Bajas colaterales y fabada asturiana




Hace unos años, y de la forma más injusta, perdí a un amigo. No voy a detallar cómo se desvaneció nuestra amistad, pero de la noche a la mañana, dejamos de ser amigos. Lo malo de estas cosas, es que a veces en una amistad están encerradas otras, y perder a un amigo, supone perder a otro montón de amistades, contactos relacionados, bajas colaterales, que tristemente, se enfrían con el transcurso del tiempo.

En aquellos años, -
eramos tan jóvenes-, comenzaba yo a cocinar. Saber saber, de cocina yo sabía lo justo: los macarrones, espaguettis y similares, para cuando nos juntabamos unos cuantos en casa, el filete y la ensalada para cuando estaba yo sólo, y calentar los tuppers, -convoy los llamamos en mi casa- que me daba mi madre cuando iba a visitarla.


Pero la necesidad obliga, y yo ponía siempre mucha atención a los guisos de mi madre, mi abuela, mis tíos, etc.  De aquellas primeras recetas, en especial me gusta preparar ...

FABADA ASTURIANA
Ingredientes, para 6 personas.


600 gramos de fabes
3 chorizos asturianos
2 morcilla asturiana
1 trozo de lacon
1 trozo de panceta o tocino con veta

Además, como mi hermana me había traído carne de cerdo ibérico de Jabugo en Huelva, añadí un trozo de unos 200 gramos de cabeza de lomo y una punta de papada de ibérico. Pero todos estos “
sacramentos” extras, no son necesarios para hacer una magnífica fabada. Podéis añadir más lacón, o incluso, -y lo recordaréis siempre-, un codillo de cerdo (cocido aparte), lo que pasa es que si tenéis material de primera...
.
PREPARACIÓN


La fabada asturiana es una de las recetas más fáciles del mundo mundial. Se dejan las fabes toda la noche en agua fría abundante, y por la mañana, se mete todo -menos la morcilla-en la olla y se cubre holgadamente con agua fría. Para estar tiernas, tienen que cocer a fuego suave durante unas dos horas y media, dependiendo de la dureza de las fabes. Es costumbre asustar a las fabes, o “pasmarlas”, rompiendo un par de veces el hervor añadiendo a la olla un chorrete de agua fría, en cuanto empiezan a cocer. Luego se tapan y se dejan cocer tranquilas…

Cuando falte una hora para terminar, o sea, a la hora y media de comenzar la cocción, se introducen las morcillas y se mantiene la cocción hasta el final del proceso. Ya apagado el fuego, se extraen dos cacillos de fabes escurridas y uno de caldo, y se pasan por la minipimer. El puré resultante, se vuelve a introducir a la olla, para hacer que el caldo sea más consistente. Probar para ver si necesita retoque de sal (nunca o casi nunca lo necesita) y ya está lista para disfrutar. Yo la prefiero cocinada la víspera, lo que permite asentar un poco el caldo y también desengrasar, ya que al enfriarse dejará en la superficie una capa de grasa de color naranja (proviene del chorizo) que me gusta retirar
CASI en su totalidad. Hay que dejar algo, sin abusar.



El compango preparado.

Se suele servir separando el compango, -las carnes, los sacramentos - que se presenta en fuente aparte, de las fabes. Luego cada uno se sirve en su plato los “sacramentos” que le apetezcan o su silueta le permita.

En versión olla rápida, se echa todo junto (morcilla incluida) y se mantiene unos 20 minutos desde que la válvula empieza a silbar. Y a comer.


Habréis visto que no añado ni pimentón, ni cebolla, ni sal, ni pimienta, ni hojas de laurel, ni nada. No obstante, nuestro amigo ELO de “La cocina de mi casa”, señala que él recomienda añadir unas hebras de azafrán, cosa que yo hago en las fabes con almejas, por la cosa del color y el aporte de sustancia….

