Lagarto ibérico con tomate

Image Hosted by ImageShack.us
.
No amigos, no me he vuelto loco, no os estoy animando a que salgáis al monte a cazar a los lagartos, que con estos primeros calores del año, salen de su letargo y se calientan al sol. Tampoco quiero que salgáis a la caza de la lagartija, salvo que lo hagáis provistos de una cámara de fotos, como el egregio Dr. Frikosal, que las engatusa con jamón york, y luego, hasta le dan la mano.

Yo quiero presentaros una receta, como es menester en este blog, con una pieza poco conocida del cerdo ibérico. Se trata del lagarto, que es un corte alargado, situado entre la chuleta y el lomo, junto a la columna vertebral del cerdo, que suele utilizarse para la elaboración de salchichones y últimamente, para cocinar por ejemplo, cocinada en taquitos, pues es una pieza muy muy tierna. Como no es tan fácil de encontrar, podéis sustituir esta carne por cualquier carne magra de cerdo, como carne de paletilla, pluma, solomillo, cabezada de lomo o similar.

Ingredientes para cuatro o cinco personas



300-400 gr de Carne magra de cerdo, preferiblemente ibérico (yo usé lagarto de cerdo ibérico), 5 cucharones de Pisto (mejor si lo hacéis casero, pero también podéis usar una lata de vuestro gusto, de las que hay en el mercado) Entre ellas, me gusta bastante la de la marca Hida y la de Hacendado - Mercadona. 


Para hacer el pisto casero: Tomates, cebolla, pimientos y calabacín.
Patatas fritas para acompañar

¿Cómo se prepara?

Comenzamos troceando en cuadraditos la carne, mejor en tamaño bocado, así luego no habrá que partirlas. Freímos en casi nada de aceite de oliva, sin llegar a terminar de hacer, porque luego se terminarán de hacer al cocer en el pisto. Reservamos.


Image Hosted by ImageShack.usSi vamos a hacer nosotros un pisto casero, aprovechamos el aceite que quedó en la sartén, (que se habrá enriquecido con la grasilla que suelta el cerdo, en especial si era ibérico), y lo ponemos en una cacerola, en la que freímos los tomates, pelados y despepitados, para hacer una salsa de tomate.

Lo hago en cacerola porque el tomate, salpica bastante cuando se fríe en sartén, y debe estar bastante rato para que quede bien hecho y concentrado. Mientras se va haciendo, pochamos en otra sartén la cebolla, que incorporaremos al tomate cuando esté bien blandita, y dejamos que se siga haciendo, y repetimos la operación con los pimientos, verde y rojo, cortados en trozos pequeños. Cuando estén listos, los echamos a la cacerola del tomate.


En casa también añadimos calabacín al pisto, pero como el calabacín se hace enseguida, lo añadiremos en el último momento. Entre tanto, la cacerola en la que estamos haciendo el tomate, con el pimiento y la cebolla, tiene ya pendientes a todos nuestros vecinos, porque huele a gloria, por lo que tras 25 minutos de cocción, ya podemos añadir el calabacín y seguimos cocinando todo junto durante unos cinco minutos más... Una vez tenemos el pisto a nuestro gusto, solo nos falta incorporarle los trozos de carne que habíamos reservado. Cuando preparo pisto hago mucha cantidad, y ahora sólo vamos a usar dos o tres cazos, guardaremos el resto, para otras preparaciones.


En una sartén hermosa, disponemos los trozos de carne que habíamos reservado y los cubrimos con el pisto, dejando cocer a fuego lento, disfrutando de los aromas mientras la salsa hace chup-chup. Cinco minutos para integrar todos los sabores y terminar de cocinar la carne y apagamos el fuego, dejando tapada la sartén para que se asienten bien todos los sabores.

Image Hosted by ImageShack.us



Mientras, nos ponemos a pelar las patatas, y las freímos a nuestro gusto. Con este tipo de platos, a mi me gustan mucho las patatas en cuadraditos, o bien las patatas paja, que fueron las elegidas como podéis ver. Cuando las patatas estén a punto, le damos un último toque al lagarto con tomate, para poder servirlo humeante. Emplatamos y llevar corriendo a la mesa. (¿Veis el humo en la foto?)

Image Hosted by ImageShack.us


El resultado: de lagrimita.

No os va a sobrar, pero si sobrara, se puede guardar perfectamente, y está buenísimo como tapa, con una cervecita, por ejemplo. A mí me gusta hasta frío.

Y de propina... dos fotos más, una de un lagarto muy colorido que fotografié en Namibia, y otra de una lagartija que me tomó confianza, tras una hora de mutua observación.
.

Image Hosted by ImageShack.us

Sed felices,

123 comentarios:

  1. Vaya, vaya... como no va estar bueno el ibérico con un rico pisto??? me encanta esta recetita... la verdad es que tiene que estar bien rico!.

