Cómo hacer pasta de croquetas sin acabar de los nervios

Las croquetas son un alimento que nos gusta a todos, pero hay muchos lectores de este blog de cocina que me dicen que hacer la pasta de croquetas es un rollo, que les da mucha pereza y me consultan si hay alguna forma de hacer masa de croquetas sin acabar de los nervios.

Espero que esta forma que hemos usado desde siempre en casa para hacer la pasta de croquetas sin complicarnos, sin usar batidora, y sin que quede un solo grumo os pueda ser útil.

Ingredientes para una pasta de croquetas de jamón y pollo:

100 gr. de jamón serrano (si es de ibérico el sabor será mucho más intenso y como sólo son 100 gr, merece la pena el sobreprecio) 150 gr de pechuga de pollo (puede ser cocida o restos de un pollo asado), 50-75 gr de mantequilla, 4 cucharadas de harina, 1 litro de leche entera. (Opcional un huevo duro picado)



Cómo hacer pasta de croquetas:

En casa utilizamos el siguiente procedimiento. Comenzamos rehogando todos los tropezones, en una sartén, hasta que estén en su punto. Si fueran croquetas de carne picada, salteamos la carne picada para que no esté cruda en un par de cucharadas de aceite de oliva y en cuanto está, añadimos la mantequilla. Si como hoy vamos a preparar pasta de croquetas de pollo y jamón, como ya está cocinado el relleno, no necesitamos freír como si fuera carne, por lo que empezamos directamente rehogando los trozos de jamón y los de pollo con la mantequilla. 

Seguidamente, añadimos las cuatro cucharadas de harina, como en la primera foto, y removemos para que la harina se distribuya de forma uniforme cubriendo todos los tropezones como en la segunda foto. Tostamos un poco la harina, removiendo bien y ya, a partir de ahí, vamos añadiendo el líquido de a poco, con pequeños chorritos. De esta manera, no tendremos un líquido que ir espesando, sino al revés, una masa espesa que se irá diluyendo. La masa irá tomando la leche según necesite, por lo que nunca se nos formarán los grumos y prácticamente cuando llevemos entre 750 ml y el litro, habrá quedado a nuestro gusto.

Esta forma de preparar la pasta, añadiendo la leche poco a poco, es perfecta también si utilizáis productos como la leche sin lactosa de Kaiku o de otras marcas, en caso de intolerancias, ya que os permitirá disfrutar de platos habituales como las croquetas simplemente sustituyendo el tipo de leche, y como véis en las fotos, el resultado es el mismo.

Una vez la pasta de croquetas esté en su punto, añadimos si queremos los trozos de huevo duro picados del mismo tamaño aproximado que los trozos de pollo y jamón, la rectificamos de sal, le añadimos el clásico toquecito de nuez moscada, y la dejamos reposar extendida en una fuente.

Ahora hay que formar las croquetas, en pequeñas bolas, con forma cilíndrica tradicional, a nuestro gusto. Hay quien prefiere el chás-chás de las dos cucharas, hay quien usa una manga pastelera y corta en trozos los cilindros que obtiene, eso ya depende de vosotros. Una vez formadas, las empanamos pasándolas por huevo batido y pan rallado (o panko) y las freímos en abundante aceite de oliva virgen extra muy caliente.

Tras escurrirlas en un papel absorbente de cocina, las croquetas formadas por nuestra masa estarán listas para llevar a la mesa y disfrutar de este delicioso manjar, crujiente y con una textura maravillosa. Espero que este procedimiento básico os pueda resultar de interés y os venga bien.

Sed felices,




100 comentarios:

  1. Queridíiiisimo amigo, ya no hay escusa para no hacer masa de croquetas. Yo las hago como tu, pero a la hora de empanarlas, las meto en pan rallado, huevo, y otra vez pan rallado. Me gusta como quedan, pero como digo cada maestrillo tiene su librillo.

    Saludossssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a veces, Pi, lo hago con harina, huevo y pan rallado, porque el doble pan me parece excesivo. Pero efectivamente, cada uno... a su gusto.

