Salsa bolognesa de La cuchara de Plata

La primera receta que quería hacer desde que tengo el libro de La cuchara de plata, del que os hablaba el otro día, era una salsa bolognesa, para intentar acercarme a la deliciosa salsa que tomamos el año pasado la Rubia Azabache y yo en nuestro viaje por tierras italianas.

Vamos a preparar una estupenda salsa bolognesa o boloñesa, la salsa de carne típica de la ciudad de Bolonia en Italia, según las instrucciones del mencionado libro, considerado como uno de los mejores para recetas italianas.

El otro día, además vi otra versión buenísima, la que preparó Carlos Dube que tiene como particularidad, que incluyó leche en su preparación, lo cual me pareció muy interesante. No dejéis de ver su magnífico paso a paso.

Y ya sin más, vamos a preparar esta deliciosa salsa, idónea para cubrir unos espaguettis, o mejor aún con cintas, fetuccini, papardelle, tagliatelle o cualquier otra pasta larga, de vuestro gusto. Es también estupenda para hacer lasañas, canelones y con ella podéis hacer un pastel de carne y puré de patatas que dejará a todos los vuestros encantados.

Ingredientes para 8 personas

500 gr de carne picada (puede ser ternera, añojo), aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas de mantequilla, 1 cebolla grande, 1 rama de apio, 2 zanahorias, 1 diente de ajo, 1 vaso de vino blanco, 1 vaso de caldo de carne, tomate frito casero, sal y pimienta

Cómo hacer salsa bolognesa de La cuchara de Plata

Comenzamos poniendo a calentar la mantequilla en una sartén, y le añadimos un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra. Pochamos en él bien despacio la cebolla, picada muy pequeña.


Cuando esté transparente, añadimos el apio y la zanahoria, también muy picados, y dejamos que se vayan haciendo poco a poco. Añadimos a continuación el ajo picado y poco después, la carne picada.


Con la cuchara, seguimos moviendo, sofriendo la carne hasta que empiece a freírse  Añadimos entonces el vino blanco, y removemos un poco, como veis en la foto siguiente. 


Incorporamos el tomate frito casero bien espeso, (5 cucharadas soperas) y en cuanto se mezcla, añadimos un vaso de caldo de carne o en su defecto uno de agua. Bajamos el fuego al mínimo, y dejamos que cueza muy despacio durante UNA HORA Y MEDIA o incluso DOS HORAS. En este primer plano de la foto siguiente véis el punto que queremos obtener tras la cocción. 


Si es preciso, añadimos más agua cuando la salsa empiece a secarse. Según indica el libro, la carne deberá estar cubierta durante la primera hora de cocción, luego ya irá quedándose al descubierto hasta espesar. Ahí tenéis la secuencia, como va espesando.


Finalmente, apagamos y dejamos que se enfríe, guardando el preparado en tuppers que además se pueden congelar estupendamente, hasta su uso. 


Según indica La cuchara de plata, la salsa se puede enriquecer con salchichas desmenuzadas, y con 450 gr de champiñones laminados fritos en mantequilla e incorporados para la última media hora de cocción. Ahora, basta cocer la pasta y añadir un buen cucharón de la salsa sobre ella. Hay que hacerlo enseguida, pues la pasta se debe comer MUY caliente. Si lo deseáis podéis añadir un poco de parmesano rallado sobre la pasta y un poco de perejil, como en la foto que encabeza la entrada

Ya sabéis que esta salsa se puede enriquecer de muchas maneras, según vuestros gustos. Me acabo de acordar de los espaguetis Lazy que hice enriqueciendo esta salsa con un par de cucharadas tamaño postre de mojo picón y una de tapenade de aceitunas negras. Pero eso es otra historia, la bolognesa tradicional según la biblia de la cocina italiana es ésta. 


Y por cierto que el resultado se parece mucho a estos fetuccini que comimos en Corine Emilliane, un magnífico restaurante que os recomiendo, si vais a Roma.

Sed felices,


18 comentarios:

  1. Mira que tengo el libro de la cuchara de plata, pero viendo esta foto que has hecho, no tardaré en hacer la salsa, se ve riquísima!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Te ha quedado de escandalo!!!! Muy buena la explicación paso a paso. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Paco mándame una tupper que con el paso a paso no veas el antojo que me ha entrado
    mil besossss

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado la receta, sobre todo porque le incorporas hortalizas, que es algo que yo también hago.
    Cuando publicas salsas, siempre tomo nota de lo que explicas porque me gusta la técnica que utilizas. Quiero contarte una anécdota que me pasó con esta salsa porque estoy segura que tú me entenderás. La suelo hacer en mi cocotte a fuego lento, y una vez me descuidé y se me pego al fondo. Ni imaginas el disgusto que tuve porque suelo hacer 1 kg de carne para luego congelar y eso. Como no sabía mucho a quemado le incorporé agua, despegué el fondo y seguí la cocción hasta volver a reducir y obtener la textura que yo quería. Cual sería mi sorpresa cuando al probarla me dí cuenta de que era la mejor boloñesa que había comido nunca (Yo en Italia no la he probado jajaja) Ahora siempre lo hago así, pero claro, como le dices a la gente que casi quemas la comida para que salga bien...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Riquísima Paco, si te soy sincero esta es la salsa boloñesa que hemos hecho siempre aunque no le echáramos apio, y nos encanta con mucho tomate, como ya sabes que nos gusta :).

    Lo otro que os puse es una rareza, al parecer es la auténtica, pero no por ello mejor, es más concentrada, menos jugosa, pero de un sabor muy particular. Me encantaría que la probarais. La caramelización de la leche al rustir la carne en la sartén, la hace especial.

    Un saludo y bueno, pintaza!!

    ResponderEliminar
  6. Pues tomo nota sobre el apio, que nunca se lo puse

    ResponderEliminar
  7. yo reconozco que la pasta me gusta mas de otras maneras,pero en casa,no hay manera y no les puedo sacar de la boloñesa

    ResponderEliminar
  8. Hola sigo tu blog desde hace tiempo y me parece genial,hoy te escribo porque este fin de semana he estado en Madrid y vi el libro en el corte ingles,no lo compre porque me gustaban todooos,y me tenia que decidir,compre el de la marquesa de barebere y otro de Paul bocuse que tenia ganas,pero el próximo será ese,mientras haré esta maravillosa salsa boloñés.

    ResponderEliminar
  9. No tengo el libro, pero te tengo a ti. Se ve genial, seme está haciendo la boca agua..
    BEsicos

    ResponderEliminar
  10. Sinceramente creo que una boloñesa sin apio no es boloñesa.
    Me parece perfecta!!

    ResponderEliminar
  11. Qué rica! Me encanta la comida italiana! Y las pastas me vuelven loca!

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Tiene una pinta estupenda y la verdad no sabía que la boloñesa llevara apio, zanahoria, ... así que con tu permiso me llevo la receta :-)

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  13. tiene una pinta genial. esta salsa la preparo casi todas las semanas. Bss

    ResponderEliminar
  14. Que rica!!!! Es mi forma favorita de comer pasta, con bolognesa

    ResponderEliminar
  15. Buenísima, nunca la hice así y tengo que probarla, con apio no la comí..

    Besos
    Carmen
    www.dietamediterraneasana.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. Pako, que ganas de comerme uno de esos ricos platos de pasta... Tentador.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Una salsa perfecta con una elaboración larga pero el resultado vale la pena un plato así es para no olvidarlo nunca.
    Saludos

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...