    Bss

    ResponderEliminar
  2. Muy rico ese lagarto! Y frío...en mi casa hay uno que lloraria por un bocadillo de ese lagarto jajaja

    ResponderEliminar
  3. Es que como decía en la entrada, ANA MARÍA, el resultado es de lagrimita...

    beso

    ResponderEliminar
  4. Qué rápida Quo, casi comentas antes de que terminara de revisar la entrada...

    Y sí, salió riquísimo. Pruebalo.

    Besote

    ResponderEliminar
  5. Según leía la receta me iba imaginando esa tapita fría con la cerveza....Sí, ¡ Qué bueno ! En casa sólo me gusta a mí la comida fría, no sacada del frigo pero sí a temperatura ambiente.
    Tengo que hablar con mi carnicero sobre "el lagarto", me apetece mucho probar esta pieza.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  6. Pero cómo publicas éstas cosas ricas a éstas horas?? grrr

    Joer, qué buena pinta!!!!!

    Qué rico.

    ResponderEliminar
  7. Si es de lagrimita habrá que probarlo......
    No conocía esa parte del cerdo, vamos no tenía ni idea de que eso se llamaba asi, no se si la habré comido alguna vez, pero por ese nombre no, seguro, me acordaría...

    Muy chula la última foto del lagartito..

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Ayyyy!!!Qué susto...ya me veía como tú dices,cazando lagartos y todos al monte en busca y captura,y el lagarto declarado especie en extinción...menuda película me he montado...aunque dicen que está muy bueno,sabe a pollo.
    Un guisito de lo más jugoso y rico,muy apetecible.Aquí tenemos las llamadas carcamusas muy parecidas,misma carne y muy parecidos ingredientes.
    Besetessss.

    ResponderEliminar
  9. Espero que tu carnicero te la encuentre, MARÍA JOSÉ pero si no tiene, dile que te busque pluma, (que es más fácil) o hazlo con cabeza de lomo (cabezada, cabecero, según las zonas) que es igualmente tiernísimo, veteado y estupendo para esta receta.

    Luego, en frío o en caliente, a tu gusto...

    ResponderEliminar
  10. No te imaginas. Si lo haces sin pimiento, hasta tus niñas lo disfrutarán... BEATRIZ

    Beso

    ResponderEliminar
  11. Gracias LAURA, es que los nombres del despiece del cerdo dependen también de cada zona. Así la presa, se llama maza en algunos sitios y el lagarto no sé si tiene otro nombre.

    Si lo haces con solomillo de cerdo, o con otra carne tierna, te encantará.

    ResponderEliminar
  12. Efectivamente GOYI es una receta igual que las carcamusas toledanas, sí señora.

    La diferencia, el cerdo ibérico, que siempre aporta un plus.

    Y de lo que dices, es cierto. Yo he comido carne de lagarto, y de cocodrilo (el sudamericano yacaré) y su carne recuerda a la de las aves. Será por el parentesco que todas ellas tienen con los reptiles, segun estudiamos...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. ¿comorrr? he pensado cuando he visto el título, ja,ja, anda, como te has quedado con nosotros. Séguro que está buenísimo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Curioso el nombre de la pieza de carne,jajaja, por un momento he pensado, míralo, haciendo recetas con un gran toque oriental,jaja. La verdad es que viendo el humillo y lo tiernita que debe ser la carne, entran ganas de ir a buscar ese lagarto ibérico a la de ya!!! Besos

    ResponderEliminar
  15. Perdonad la broma con el nombre del lagarto, pero no pude resistirme.

    La carne de cerdo con el pisto y las patatitas, una mezcla perfecta.

    Si es ibérico.... mejor.

    Y ya esta pieza, el lagarto, o la pluma, son ideales para esta receta.

    Besos MARÍA

    ResponderEliminar
  16. Prueba a hacerlo ELVIRA, con esta pieza o con otras de las que sugiero. O con solomillo de cerdo partido en trozos.

    No se os olvidará...

    ResponderEliminar
  17. Hola Bloguerito... que por unos minutos me creí el cuento del lagarto, jeje... Maravillosa receta, me la apunto.

    Besitos

    Norellys

    ResponderEliminar
  18. Ya me contarás NORELLYS, seguro que triunfas con estas magritas con tomate.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Chaval que susto me pegaste!!!!!!
    Bueno si se trata de eso adelante con esa magnifica receta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Perdona la broma, DOLORSS, pero es que realmente se llama así la pieza.

    Prueba a hacerlo con solomillo de cerdo, la clásica carne con tomate o con pisto...

    Besos sin broma

    ResponderEliminar
  21. Este lagarto, si que lo pruebo, realmente al ver el título de la receta ya estaba pensando mal.
    Te habra quedado muy rico.
    Bsos

    ResponderEliminar
  22. A mi me hubiera asombrado que hubiera sido un lagarto de verdad más que nada por la tremenda multa que conlleva matar especies protegidas (de lo cual me alegro por los lagartos), pero aparte de eso, y como buena extremeña, conozco esa parte del cerdo, aunque tengo que reconocer que no la encuentro comercializada aquí en Mallorca.