      Besote

      Eliminar
  2. Así las hago yo exactamente, y a veces utilizo un truqui que les da una suavidad extra y es que diluyo una o dos cucharadas de maizena (depende de la cantidad) en un vasito de leche fría y se lo voy incorporando al resto de la leche.
    Un blog muy interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario Floreal, me alegra que te haya gustado el blog. Tomo nota de tu truco con la maizena. Un abrazo

      Eliminar
  3. Yo las hago igual, pero no uso mantequilla sino aceite, y las rebozo como Pi, pan-huevo-pan. Una cosa importante es poner la misma cantidad de aceite que de harina, porque si no muchas veces el relleno, misteriosamente, se ponía a salirse por un agujerito del rebozado. Me ocurrió muchas veces y me encerré un mes a hacer croquetas hasta que encontré esa solución tras variar las proporciones de varias formas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu pista Carola, aunque yo no creo que la proporción de aceite y harina sea la causa de lo del agujerito, sino lo espesa o clara que estuviera la bechamel. De todas formas, tomo nota y probaré lo de medir la proporción, aunque yo lo voy haciendo un poco a ojo. Besos.

      (Con mantequilla, está algo más cremosa la bechamel, pero con aceite está también divino)

      Eliminar
    2. Si no te pasa lo que me pasaba a mí, nada. Fue todo un misterio. Un día, después de una eternidad sin hacer croquetas, cuando me puse, al freírlas en un momento dado se empezaba a salir el relleno como por un pequeño agujerito. Y así hasta que podían quedar totalmente vacías, el rebozado como una cáscara. Alucinante.

      Después de probarlo todo, sólo dejó de pasarme haciendo eso.

      Eliminar
    3. A mi también me pasa, probare con tu truco y muchas gracias

      Eliminar
  4. Hola futuro bloguero! Este fin de semana pasado hice mis primeras croquetas y las hice exactamente así, quedaron estupendas de sabor pero la forma fue un poco cada una a su manera. Tu que haces para que se te queden todas iguales? manga pastelera o tiras de cucharas? Muchas gracias! Un saludo y decirte que soy muy fan de tu blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para formarlas, en casa solemos hacer lo de las cucharas, pero no yo (que hago la pasta) sino la Rubia que es una artista con las cucharas.

      Cuando las hacemos redondas como en la última foto, es más sencillo, y las hago sin problema. Lo de la manga pastelera es lo que más se ve por ahí, así que probablemente sea la forma más sencilla. Un abrazo y gracias por el comentario

      Eliminar
  5. pues me ha encantado esta entrada, un saludo

    ResponderEliminar
  6. Yo también las hago como pi. Para mi lo de hacer croquetas, el rollo no es hacer la masa sino dar la forma, rebozarlas y freirlas!!! Gracias de todas formas por tus enseñanzas. Lo del huevo picado para mi ha sido nuevo y eso que llevo años haciendo croquetas!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el huevo duro le da un toque muy rico a las croquteas de jamón y a las de pollo, que te recomiendo probar.

      El rollo, efectivamente es formarlas...

      Eliminar
  7. Un explicación genial. A mi lo que me pone de los nervios es el rebozado y las bolitas...

    ResponderEliminar
  8. Así las he hecho yo siempre, aunque empiezo friendo un poquico de cebolla, las cantidades las pongo siempre a ojo, hasta que veo que está a mi gusto.
    Eso si, en cuanto las tengo formadas y rebozadas, al congelador y luego las frío directamente sin descongelar.
    Mira que me gustan unas buenas croquetas!
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me parecen de lo mejor Lolah.

      En casa también las congelamos cuando nos liamos a hacer tandas y tandas de croquetas, de todo tipo. Un besote

      Eliminar
    2. Igual que Lola Homar las hago yo y mis hijos se chupan los dedos. Hasta el punto que ahora que viven fuera de casa siempre que hago tengo que congelar y guardar para mandarles.

      Eliminar
  9. Qué ganas de comerme una buena croqueta! Creo que las croquetas deberían ser patrimonio de la humanidad!!! mmmmm riquísimas.