Bueno, como decía, según nuestra receta, todo el sabor lo aportan los ingredientes. Eso sí, los ingredientes deben ser de gran calidad. En este caso, tanto las fabes como el compango, los había comprado en noviembre en un viaje familiar a Asturias, por lo que era todo de primera. Pero encontrar buenos ingredientes es fácil, en casi todas las ciudades, hay tiendas tradicionales de alimentación que venden productos de calidad. En Madrid, recomiendo la tienda
Empanadas A. Suárez, que vende productos asturianos y gallegos de calidad insuperable, además de sus famosas empanadas. (Calle Alcalá 303) Y en todos los supermercados y grandes superficies, venden preparados de compango para 4 personas. Eso sin olvidar, para los más vagos, la clásica fabada Litoral, uno de los productos enlatados tradicionales, de calidad más que aceptable.


Como preparé la fabada el sábado, la comimos el domingo la Rubia Azabache, Alberto y yo, y ya podéis ver lo que dejamos en el plato. Como al hacer fabada sale mucha cantidad, guardamos unas porciones en frascos de cristal para congelar y disfrutar más adelante, y preparamos a Alberto el convoy correspondiente para que la disfrute a lo largo de la semana y se acuerde de nosotros.

Como siempre, podéis hacer clic en cualquiera de las fotos para verlas con más detalle.
Buen provecho…

53 comentarios:

  1. No me da pereza...

    Te comentaré un secreto sobre la fabada asturiana.

    Desde hace "muchísimos" años, curo mis empachos tomándome una lata de fabada asturiana. Sí, tomándome una lata ya que dada la urgencia de la situación no nos ponemos a hacerla como dios manda.
    Hace unos años se descubrió que, efectivamente, la piel de la alubia tiene un no se qué que resulta beneficioso para esa situación.

    No me importará tener una reserva de dos o tres docenas de botes de esos que tú preparas. Me los tomaría sin estar empachado.

    Ya te veo potochopear !!!

    Saludos
    _____________________________
    CristalRasgado & LaMiradaAusente
    _____________________________

    ResponderEliminar
  2. Si señor, asi se deja un plato de fabada, bien arrebañao.
    Mira para eso se te ve poco perezoso, ja, ja,...

    ResponderEliminar
  3. Ay la vida!
    yo tambien perdi una amiga y amigos colaterales con ella, y la vida...me hizo volver a encontrarme de nuevo con ella, y hoy, como si no hubiera habiado ese espacio muerto..y nos vino muy bien, tanto separanos por un tiempo, como reencontarnos.
    Y de paso me aprovecho de estos encuentros y desencuantros tuyos, con esta fabada, cómo guardarla (tu no serás el nieto de la abuela de la fabada el litoral, eihn???)
    y de las hebrillas de azafran de Elo, que de comidas caseras sabe un monton, doy fe.
    la foto del plato vacio, inigualable.

    ResponderEliminar
  4. Es curioso ÑOCO, yo siempre que hago un exceso, en especial con alcohol, y estoy mal y tengo revuelto el estómago, etc, una de las cosas que mejor me ha ido, de siempre, ha sido una buena fabada. Yo lo llamaba un tratamiento de choque, para decirle a mis intestinos, eh, vosotros, nada de flojear, que os doy caña, jajaja. No sabía que fuera por las propiedades de las judías...

    En cuanto a la petición de convoy, creo que les salen muchas novias a mis botes, pero... te tendré presente. Ya lo de pedir varias docenas me parece excesivo.

    Nota extra: Muy bueno y muy sencillo el uso del ACDSee para tratamiento simple de fotos. Gracias por el dato.

    ResponderEliminar
  5. Gracias ELO ya ves que que hice mención de tu consejo, y la verdad es que les dió el "toque".

    Buenísimas, como indica el plato... "Arrebañao a conciencia"

    ResponderEliminar
  6. Bueno TERE GANSA espero que el re-encuentro abra las puertas a otros más. Fue muy agradable.

    En cuanto al plato... sobran las palabras, mue glorioso... Y sí, hay que hacerle caso siempre al amigo ELO, con sus "Truquis" el éxito está más que asegurado.

    ResponderEliminar
  7. Oh, cielo santo.

    FABADA.

    Uno de mis mejores recuerdos gastronómicos.

    De esos ingredientes no puede salir nada malo.