    Puedes imaginarte que cuando voy a Badajoz mi querida títa Puri me tiene preparado, a saber: guiso de carne de cabeza, escabeche de peces de río, cachuela y migas extremeñas (estas últimas para el desayuno, que en Badajoz solo llevan pan, agua, sal, ajos sin pelar partidos por la mitad y pimiento colorao). De postre: prestiños, tortas de chicharrones, piononos y, naturalmente, papones, repápalos con leche y perrunillas... con lo cual ni te cuento el nivel de saturación que ha alcanzado mi pobre organismo cuando me vuelvo para casa... feliz y contenta pero intentando no hacerme ningún análisis de sangre en 2 meses, jejeje.

    Bueno, pues a lo que íba, que me voy por las ramas cual chimpancé: que si, que me gusta la receta, que me la anoto aunque sea para prepararla con carrillada ibérica (mi corte favorito para guissar) y que muchas gracias otra vez por tan suculenta delicia.

    Aúpa Paco ¡¡¡

    ResponderEliminar
  23. Nunca lo había oído nombrar, bloguero! Gracias por enseñárnoslo! Un saludo!

    ResponderEliminar
  24. Además de la receta, que tampoco conocía ese corte del cerdo, me han encantado las fotos.

    Todas.

    Empezando por las de la misma receta, pero la última es auténticamente bestial, menudo enfoque en la lagartija.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  25. Uf, que susto cuando he leido lagarto. Entrar en la tienda y decir: "Tiene usted lagarto". Tiene algún otro nombre esta pieza de carne? Es que no me suena, a lo mejor lo llaman aquí de otra manera.
    Olé por este lagarto!!!! de tapa o como comida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Ya estaba yo pensando que en la última cacería en vez de cámara te habías llevado machete...
    No había oido nunca lo de lagarto iberico. Es cosa mía o estos animales modernos cada vez tienen más partes? (me matan los solomillos de pollo...)
    Tiene una pinta buenísima la receta.
    Un beso
    (no queda nada para el viernes!!)

    ResponderEliminar
  27. cuando he leido el título de tu entrada he pensado...lagarto???? no puede ser jijii

    tiene un color la salsa genial

    besos

    ResponderEliminar
  28. Llevo un rato mirando mi bocadillo de longaniza y las fotos de tu plato-lagarto. He intentado lamer la pantalla mientras mis ojos rezuman lágrimas como puños.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  29. Yo tengo la suerte de conocer esa parte del cerdo y os puedo decir que está riquísima aparte de barata,por lo menos aquí en la sierra de Huelva.
    Muy buena para guisos,para albóndigas....
    Yo la utilizo mucho y con tomate está rica rica.
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Pues pensaba yo que iba a ser una receta de lagarto!! jajaja... mi padre de joven, en tiempos de hambruna, comía en el pueblo, y bien ricos que estaban, dice, como el pollo...
    De todas formas, yo me quedo con el cerdo, por si acaso! jajaja
    Muy buena receta, besotes!!

    ResponderEliminar
  31. jajajaaj menos mal que lo aclaraste! se ve delicioso el plato (ahora que se lo que es ;-) ) te tengo que poner si las encuntro las fotos de las lagartijas que fotografie este verano, pero son del terreno jejej me dedico a tostarme junto a ellas...parezco una paparazzi. besosss

    ResponderEliminar
  32. Que bueno que charles con las lagartijas jajaja me ha encantado, la carne esta no la conocía pero voy a preguntar a ver si la encuentro para probarla, por supuesto con tu receta estupenda...
    Un besote

    ResponderEliminar
  33. Confieso que cuando vi el título de la receta, puse cara de asco. Ya se que un buen gastrónomo (y sabes que yo precisamente no lo soy) debe probar de todo, pero ¡lagarto!
    Me pasa por "cagaprisas" y no leer bien los textos. Si me hubiese fijado en lo de ibérico (inevitablemente unido a mi animal preferido, el cerdo) habría comprendido inmediatamente que nos ofrecias una auténtica delicia que a mi, por lo menos, me ha abierto el apetito. Hmmm, ¡Qué buena pinta!

    ResponderEliminar
  34. Pruebalo NEUS, con lagarto o con solomillo, presa, carrillera o cabeza de lomo, (si no lo encuentras) y ya verás que rico.

    Beso

    ResponderEliminar
  35. Que cosas tan ricas INMACULADA ADI te prepara tu tía cuando vas por Badajoz. yo no tengo que hacerme análisis en una temporada, jajaja, estoy por hacer una visita a tu tía....

    Un beso muy fuerte, y ya me dirás que tal te queda esta receta, en tu versión mallorquina, con otra pieza del cerdo.

    Pedro estará deseando probarlo, jajjaja.

    ResponderEliminar
  36. Un placer ANGIE, que si no encuentras con facilidad, puedes sustituir por otros cortes del cerdo.

    Besos

    ResponderEliminar
  37. Gracias ELENA BUSQUETS, yo también estoy muy contento con la foto de la lagartija...

    Con la del lagarto colorines no tanto, porque no tenía una buena cámara entonces...