    ResponderEliminar
  10. Yo soy una que se pone de los nervios haciendo croquetas jajaja, y mira que me encantan las caseras, pero lo pienso muchas veces antes de hacerla.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero convencerte para hacerlas mas a menudo con este pequeño truco. Besos Rosel

      Eliminar
  11. Excelente técnica y paso a paso, muy ilustrativo, la verdad a mi también me pone los nervios de punta hacer croquetas, sobre todo el rebozado.

    No conocía tu blog y ha sido un gusto conocerlo a través de las croquetas =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que hayas venido por las croquetas y espero que nos sigamos viendo. Un fuerte abrazo de bienvenida.

      Eliminar
  12. Muy practica la forma de hacer estas croquetas :)


    http://recetasdesur.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, esa era la idea de este pequeño paso a paso. Un abrazo

      Eliminar
  13. Pakus, tus recetas son buenísimas, además explicas el paso a paso genial! Yo ultimamente estoy un poco más holgazana y para dar forma echo la masa en moldes, cuando no hay tiempo y se quiere comer "casero" todo vale..jeje
    Te dejo el enlace por si le quieres echar un vistazo
    http://mamaquehayparacenar.blogspot.com/2012/01/maxi-croquetas-de-panceta-y-lacon.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del molde es una buena idea, para croquetas con formas... Un abrazo Petra

      Eliminar
  14. Muy ricas y una explicación perfecta. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  15. Pues muchas gracias por el paso a paso y la explicación, yo soy una de esas a las que las croquetas, unas veces me salen bien y otras no, a ver si de esta manera me salen siempre igual. Te han quedado perfectas.
    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta forma funciona Dely, pero ya veremos lo de darles forma que es lo que más cuesta... Un beso

      Eliminar
  16. Es casa siempre las hemos hechopor este método y nunca heos tenido ningún problema con los grumos o la textura. Son una delicia. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alisonhouse, es verdad que así, siempre salen perfectas. Otro abrazo

      Eliminar
  17. No es tan fácil como parece hacer unas buenas croquetas ¿verdad?
    Para mi la clave está en que haya la misma cantidad de harina que de aceite (yo lo prefiero a la mantequilla). Utilizo la manga pastelera, rápida y limpia. Y mi rebozado ideal es : Harina-Huevo-Pan rallado y abundante aceite caliente y no freír demasiadas a la vez. Un manjar, como las que has hecho tu.

    ¡Hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tomo nota ya que por segunda vez leo lo de la misma cantidad de harina que de aceite. (Yo prefiero mantequilla, o en su caso mezcla) para hacer el roux inicial.

      Un abrazo Carmen

      Eliminar
  18. ¿Qué te voy a decir yo? Las mías están en el blog y las he "macanizado" totalmente. La masa la hago con la Thermomix y la forma la consigo con una maquinita que me compre en Gadgets, una tienda de esas de cacharritos de todo tipo, en la que me pierdo algunas veces para poder disfrutar de todas las novedades que traen. Pero nunca me ha dado pereza hacerlas, y por si a alguien le sirve de algo diré que cuando he tenído una tarea larga para hacer en la cocina, me he preparado una bebida o un pica pica y me he puesto la TV o la música y mientras tanto voy haciendo el plato del tipo que sea...
    Muy buena explicación ¿Eh?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no tengo Thermomix, y soy amigo de darle a las varillas, con paciencia... pero según me dicen, también quedan muy bien en la máquina.

      (Yo también cocino con música, mas que con la tele)

      Besos

      Eliminar
  19. Una receta riquísima! Me la apunto ahora mismo.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Paco también las hago así o si tengo que hacer más cosas con la thermomix. Los rulos con manga pastelera, y luego harina, huevo y pan rallado con panko, todo mezclado. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta la mezcla de panko con pan rallado. Anotado!!

      Eliminar
  21. jajaja, me ha encantado el título de esta entrada, Yo suelo usar la manga pastelera. Estas tuyas tienen una pinta genial. Bss

    ResponderEliminar
  22. Gracias por el paso a paso .Para las que nos iniciamos en la cocina nos son de gran utilidad.un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Esa es la intención con estas entradas del apartado Básicos. Un abrazo y espero verte a menudo por aquí.

