZAMOS
Tomamos una cazuela, de barro o de metal, y en ella (la única que mancharemos, además) echamos un buen chorro de aceite de oliva en el que, una vez caliente, introducimos el lomo con el afán de dorarlo por todas partes. No se trata de cocinarlo ni de quemarlo, sino de darle un bonito color dorado al exterior y de paso, sellar la carne para que no se escapen sus jugos en exceso. Un par de minutos con fuego medio-fuerte y unas vueltas para hacer todas las caras, son suficientes.

Entre tanto, habremos preparado la piña natural cortando los extremos, quitando la piel y sacando el centro que está duro, o más fácil, si es una piña enlatada, habremos metido el dedo por la anilla del abrefácil y ¡raaaas! ya tendremos la piña preparada. A continuación, la cortamos en rodajas, (o sacamos las que están en la lata) y cada rodaja, la cortamos en cuatro o seis trozos, que quedarán como en la foto. Como se ve, hemos reservado dos rodajas sin cortar.

Incorporamos al lomo que ya tenemos bien dorado, todas esas piezas menos las dos rodajas enteras y el jugo de piña (el que viene dentro de la lata, o en el caso de usar piña natural, un vaso y medio aproximadamente de un brick que habremos comprado ad hoc) y las distribuimos convenientemente.

El trozo de lomo está centrado en la cacerola, flanqueado por trocitos de piña y cubierto más o menos hasta un tercio o algo más de su altura, por una mezcla compuesta por el jugo-zumo de piña y el poco aceite de oliva en el que doramos la carne al principio. Añadimos un poco de sal, más o menos una pizca con los dedos, y tapamos la cacerola, dejando un huequito para que respire y evapore. Cuando empieza a hervir, bajamos el fuego y miramos el reloj. Lo dejamos diez minutos por un lado, damos la vuelta a la pieza y otros diez por el otro.

Y YA ESTÁ.
Poco nos queda por hacer, simplemente filetear la pieza, y emplatar. La ración media es de tres filetes por comensal, mejor si quedan finos (a mí se me fue la mano al cortar éstos, pero es que aún no estoy en mi casa aún con lo de la obra y ya se sabe: cada uno sus cuchillos, su caballo y su escopeta, que diría John Wayne) La carne ya hecha, fuera de la cazuela y lista para ser trinchada

Para la presentación, cortad las dos rodajas de piña que reservamos en dos arcos cada una y colocar la pieza ya fileteada en el centro de la fuente, poniendo los arcos en un lado y las piñas guisadas por el otro como en la foto de abajo.

La gracia de este plato, es que obtendremos una carne muy tierna, que absorbe el aroma del jugo de piña, y una salsa, que tiene el punto de la sal que añadimos, los jugos que soltó la carne y su propio sabor ácido-dulce, con lo que la mezcla tiene muy buenos contrastes. Lo ideal es hacer un poco de puré de patata, (vale un puré Maggi) y servir a cada uno un pegote de puré, dos filetes de lomo, tres o cuatro trocitos de piña y napar (cubrir) con la salsa.

Resultado final:


Otras variantes que se me ocurren, pueden ser: añadir media cebollita muy picada y frita al principio, antes de incorporar la piña y el jugo, o unos champis, o unas zanahorias en rodajitas… Pero la receta original es la que os he contado. Y lo mejor que tiene, es que no falla, no se tarda en hacerla, y está de muerte. Y sale mucha salsa, por lo que después se puede repetir aunque solamente sea para seguir mojando pan…

23 comentarios:

  1. Visto que garantizas el éxito, me pondré manos a la obra en la primera ocasión de lucimiento que se me presente ¡¡je!!
    ¡¡Qué buena pinta!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la receta, seguramente mañana la experimente.

    besos.

    ResponderEliminar
  3. En una palabra: ¡Mmmmmmmmmmmm!

    No dudes que lo probaré... Suena delicioso... Tal vez con un puré de patata a la reineta...

    Buf, son las 11:30 y tengo la bocha hecha agua...

    ResponderEliminar
  4. MARTA, no lo dudes que tendrás (aún más) éxito seguro, para tu lucimiento.

    NOSOTRAS MISMAS, qué bien que os animéis tan pronto a hacer la receta. Espero que os salga también como a la gente que lo hizo con las Berenjenas del mes de Junio, o con la cremita de melón con langostinos de Julio.

    IRENE, bienvenida, espero verte por aquí, y además ahora me voy a visitarte. GRAN idea lo del puré con manzana. Y sí, la hora es terrible para hablar de estas cosas.

    ResponderEliminar
  5. Pero como te cuidas!

    oye que soy yo atikus...no se que pasa que no me deja firmar con mi nombre!!

    ResponderEliminar
  6. Me zamparía todo antes de acabarlo. Me temo. Qué pinta. Qué pinta. Qué pinta.


    Son las 14.10 y todavía no he comido.

    ResponderEliminar
  7. ¡Jo tío! Estas hecho una "Arguiñano" de cuidado ¡Qué envidia! Yo solía verlo en vacaciones antes de comer, no veas cómo abre el apetito. Por cierto, a mi hija le entusiasma "Ratatouille".