    Una pena porque hice muchas fotos y vi cosas magníficas en aquel viaje a Namibia... otra vez será, si vuelvo por allí.

    ResponderEliminar
  38. ¡De muerte lenta! Con una buena barra de pan crujiente, todo lo demas sobra. Y tu me preguntas ¿Qué es poesía? 'POESIA eres tú LAGARTO'
    Beset

    ResponderEliminar
  39. Cuando lo compré en la tienda de Sanchez Romero en la localidad de Jabugo me pasaba igual, COCINERA DE BETULO y lo dije sin temblor...

    Me das 3 kg de presas y 2 de lagarto.

    Jjajajaa. Beso

    ResponderEliminar
  40. Estos cortes ANITA son tradicionales. Lo que ha cambiado es que ahora el cerdo ibérico se conoce y se distribuye, (afortunadamente).

    Lo del solomillo de pollo, es demencial, jjaajaja, a mi también me llama la atención.

    Y sí, ya estoy contando los días... nos vamos a juntar un buen grupito...

    ResponderEliminar
  41. Quedó muy bien LIDIA, el color del pisto casero, con el hervor a fuego lento y la grasita del lagarto, dieron el toque ideal.

    Animate a probarlo.

    Bss

    ResponderEliminar
  42. Animo CARUANO, que esto te lo preparas en un pis-pás. Si no ves lagarto, prueba con solomillo de cerdo en taquitos, y un poco de pisto...

    Chup chup, y a la mesa.

    Y a llorar...

    Y oye, que un buen bocata de longaniza es una delicia, si lo sabré yo.

    Nabrazo para ti también

    ResponderEliminar
  43. Bienvenida CAVARU, es verdad que era baratísima. Mi hermana vive en Aracena, y me acerqué a Jabugo a comprar en Sanchez Romero y proveerme de manjares a buen precio...

    Nos vemos por aquí, o por tu blog.

    Beso de bienvenida.

    ResponderEliminar
  44. Hola LOCASITA, es verdad que antes se comía lagarto, (yo lo he probado, no por hambre sino en otros países) y su carne recuerda al pollo y otras aves...

    Pero en este caso, el lagarto de cerdo ibérico o cualquier otro corte magro, te pueden solucionar una receta estupenda...

    Bsos

    ResponderEliminar
  45. Las lagartijas son muy fotogénicas, LOLA, y todos usamos la expresión de estar al sol como los lagartos...

    Lo único que son desconfiadas y temerosas y les cuesta tomar confianza. Si te quedas tranquila y al sol, lo normal es que te pierdan el respeto y se te acerquen, posando como la de la última foto...

    El plato, merece la pena probarlo, con pan para el moje, claro...

    Besos

    ResponderEliminar
  46. Gracias MAR, la receta es sencilla, mezclar carne y pisto, y dejar que se mezclen los sabores...

    Si no encuentras el lagarto, prueba con otra carne magra y tierna.

    El resultado te gustará seguro.

    Beso

    ResponderEliminar
  47. Lástima no vivir más cerca KOOLAU que te enviaría un tupper, que ibas a disfrutar como un rey...

    Un abrazo fuerte. Me alegra reencontrarte, ahora que se nos va nuestro ATIKUS, me ha gustado verte por aquí.

    ResponderEliminar
  48. Jajajaja, es verdad, de muerte lenta, PUCHERETE de MARI, con pan, ya ves que está presente en la foto, jajaja.

    Beso

    ResponderEliminar
  49. Pues yo no conocía el corte de carne y me lo he creído. Hay un par de pueblos en Extremadura donde acostumbraban a tomar lagarto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. Yo al igual que todos pensé que era verdad lo del lagarto jajajjaa, que susto bueno aunque no serías el 1º en comerlo.
    Te ha quedado estupendo el cerdo así no lo he comido mira que el pisto en mi casa vuela, habrá que probarlo ahhh por cierto he visto del humillo, poero también la barrita de pan que tienes escondida para el noje jajajajjaa.
    besitosss guapooo

    ResponderEliminar
  51. I like this one! It is original and looks healthy and tasty! Must be very good, and I like that you divided it into steps, it makes it easier for me to follow it, should I try it.
    Great work!
    And let me know about the seminar on Sardinian Pasta!
    Annalisa

    ResponderEliminar
  52. Claro que hay sitios donde se come el lagarto, aunque yo creo que ya en plan furtivo GOATHE que debe ser una especie protegida...

    Yo lo probé, y el yacaré (cocodrilo) también, en mis años en Latinoamérica y su sabor es similar al de las aves.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  53. Bien visto el pan detrás del humo, es fundamental para el pisto, y para esta receta de carne con tomate, querida MARÍA JOSÉ,

    Ay el moje como nos pierde...

    Besos

    ResponderEliminar
  54. Hello ANNALISA, I'm happy if you enjoyed the recipe, but I'm not sure you will find this kind of meat.

    Try with other parts of the pig, and tell me about your results.

    And nevermind about the Seminar of Sardanian recipes, we'll go next friday and hope post something about it in the weekend...