    Y que no falte sidra...

    ResponderEliminar
  8. Mira FB, ya sabes que yo te quiero mucho pero es que esto no puede seguir asi...Que si una fabada, que si una pechugas con mostaza y miel, que si unas fotos preciosas de mi querido Madrid...Es que tu me quieres matar????? Como si no fuera suficiente con la nostalgia!El caso es que los expatriados nunca te estaremos suficientemente agradecidos por estas reminiscencias del pais con olor a amigo del bueno. Y encima con mencion nominal!!! Gracias, gracias, gracias,...

    ResponderEliminar
  9. Gran complemento, la sidra, sí señor JOTA, y hay quien la disfruta acompañada de un plato de guindillas picantes que alternar con cada cucharada...

    Efectivamente, con buenos ingredientes, fuego suave, manos cariñosas y paciencia, puede salir cualquier cosa.... cualquier cosa... cualquier cosa RIQUÍSIMA..

    Abrazote

    ResponderEliminar
  10. Tú sabes PILAR BAOBAB que no te quiero matar, sino alimentar en la distancia, mantener tu sonrisa y tus recuerdos. Así te tuvimos presente cuando el cumple sorpresa de ATIKUS o en tantos acontecimientos, conciertos, recetas etc.

    Aunque a veces, en la distancia, no solo os alegremos, sino que os pongamos los dientes largos, larguísimos.

    Y mención nominal, siempre que pueda, que para algo tienes uno de los nicks más chulos de toda la blogosfera.

    ResponderEliminar
  11. Si, con las amistades pasa eso que hay tantas bajas como altas, es más, que yo recuerde mis bajas así como sus colaterales siempre han sido definitivas, incluso teniendo yo perfil en Facebook, y es que a mí las redes sociales va a ser que no se me dan bien.

    ResponderEliminar
  12. No sé, MANLY yo siempre he mantenido muy bien las amistades, y este caso, muy especial, ha sido un caso único y sorprendente. Por eso es fácil que se recupere poco a poco la confianza.

    De momento, las bajas colaterales, que no tienen por que sufrir pérdida, ni yo la suya, están recuperadas.

    Y yo me alegro.

    Si no se recuperan las amistades, es que no lo son, o no lo eran, o que la causa de la ruptura era causa grave.

    El tiempo nos dejará en nuestro sitio, sin duda.

    Besos amiga

    ResponderEliminar
  13. Uno que es muy apañaito, LULIÑA

    Oye, esta vez no has visto nada humanoide en la receta? jeje.

    Y además desengrasada para no contribuir a asas del amor...

    ResponderEliminar
  14. Cuanta razon tienes. Yo el sabado perdi a un amigo, y era totalmente consciende de que lo perdia...Si no lo perdi antes fue por los "daños colaterales", aunque es verdad que habia otra razon mucho mas importante...pero desgraciadamente esa razon ya no existe y hay veces que ya no puedes mas, por lo menos yo. Ademas ya sabes que soy de las que agarro el cesto de las chufas y tiro p'alante jajaja

    Besos mil y cuando querais vamos a es sitio tan chulo que quereis que conozca...

    ResponderEliminar
  15. Qué simpático lo de pasmar las judías varias veces. ¿Y para qué?

    También me ha llamado la atención lo de la Papada del cerdo.

    Y seguro que estaba buenísima, viendo como dejaste el plato, que además estaba bien lleno, a juzgar por la marca del borde.

    ResponderEliminar
  16. Hola MOSKO estoy deseando verte a ti y a tu canasto de las chufas... (No sé pero tienes un montón de expresiones de mi familia, posiblemente tengamos antepasados comunes, jejeje)

    Hoy, como dicen en Paraguay, es muy lunes, pero por mí, encantado de quedar contigo mañana martes o el miércoles.

    ¿Cuando te va mejor?

    El Álamo nos espera...

    Un besote.

    ResponderEliminar
  17. Bueno, cuantas comentaristas seguidas...

    Hola ELENA lo de pasmar o enfriar las fabes es una tradición que mantienen casi todos los entendidos, aunuqe hay quien dice que no vale para nada. Según tengo entendido esto hace que no se despellejen, con el efecto fundamental de evitar así que sean indigestas y provoquen gases.