    ResponderEliminar
  8. Muy rico tu lomo, es de esas recetas de siempre, fáciles y exquisitas. La piña la sienta de maravilla al lomo.
    Un abrazo. Ana

    ResponderEliminar
  9. Bien, bien. Sencillo y bueno. Lo probaré con alguna variación. Improvisación al piano...

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!

    En primer lugar, gracias por la invitación virtual que yo también espero que algún día sea real porque no sólo de fotos de comida vive Álvaro (esto es, yo).

    En segunda lugar, lo de decir "Lomo Ibérico Braseado al perfume de Ananás" aparte de ser una horterada, jeje, sólo lleva a que los que en ese momento tengan el plato delante y estén desando comerlo pregunten: ¿y eso qué "é"? "Lomo con Piña". De todos modos, el nombre es lo de menos. De las dos formas, está igual de bueno.

    No quiero decir nada, pero como sigas así pronto te vemos con un programa de cocina en Tele5.

    Ya me vale, y yo que ni un huevo frito se hacer...

    ¡QUÉ RICO TODO!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué ricooo!
    Deberías de empezar a advertir sobre la receta al principio para que no la lea antes de comer...

    Por cierto que mi mamá lo prepara delicioso, le pone mermelada de fresa y queda agridulce ríquisimo!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Ostras... se me habia pasado decirte que...este finde me paso por tu ciudad y bueno... habia pensado el quedarme a comer o cenar en tu casa, no te importa no?

    Ya se que me vas a preparar...jejeje

    besossssss

    ResponderEliminar
  13. ATIKUS, qué bien te sienta el anonimato. Espero que te dejen firmar pronto, (entre otras cosas porque así podrás seguir publicando)

    J. Ya sabes lo que se comenta por la red, nunca entres al blog del "orejas" antes de comer, que puede entrarte un ataque de hambre y ansia mu malo mu malo. Me alegro de verte. Ya sabes que te debo visitas.

    MADHA, tu hija tiene muy buen gusto, ya sabes. Me alegro que te apetezca la receta.

    ANA (E HIJO) gracias por venir, siempre os visito y me ha hecho ilusión. Y es que vuestra receta de lomo con canela de la abuela... mmmmmh

    PIANISTA, estoy deseando saber qué variaciones improvisas en tu piano de gas ¿o es vitrocerámico? Puedes confiar en la receta.

    ALVARO, tienes una invitación formal. Avisa cuando vengas por los madriles, a partir de la reapertura de la casa tras la obra, (quince días y contando...) Y empieza a aprender a cocinar. A todos los que lo hacemos nos da grandes alegrías. Y a los que nos rodean...

    ResponderEliminar
  14. Mariana :), Probaré lo de la fresa añadiéndola en mi plato. De hecho, a veces cuando sobra carne y no salsa, está muy bueno preparar sandwiches con pan de molde y untarlos con un poco de mermelada. Tú madre sí que sabe...

    BELÉN. Bienvenida a los madriles. No tienes más que decir qué menú quieres que te prepare. ¿Comer o cenar? Porque que sepas que preparo unos desayunos... ;)

    Jajaja

    ResponderEliminar
  15. Gas siempre gas, Esas cosas modernas no van comnigo, Con lo que me costó desprenderme de la económica de leña, joer...
    Ya contaré, ya.

    ResponderEliminar
  16. Leo y copio textualmente : ..."Para cuatro personas, necesitaremos una pieza de unos 600 gramos. Como las sobras tienen buen uso y siguen estando buenísimas, podemos pedirle al carnicero que nos dé una pieza de algo menos del kilo.."
    ...¿Eres del mismo Bilbao, Futuro Bloguero"?

    ResponderEliminar
  17. Y tela , el comentario sobre el cacharro que vayamos a utilizar: "Tomamos una cazuela, de barro o de metal, y en ella (la única que mancharemos, además)".
    Aquí si que un sobresaliente cum laude. Los que cocinamos y encima fregoteamos después agradecemos enormemente ese pequeño detalle...
    Voy a buscar una buena receta tipicamente menorquina para poner en mi blog en vuestro honor.

    ResponderEliminar
  18. la copio..esa comida vegetariana la copio...tiene que estar de escándalo..

    Lo de la cena puede ser realidad...
    saludos y "bon apetit"

    ResponderEliminar
  19. Gas pianista, gas siempre. Qué cierto es. Estas semanas en otras casas estoy pasando días complicados con las vitros.

    Ya tengo mi cocina de gas instalada en mi casa. A ver si pintan rápido y vuelvo...

    MK, ya sabes que los de Bilbao somos de donde queremos... jejeje

    MK, espero esas recetas como agua de mayo. Me encantó la caldera... a ver si nos cuentas.

    TUCCI, ¿vegetariana? si es con lomo de huelva... Lo único vegetariano la piña. Supongo que ironizabas.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  20. a mi la verdura que más me gusta es el jamón de jabugo...no se alimenta el cerdo de bellotas...pues eso vegetal puro...aclarados los conceptos...los andaluces somos así....

    ResponderEliminar
  21. Qué buena pinta, tiene que ser una curiosa mezcla...

    ResponderEliminar
  22. No lo dudes desconvencida, está buenísimo. Como dice el título, Garantizado.

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...