    Thank U 4 your comment

    Kisses

    ResponderEliminar
  55. Mmmm, si todos los lagartos tuvieran éste aspecto...no quedaría ni uno que sucumbiera a si encanto... me parece una verdadera maravilla tu lagarto ibérico...esa foto humeante... pues ¿¿qué quieres que te diga??, me ha dejado lanzando un suspiro al tratar de hacerme a la idea de lo riquísimo que tiene que estar eso... buff... qué hyambre y eso que acabo de merendar jejeje. Estupendas fotos que hablan por si solas futblo!!!

    ResponderEliminar
  56. A mi también me gusta mucho esa foto MARTA el humo saliendo del plato, el pan detrás invitando...

    Y también la de la lagartija que se acerca, claro, por eso la puse de propina.

    Besos

    ResponderEliminar
  57. ¡Bueno, bueno, bueno! Vaya platazo de primera que nos has preparado, no conocía el "lagarto" pero con tus fotos me parece estarlo saboreando.
    Oye... las fotos de los bichejos son muy buenas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  58. Me alegra que te guste tanto la receta como los reptiles...

    Un beso MARÍA DOLORES ANDRÉS

    Prueba a hacer esta receta o una versión con otro corte de cerdo, ya me contarás.

    ResponderEliminar
  59. Madre mía ya me había asustado jaajaja, sé que eres un hombre de mundo y pensé, ha probado ya a cocinar el lagarto ajajajaj. Pues mira, tiene una pinta excelente con esa salsita de tomate, así que pondré a prueba a mi carnicero y le preguntaré a ver si conoce esa parte del cerdo jajaj. Felicidades por lo rica y original que es esta receta. Un abrazo.....

    ResponderEliminar
  60. Me veía ya en casa de mi hermana que en su patio se le instalan lagartijas de todos los tamaños para cazarlas...jajaja. una receta riquísima, además el pisto me encanta. Las fotos como siempre espectaculares.
    besitos.

    ResponderEliminar
  61. Bravo por esta receta y bravo por esas "afotos".
    ¡Ponte un 10!

    ResponderEliminar
  62. jajajajajajaja Me ha encantado esta entrada!. Me he reido un montonazo, he disfrutado con las fotos del humeante plato y con las de las lagartijas.
    La lagrimita me ha salido a mí de la risa... jejejejeje.
    Delicioso, futuro bloguero... delicioso.
    Un besote

    ResponderEliminar
  63. Que buen plato has preparado!! Tiene un aspecto estupendo. Sobre las fotitos de las lagartijas... que quieres que te diga, a mi es que me dan repelus!! A ver si se te da por sacarle una fotito a unos boys en plena acción jejeje para alegrarme un poquito la vista, no? Todo sea por una compañera...
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  64. Gracias MARÍA JESÚS si ves que tu carnicero no lo tiene, prueba con cualquier otra pieza de cerdo (ibérico a ser posible)

    Ya verás.

    Y sí soy hombre de mundo y lo probé hace tiempo, el lagarto reptil digo, pero eso es ya otra historia...

    Beso

    ResponderEliminar
  65. Me gusta que os guste PACAS y como me gustaría ver ese patio, y llevarme la cámara...

    Beso

    ResponderEliminar
  66. Me lo pongo porque tú me lo mandas PEDRO y me alegra que te gustasen las fotos.

    De la receta no tengo duda, se´que la disfrutarías, sí señor. (le he dicho a tu contraria que te lo prepare con algún corte similar que encontréis en Mallorca)

    ResponderEliminar
  67. Hola LAUBE, me gusta que te rías, siempre es buena la risa, y si la relacionamos con nuestras recetas, mejor aún.

    Besos con lagrimitas

    ResponderEliminar
  68. Pero bueno KANELA Y LIMÓN cómo me pides que publique fotos de boys, y además en acción...

    ... va a ser que no. No sé con qué receta irían bien...

    ... salvo quizás con tus espaguetti-hot dog?

    Anda ya. Un besote.

    ResponderEliminar
  69. Cuando vi el título dije "lagarto, lagarto"; pero al leer ya me percaté de que es una pieza del cerdo a la que se le da ese nombre. Está riquísima esa carne. Otra parte del cerdo le llaman "lomo de orza?" y también está para chuparse los dedos. Saludos.

    ResponderEliminar
  70. que susto!!!cuando vi el titulo de la entrada me dije..no le pongo comentario me muero antes de comer lagarto..ja,ja soy bastante sincera y cuando veo algo que no me gusta prefiero no poner nada,al final me anime a leer la entrada y..uf!!que alivio esto es otra cosa me encanta la receta y la carne de cerdo en general.
    bss.

    ResponderEliminar
  71. Me alegro que te animaras a leer la entrada, MARIA ELENA, ¿cómo querías que recomendara comeros a los pobres lagartos, con lo que me gusta a mi la naturaleza?

    Abrazo

    ResponderEliminar
  72. Por cierto AROBOS, el lomo de orza no es una pieza diferente del cerdo, es el lomo.