    La papada es una parte del tocino del cerdo, de la zona del cuello, la papada, que es la más fina, dentro del tocino, la más suavecita. A mi me encanta, pero por ejemplo a la Rubia, no le agrada, pues todo lo que sea tocino, no le gusta, lo ve muy grasiento.

    Y sí, el plato, hasta el borde, aunque no repetí. Como puedes apreciar en el plato vacío, no solo acabé con todas las judías y los sacramentos, sino que eché una buena mojadita de pan en la parte de abajo del plato...

    Estaban taaaaaaan buenas....

    ResponderEliminar
  18. Bueno, has tenido suerte: hoy no te insultaré, ja, ja, ja... Es que vengo bien comido y las fabes no me han hecho temblar.
    Qué bueno lo de recuperar amigos y bajas colaterales. Yo aún estoy en ello.

    ResponderEliminar
  19. Seguramente tengamos algo en comun, ya sabes que soy muy becerra.

    Por mi el miercoles...

    ResponderEliminar
  20. Sí señor "Futuro Asturiano de Honor", eso es un plato de cuchara y lo demás son tonterías.
    Algo me dice que a esos frascos no les va a dar tiempo ni a congelarse.
    Una pregunta ¿Con qué recomiendas acompañar la fabada? ¿Con sidra, con vino rosado o con vino tinto?
    Al final de la comida se recomienda tomar una infusión de hinojo o de anís, para evitar el exceso de gases.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. madredelamorhermoso!! cuantas pérdidas!!
    Esto parece Little Big Horn, Hay que llamar a Custer!!

    Mientras me tomaría ua cazuelita de esa fabada tan rica...bueno si no me la prohibe el médico, que vete a saber...con lo malos que son, ...bueno le pedire el régimen a Juanfrins ;)

    abrazos y garbanzos...digo alubias!!!

    ResponderEliminar
  22. Claro NÉSTOR todos estamos en ello... y me alegro que hoy hayas entrado con la tripita llena...

    Hice bien en avistarte...

    Abrazo sin temblor

    ResponderEliminar
  23. Yo soy más de tinto MAD HATTER aunque dicen que lo suyo es la sidra.

    La infusión de anís, muy recomendable, pero aún más lo es masticar bien y comer despacio, que es lo que más evita las flatulencias... (qué palabra más fea, mon dieu)

    Nos veremos ¿verdad? Dicen que vienes... pa los madriles

    ResponderEliminar
  24. ATIKUS que me creía que le ibas a pedir la dieta a la doctora Morritos Calientes... jejeje.

    Estás invitado si te deja tu médico, que a los amigos hay que cuidarlos... y a Juanfrans también, que con los doctores hay que mantener las amistades que nunca se sabe cuando te pueden hacer falta.

    Abrazote

    ResponderEliminar
  25. desde luego, no hay nada comparable a laamistad reconsquistada por el estómago y la buena tertulia...saludos

    ResponderEliminar
  26. Fueron unas cañas MANUEL y una buena tertulia. Las reuniones gastronómicas, se harán, que duda cabe, tiempo al tiempo.

    Y tú qué... ¿cómo llevas esa entrada sobre la confusión? o estoy confundido como aquel a quien le confundía la noche...

    Abrazos pal Tucci.

    ResponderEliminar
  27. Triste pero cierto, a veces sucede eso que se te va uno y se van varios, lo bueno es quien es tu amigo de verdad nunca se separaría. Besos.

    ResponderEliminar
  28. Eso mismo creo yo WAITING los amigos de verdad nunca se separan, pero tambien es cierto que todos tenemos amigos de verdad a los que no vemos, pero están cuando tienen que estar... o eso queremos creer.

    Las bajas colaterales, tienen por definición el voto de confianza, y además, han sido los inductores del reencuentro, que me alegró profundamente.

    En cuanto al amigo desaparecido, pues quién sabe. El tiempo dirá.

    ResponderEliminar
  29. Todo llegará IRENE como el guapo que llegará a tiempo para tu día de San Valentín.

    jaja.