      Eliminar
  23. Cuando estaba en Madrid de vacaciones, lo único que comía eran croquetas...me parecía lo más delicioso que hacía la Madre de un buen amigo...ñam!!! Esto queda guardado como tesoro Paco!

    Besos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña porque Madrid es uno de los paraísos de las croquetas.

      Y las de la madre de tu buen amigo... nada que ver con las de mi madre que esas son las mejores, :P Un beso.

      Eliminar
  24. Te han quedado estupendas y muy bien el paso a paso besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Adita. Me alegro que te haya sido util.

      Eliminar
  25. Te quedaron geniales y con ese paso a paso... que bien y que ricas con el huevo duro!!!
    A mi las "co-cre-tas" (así las llamaba yo de pequeñica) me gustan de toditos los sabores.
    Besikos Lazy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he oido hasta la expresión Pro-cletas que me parece la mas exagerada.

      Me alegra que te hayan gustado

      Eliminar
  26. Qué gracia, el título de la entrada podría perfectamente referirse a mi :)) me ha encantado tu explicación y me copio la receta, a ver si esta vez no "enloquezco" en el intento :))
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial María José, me alegro que te venga bien... Un beso

      Eliminar
  27. Yo la preparo muy parecida y queda perfecta. Un besazo.

    ResponderEliminar
  28. Si no tuviese Thermomiz, no las haría jamás!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para eso es esta receta, os aseguro que hay vida más allá de la Thx... y lo digo sin tener nada en contra del maquinillo, pero hay ciertas recetas que me parece que quedan mejor "a la antigua"

      Un beso Paula.

      Eliminar
  29. No es que vaya a tomar nota... me lo voy a grabar a fuego (suave, claro). Y totalmente de acuerdo con eso de "manosear", lo del Thx creo que no lo voy a probar nunca... creo.

    ResponderEliminar
  30. Hola!! me encanta tu blog! lo leo todos los días! tengo una pregunta, tengo una hija que es alérgica al huevo.. sabes alguna manera de rebozar las croquetas sin huevo?gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el huevo actúa como pegamento para el pan rallado o el panko. Prueba con rebocina, o otras harinas que hacen esa función, o barniza las croquetas en algún líquido (leche puede ser) y quedarán muy parecidas. Un abrazo

      Eliminar
  31. La pereza se quita pronto en cuanto te pones con las manos en la masa, porque una vez que empiezas es mejor hacer muchas para reservar en el congelador. Yo las paso primero por harina, luego huevo y pan rallado.
    Para el anónimo, existe una harina, Yolanda para rebozar sin huevo, le puede ser útil.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, lo mejor es ponerse del tirón, y luego congelar los resultados. Besos

      Eliminar
  32. Realmente un truco bastante práctico jejeje
    Lo pondré en práctica!

    http://www.recetariosano.com

    ResponderEliminar
  33. ¿Y me lo dices ahora que llevo toda la santa mañana boleando croquetas? Cosa que no me importa ya que me encanta meter las manos en la masa :D
    Tengo que probar a hacer tu receta con mi pack de leche Kaiku.

    Besos.

    PD: Te he escrito varias veces y al no recibir contestación no sé si no te han llegado mis emails... ¿Cómo va lo de tu libro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me han llegado los mails, creo.

      Lo del libro, a punto ya de salir. El tema es que el de la editorial está nominado a los Goya por una peli, y ha pospuesto un poquito el proyecto, pero salimos ya mismo.. Ya te cuento.

      Eliminar
  34. De momento, mi única incursión en el mundo de las croquetas consiste en coger el tupper que me da mi madre con las suyas (las mejores de mundo) y transportarlas de su casa a mi congelador. Pero tengo ganas de hacer algún día las segundas mejores croquetas del mundo... :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las de tu madre... o las de la mía, las dejamos como ganadoras, pero las segundas mejores,... hay que hacerlas ya mismo. Organizamos concurso y quedamos para probarlas, todos con un tupper, jajaj.