    La orza es un recipiente de barro, y el lomo de orza suele ser una conserva que se hace friendo levemente las tajadas de lomo y conservándolas sumergidas en aceite.

    Eso sí, es una delicia, por supuesto

    ResponderEliminar
  73. Yo también me asusté, porque cuando era pequeño, en el pueblo de mi padre, cerca de Talavera de la Reina, salí más de una vez con mis familiares a cazar lagartos ocelados con un arpón, algunos eran enormes y luego se comían, la carne es muy parecida a las ancas de rana. Pero mejor cerdo, porque algunas especies de lagartos, como el verdinegro, están protegidos, no se si os acordáis que hace unos años a un pastor madrileño le cayó una multa de 20.000 euros o algo así por cazar un lagarto verdinegro.
    Un abrazo sin escamas.

    ResponderEliminar
  74. Exacto, yo creo MADHATTER, que no se debería comer lagarto lagarto, salvo este corte del cerdo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  75. Cuando empiezo a leer la receta, pienso, ya están de nuevo los bichos, y ahora hasta para comer, pero no, me relajo, porque el plato está para chuparse los dedos, en casa seguro que no sobraría, y vas, y ¡ZAS!, esos dos bichazos.

    Hasta la próxima. Bss.

    ResponderEliminar
  76. Nunca comeria lagarto, pero reconozco que habra sitios donde sean un manjar, pero a mi dame ese iberico que quita toas las penas, un beso

    ResponderEliminar
  77. Hola Guapo!
    Cuando leí eso de Lagarto, pensé, "alá en plan perdidos en la tribu" después leí lo de ibérico y dije, anda, el lagarto es "españó" 100%, vamos que tiene denominación de origen y todo... No iba tan mal encaminada ;-D jajaja... dejando de lado las bromas, se ve muy rica la recetita, que vamos, que si me pones una tapita no le voy a decir que no. Pa chuparse los dedines.
    Muchos besotes (sin queso que no me gusta).
    ;-D

    ResponderEliminar
  78. La verdad es que cuando leí la palabra "lagarto", me dio repelús, pero ya veque es una carne estupenda de cerdo, aunque si nos paramos a pensar, seguro que en algunos países no lo verían descabellado el comer lagarto de verdad.
    Bueno al tema, te ha que dado un plato exquisito, con una salsita deliciosa.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  79. Me tenías muy intrigada con el nombre de la receta.
    Me encanta la carne de cerdo cocinada en taquitos. Mi madre la prepara muy parecido a tí, pero con una pieza que ella llama tapilla y también resulta muy tierna.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  80. hay otra pieza del ibérico tierna (más que le secreto y la presa) que es la pluma (no se si nos referiremos a lo mismo...pero realmente está exquisita y tierna - son como recortes - pero que te voy a decir si yo del cerdo me como hasta los andares..saludos

    ResponderEliminar
  81. Tienes que acostumbrarte, MARÍA, en este blog se ponen recetas, pero a veces van con su propina, sus fotos, ya sean de flores, paisajes, insectos o animales...

    No te preocupes que no hacen nada, mujer.

    Beso

    ResponderEliminar
  82. Este quitaba las penas de verdad, MAMEN, y dejaba una carita de felicidad...

    Un besote

    ResponderEliminar
  83. Es una delicia AMANDA, te recomiendo que pruebes este corte del cerdo, si puedes encontrarlo o que lo sustituyas por otros como el lomo o el solomillo, si no accedes a pluma, cabezada o el propio lagarto.

    Igualmente saldrá riquísimo, ya verás.

    Y un beso sin queso, que no te gusta.

    ResponderEliminar
  84. En muchos sitios se comen los reptiles, pero donde esté un buen cerdito ibérico, que se quite todo lo demás.

    Gracias por comentar DELY, llevate una tapita.

    Beso

    ResponderEliminar
  85. Qué curioso. Yo uso una pieza de la ternera o del añojo, llamada tapilla, que me encanta para empanar o para hacer a la plancha, pero no sé si te refieres a lo mismo.

    El problema es que muchos de los cortes del despiece se llaman de modo diferente según las zonas.

    En cualquier caso, el lagarto no es la tapilla, es una tira alargada junto a la columna del cerdo, y ya sabes que la carne pegada al hueso es la más tierna.

    Prueba a hacerlo con esa tapilla o con un corte similar, y ya verás que rico.

    Así, puedes sorprender a tu madre, MESE

    BESOS

    ResponderEliminar
  86. Hola MANUEL TUCCI claro que conozco la pluma, una tira alargada, y veteada, y además relativamente barata, idonea para esta receta.

    Es muy muy tierna, ideal para guisos. Yo tengo unas recetas con pluma publicadas, (puedes pinchar en mis mejores recetas, a la izquierda y la verás, con unas Patathas Ruiz de la Prada)

    De hecho, en esta misma entrada ya decía que si no encontráis lagarto lo podéis sustituir por... y entre otras cito la pluma, en el segundo párrafo del post.