    Vete buscando los mejillones... que te envío la receta mañana mismo.

    Y luego la publicaré, y te cito, prometido.

    ResponderEliminar
  30. Practicamente la hago igual, pero le quito el primer agua cuando comienza a hervir. Estan buenisimas

    ResponderEliminar
  31. Ay LULA yo no sé si te está afectando tanto Italia, tanto Venecia y tanto Milán, que ves cosas raras...

    Qué asociación de ideas habrás hecho...

    Voy a tener que hablar con SAILOR para que te cure...

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Hay gente que prefiere tirar el agua de la primera cocción MARIA JESÚS Y TUS :) :) :) pero a mi me encanta la imagen de asustar o pasmar a las fabas para que dejen de hervir un instante.

    El efecto creo que es el mismo.

    Incluso hay gente que no las pasma ni las cambia el agua y usa desde el principio la misma.

    Lo importante, la calidad de las fabas, que sean nuevas del año, y de los tropiezos...

    ResponderEliminar
  33. y lo bien que sienta una buena fabada en los dias estos tan frios!!!!:

    Yo también perdí una amistad hace tiempo, por alguna estupidez. Esta vez yo no sufrí daños colaterales, tenía la razón y todos me apoyaron, pero la otra persona si perdió a bastantes.... a mi me daba pena. Hace tres años volvimos a empezar a hablar y todos tan contentos!! Me alegro por la "recuperación!!

    ResponderEliminar
  34. Incluso me alegro de recuperarte a tí MARÍA que casi no te veo más que en casas de otros, y por aquí ya no vienes casi...

    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  35. Si se pierde a un amigo por una tontería y no habéis hecho nada para recuperar la amistad, o el amigo no vale la pena, o la amistad no era tal amistad.

    Buena pinta la fabada, sí señor

    ResponderEliminar
  36. A mí me ha enamorado lo de "convoy" ;)

    No sé si será de su agrado, pero la Cara B va hoy por usted.

    Buen dia.

    ResponderEliminar
  37. Gracias por tu aportación SENTENCIA pero es un poco pronto para saber qué pasará.

    Cierto es que ha pasado mucho tiempo, pero también hay que tener capacidad de perdonar...

    Sea bienvenid@ a este lugar, donde tiene las puertas abiertas.

    ResponderEliminar
  38. Me alegro que te enamore lo del convoy...

    En casa incluso cuando alguno de los hermanos va a visitar a mi madre, al volver, los demás le preguntan.... ¿ha habido convoy?

    El convoy pueden ser las sobras de unas lentejas, o unos choricitos, o media barra de pan... etc etc.

    Cualquier cosa preparada con cariño

    ResponderEliminar
  39. Además, RA quizás la mejor escena de "Convoys" es la de Chus Lampreave y Rossy de Palma en la pelicula de Almodovar, "La flor de mi secreto"

    El dialogo es antológico.

    ResponderEliminar
  40. estan riquisimas pero me sientan fatal, jejeje termino con retortijones asi que nada de comerlas...en cuanto a la amistad ufff yo en mis 34 años solo he terminado una amistad así y aun no se porque...en fin, besines

    ResponderEliminar
  41. Es lo malo de cuando se pierde una amistad... A veces uno no sabe por qué.

    Besos sin retortijónes, SUSANA

    ResponderEliminar
  42. Yo tengo que repetir la comida de migas de pastor...

    ResponderEliminar
  43. Latonterías de juventud son eso: tonterías.

    Nunca es tarde para recuperar viejas amistades y trenzar nuevos lazos que en su día (por la razón que fuera), no llegaron a buen puerto.

    La fabada, de lujo socio.

    ResponderEliminar
  44. La fabada fue de lujo total JULITO, y lo de recuperar amistades, pues ahí estamos, en pleno proceso...

    Por cierto, en la próxima entrada incluiré tus patatas fósiles con pimiento Ruiz de la Prada.