    Ya que te gusta tanto el cerdo y vives en Sanlúcar, hazte una excursión a Jabugo y compra unos kilos de lagarto y me cuentas... aunque supongo que podrás encontrarlo por allí.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  87. Bueno SU, una carne en taquitos cocinada en pisto, no tiene más arte, pero realmente está buenísimo.

    Lo malo, la dificultad de encontrar ese corte del cerdo, pero se puede sustituir perfectamente como he dicho a muchos comentaristas por cabeza de lomo, pluma, solomillo o cualquier carne bien tierna de cerdo.

    Un besote, Susana.

    ResponderEliminar
  88. Menudo susto me diste !
    Conste que no comen jamón las lagartijas, esas son las hormigas.
    Como te fue el viaje a Namibia ? Puedes comentar algo, si es que no lo has hecho ya ? No creo que nunca pueda ir pero..

    ResponderEliminar
  89. Hola Friko, pensaba que era a las lagartijas a las que hipnotizabas con el jamón york, jajaja. En cualquier caso eres el mago con reptiles e invertebrados, estrellas y paisajes.

    En cuanto a Namibia, es un país estupendo para recorrer, tiene su gran desierto, junto a Walvis Bay, la gran reserva de animales de Etosha Pan y otro montón de temas interesantes, como los lobitos (leones marinos) en la costa hacia el sur, donde se pueden ver las otras Cruces del Sur, (no la estrella) sino las que ponían los marineros cada vez que llegaban más lejos que el anterior, para marcar que el mundo no se había terminado allí, bosques petrificados, cocina increíble, en fin, una delicia.

    Si alguna vez tienes ocasión de ir, me lo dices, y te doy más datos, y te paso algunas direcciones de amigos y parientes que tengo por allí y que te facilitarán un poco la experiencia.

    Lástima que cuando fui, yo no tenía más que una compacta de las primeras digitales que había, y aunque hice algunas fotos interesantes, no tienen la calidad ni técnica suficiente.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  90. Genial receta, Futblo, qué gusto

    ResponderEliminar
  91. Me quito el sombrero ante la foto de la lagartija

    ResponderEliminar
  92. Que susto que me has dado, yo decía imposible que sea lagarto, pero ya veo que si que lo es pero del bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar

  93. Esto ya es una catedral. Prdón, una universidad donde aprender un poco de todo. O sea, el lagarto ni es la pluma ni es el secreto...
    La receta tiene una pinta... y vaya horas que son.
    Y los lagartos verdaderos... ¡que descarado... el segundo!

    abrazos FBLB

    CristalRasgado & LaMiradaAusente
    ________________________________

    ResponderEliminar
  94. Me tuvo un par de horas curioseando, hasta que se acercó tanto que solo pude enfocarla con el macro la parte de la cabeza.

    A mi también me gusta RAMÓN DE MIELINA muchas gracias.

    ResponderEliminar
  95. Eso es SANDY, era lagarto, pero no reptil, sino del bueno, como tu dices. De hecho, del buenísimo, puro jabugo, cerdo ibérico 100%

    Besos

    ResponderEliminar
  96. Ay mi ÑLB Qué mala hora, verdaderamente para ver blogs de cocina, incluso para ver el de uno mismo, jajajaj.

    La lagartija final es una de mis mejores fotos, o al menos de mis preferidas.

    La receta, un clásico que ya no dejaré de hacer...

    ResponderEliminar
  97. ¡¡Qué susto me llevé al leer el nombre de la receta!!
    Me parece un plato rico de esos que te sientas y que no te levantas hasta que no lo has terminado del todo. Venga a untar pan...

    Besos.

    ResponderEliminar
  98. Vaya recetita!!! cuando vi la entrada en mi blog pense,¿habra cocinado un lagarto? Me alegro que solo le tomaras fotos.

    ResponderEliminar
  99. ainssss me has recordado a una zona de extremadura en la que comian lagarto jejeje un dia mi padre me contó una receta sobre como lo hacian....besitos lagartillo jeejje

    ResponderEliminar
  100. Con esos colores, mas que un lagarto parece Nemo (esto de tener niños pequeños hace fluir la imaginación que no veas). Preciosas fotos, sobre todo el primer plano. No me imagino pedir lagarto en la carnicería ¡La que se armaría, jajaja! La receta es deliciosa!!!
    Biquiños y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
  101. Oh, qué rico. Pero me parece que son ustedes muy parcos en el comer, pues la carne encoge bastante y con trescientos grs. aquí no comemos ni dos.
    Ha nombrado usted el tomate Hida; ahora lo empiezan a anunciar, pero es de aquí al lado y por estos lares se conoce a long long time. Si se tropezara usted con el tomate Sandoval no pase de largo, se lo ruego.

    Hace años le metieron un multazo a un tipo que se comió un lagarto. Lo que me pregunto es cómo fué que lo pillaron justo en el acto de comerselo y cómo pudieron distinguir lo que era una vez cocinado.

    ResponderEliminar
  102. Así fue, SILVIA, nos lo acabamos de una sentada, jaja

    Saludos

    ResponderEliminar
  103. Esos lagartos (reptiles) solo para fotografiar, fe-i*ká, y el lagarto de cerdo ibérico, para cocinar, exactamente.