    Gran exito. Seguro

    ResponderEliminar
  45. Me apetece probar esa fabada, sr. Bloguero. Aparentemente todo un manjar. Saludos

    ResponderEliminar
  46. Hola a tod@s. He entrado en este blog de casualidad, como ocurre casi todo en esta vida. Estaba rompiéndome los sesos y los ojos buscando ayuda en Internet a alguno de mis problemas.

    Antecedentes: contable-amadecasa-chicaparatodo, catalana de nacimiento, madrileña de residencia y disfrute hasta hace un par de años.
    Vida actual: empresaria. Tengo un restaurante en Asturias y la falta de pasta me ha obligado a enfrentarme día a día a los fogones. Siempre me ha gustado la cocina y no se me da mal, estoy contenta, pero, evidentemente, se me plantean muchas, muchísimas dudas. En fin, dura tarea.
    Bueno, ya os iré contando cosillas, incluso alguna relacionada con las pérdidas, los hallazgos, los encuentros y los desencuentros... Primer capítulo: me casé con un chatero... (continuará)
    Ahora os lanzo el problema (incluso podéis reiros por lo absurdo): necesito hacer un POTE DE BERZAS, sólo de berzas, sin fabes. ¿Alguien tiene la mejor receta del mundo? le besaré eternamente la coronilla.
    Ya os lanzaré otro problemilla que tengo con las fabes; unas veces me quedan duras y otras se me deshacen.
    Gracias de antemano a tod@s y besos.
    Nota: tu fabada tiene una pinta estupenda, Futuro Bloguero

    ResponderEliminar
  47. Aparentemente, y en realidad VENEZUELA, si hay oportunidad, seguro que te encanta.

    Bienvenid@ al blog.

    Espero verte más veces.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  48. A ver querida BICHO yo por esos besos en la coronilla, estoy dispuesto a lo que sea, jejeje.

    POTE DE BERZA (pero sin fabes)

    TE cuento como lo hacía mi suegra. (Asturiana de la Mortera, pequeña aldea junto a Luarca)

    Ella hacía las fabes, más o menos como las mías. Aunque en la proporción hacía más caldo y menos judías, pero bien cargada de compango para que el caldo tuviera sustancia.

    A veces nos comíamos la fabada y las sobras, sobre todo caldo y compango y pocas fabes, las reconvertía a pote, añadiendo patatas que troceaba y hojas de berza, cociéndolo todo una media hora más. Quedaba un potaje de muerte.

    Haciendolo como tu dices no saldría bueno, porque la faba le da el gusto al caldo. No se me ocurre hacer potaje sin las fabas, aunque sí lo haría con ellas, colando luego el caldo y haciendo con ese caldo el potaje.

    Espero te pueda servir de ayuda.

    En el blog al que has llegado de rebote, encontrarás crónicas de historias, de amigos, etc, relatos de viajes, fotografías, etc, y sobre todo,.... recetas caseras, que espero te sean de interés.

    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  49. .... y aunq soy malo en la cocina, cosa q sabes amigo, me llenaron "la heladera" de productos made in spain, como las fabes, los chori y las morci, tambien un trozo de panceta muy gorda con poca grasa y muxo jamon... asi q desde Paraguay y dedicado a mi amigo Tony Curtis, me pongo en campaña con el proyecto "Fabes sin almejes" ... un abrazo

    ResponderEliminar
  50. Totalmente de acuerdo con tu fabada, después de un plato asi uno puede irse al cielo de cabeza, habrá tocado la gloria..je, je. Maravilloso plato!

    ResponderEliminar
  51. Saludos amigos "fabaderos".Al grano:Nacido en Gijón,51 tacos y haciendo fabadas desde los 21(que bonita es la emancipación)para los colegas.....Nunca le echo nada a la fabada,ni pimentón,ni cebolla ni ajo.Tan solo azafrán y si no tengo pues no pasa nada.Las cocino siempre el día antes y en el mismo agua del reposo.....Me parece tentador lo de ponerle una cebolla mañana,que tengo una fabada para doce en casa.........al final me rajaré y las haré como siempre......Ahora vivo en Tenerife y hace un calor............Disfruto enormemente estas comidas y las sobremesas largas.Un saludo a todos y que comais muchas fabadas.

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...