    Beso

    ResponderEliminar
  104. Ya he dicho por arriba en otro comentario SUSANA que yo he probado la carne de lagarto, y la de cocodrilo (yacaré concretamente) pero en este caso, era cerdo ibérico, guapetona.

    Besos con chispitas

    ResponderEliminar
  105. En cuanto a las cantidades, hay que tener en cuenta que la carne en este caso mengua poco, ya que la freímos ligeramente y luego la incorporamos al pisto. Además, digo 300 ó 400 gramos, para 4-5 personas. No parece mucha cantidad, pero hay que tener en cuenta:

    El pan, que se hace imprescindible para el moje de esa salsa
    Las verduras, que aumentan considerablemente el tamaño del plato final.
    Las patatas fritas o cualquier otra guarnición.

    Los productos Hida, se ven más ahora, al menos por Madrid, antes era más dificil encontrarlos, y tienen bastante buena calidad, aunque lejos de un guiso casero.

    Pero tomo nota de Sandoval, que probaré a tu salud Desanchá en cuanto lo vea.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  106. Pues yo lo pedí MARISA, JAJAJAJA, aunque en Jabugo nadie se extrañaba, tenías que ver las cantidades que se llevaba la gente, kilos y kilos para embutir, para cocinar, congelar y hasta para revender.

    Es que los precios en la carnicería de Sanchez Romero, son tirados, ya que ellos buscan solo las patas para los jamones y el resto del cerdo, casi casi lo regalan...

    Besos

    ResponderEliminar
  107. ¡Qué susto cunado leí lo del lagarto!
    Bueno, siendo como es, ya me parece bastante más apetitoso.
    Encantada de haber llegado a tu blog.
    Un saludo desde Asturias

    ResponderEliminar
  108. No sé lo que mas me gusta si el lagarto para comer si la foto de la lagartiza que está espectacular :)

    ResponderEliminar
  109. Menuda pinta, y eso que ya he cenado. y yo que ya me veia cazando lagartijas. ¡Menudo susto!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  110. AY,AY,Ay que pensé que se te había ido la olla...mira que últimamente compro cosas,que me cuesta,pero hast ael lagarto podíamos llegar jejjejeje

    buenísimo plato,debe de ser exquisito.
    Un vez mas mis felicitaciones ;))

    ResponderEliminar
  111. Pues bienvenida, CARMENPIVA y saluda a tu tierra de mi parte, una de mis preferidas, donde casi nacio mi hijo, y donde vive mi hermana.

    Me alegro que te haya gustado esta carne con pisto.

    Beso

    ResponderEliminar
  112. Hola MOIRA, los dos son muy gustosos, jajaja, la carne guisada con tomate y la foto de mi amiga la lagartija...

    Besos y arriba ese ánimo, olvidemos al plagiador.

    ResponderEliminar
  113. Qué bien que te haya gustado incluso con la tripita llena, jajaja.

    Besos Cele.

    ResponderEliminar
  114. Prueba a hacerlo SILVIA, con cualquier otro corte del cerdo, mejor si es ibérico, ya verás qué alegría en tu casa.

    ResponderEliminar
  115. jejeje! de primera vista me creí que habias cocinado un lagarto de verdad, pues la verdad nunca oí habla de esta parte del cerdo, y la verdad que tiene una pinta deliciosa.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  116. Carne de cerdo con tomate, TATIANA, bienvenida y nos seguimos, despues de ver las migas de tu suegro, ya soy incondicional, jajaj.

    ResponderEliminar
  117. Bueno, bueno, bueno... No sabíamos lo de esta pieza del cerdo llamada lagarto. Y es que me ha dado mucha alegría saberlo porque lo tengo en mi retina y nunca me había interesado por buscarlo.

    Recuerdo en el pueblo de mi padre que íbamos al único bar que había, y mi padre pedía siempre lagarto con tomate, y claro, me ofrecía y yo ¡buagghh!. Yo era chico, y me llamaba mucho la atención esto, y aunque mi padre me decía que era jamón de cerdo, nunca lo quise probar. Ahora veo que no, que no era jamón, y de verdad, es como si hubieras despejado una incognita en esos recuerdos culinarios que tenemos todos.

    Muchas gracia por postearla, y a todo esto... vaya lujazo de preparación.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  118. Me alegro de haberte transportado a esos recuerdos CARLOS DUBE y tienes toda la razón, la preparación es una delicia.

    Si no encuentras lagarto puedes probar a hacerlo con carne de jamón, pluma de ibérico o cualquier carne magra de cerdo, mejor ibérico, que te transportará a aquel bar con tu padre...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  119. ahhh!! por un momento pensé que te animaste a comer un lagarto! jaja...
    Esta carne de cerdo debe estar exquisita, que color más bonito se le ve..
    saludos
    Gaby

    ResponderEliminar

Recetas con foto paso a paso del proceso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Deja tu opinión por favor. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo, y además, así puedo contestar directamente a vuestras consultas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...