      Un abrazo

      Eliminar
  35. Las haga prexticamente igual, pero me encantan muy liquidas y para que se puedan liar bien les pongo casi al final 1 cucharada de agar-agar, no le da sabor pero cuando se enfrian se quedan mucho más solidas y te permite liarlas de lujo, luego cuando las fries y las muerdes lo unico que tienes que tener es cuidado de no que marte porque son muy liquidas y suaves. Espero que te guste el truquillo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del agar agar ya lo había oído, y me parece genial para poder formarlas en frío y que luego en caliente no se note que está y salga bien líquida. El truco me ha encantado, y lo tengo que llevar a la práctica. Gracias Rosa. Un beso

      Eliminar
  36. Si se hace la masa de un día para otro y se deja en la nevera, para la formación de las bolas es mucho más facil.
    pasa buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese reposo es fundamental, si señor, para que cuaje bien la pasta y se formen mejor las croquetas. Un abrazo Carlos.

      Eliminar
  37. Lo haces ver tan fácil! Me llevo de tus consejos y tu receta porque se ven nítidas las croquetas :)

    Un saludo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  38. Así me enseñó a hacerlas mi madre y siempre quedan de muerte! Yo lo único que hago diferente es que siempre empiezo pochando cebolla, a la que añado el ingrediente de sabor escogido y a partir de ahí la harina y la leche. Ya sabes que me encanta tu blog, a seguir así. Beijinhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto Reb, la cebolla es un ingrediente perfecto si quieres hacerlo. Un abrazo

      Eliminar
  39. Hola, me ha encantado la receta, yo hago casi exactamente lo mismo, pero con un truco de mi abueli, que consite en dejar enfriar la harina cuando se ha tostado con el aceite o mantequilla, así os aseguro 100% que no salen grumos y no se porqué razón, pero pongo el relleno al final, cuando ya está acabada la bechamel, doy el último hervor y listo!!!!!!, ahh y también poco un poquito de cebolla al principio. Un saludo y gracias por el blog!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero el relleno desde el principio porque así toman más sabor pero los trucos de las abuelas son infalibles. Sigue con el la tuya!!! Un beso

      Eliminar
  40. yo encima despues de descubrir la manga esa para hacer corquetas,es una maravilla.

    ResponderEliminar
  41. hayq ue delicia se ve eso.. nunca habia ni escuchado de este plato..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Donde estás viviendo que no se conocen las croquetas??? Que cosas

      Eliminar
  42. es una propuesta perfecta, ya sabemos desde el cole que el orden de los factores no altera el producto.

    Un saludo

    http://viajealcentrodelacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  43. Acabo de entrar por primera vez en tu blog y me está gustando muchísimo. Las recetas son muy claras, muy bien escritas y descritas paso a paso. ¡Enhorabuena! Respecto a las croquetas, yo utilizo mantequilla y aceite, que me parece que es la mezcla que utilizas en la receta de la bechamel que has colgado en este blog. Aunque pienso que un roux -clásico- es la mezcla de mantequilla y harina. Pero difiero de tu receta, por lo menos de lo que se ve en las fotos, que el aparejo o los tropezones los pico bastante, pues me parece que es más agradable al comer una croqueta no encontrar pedazos que nos obliguen a masticar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto, es cosa de gustos, aunque a mi me gusta encontrar la alegría de tropezones más grandes. Un abrazo y gracias

      Eliminar
  44. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. Si quieres dejar publicidad, dimelo y te paso unas tarifas adecuadas. En todo caso dejo tu comentario sin tocar porque es la primera vez y me gusta lo que cuentas del éxito de la técnica de tu madre.

      Un abrazo también sin intermediarios. :)

      Eliminar
  45. Una pinta exquisita, gracias por la receta y las explicaciones.
    mrjamon.com

    ResponderEliminar
  46. Hola! Echo mano de tus recetas siempre que puedo, pero hay algo tras leer tu entrada que me tiene en vilo, y es cómo consigo que las croquetas queden buenas y no insípidas utilizando el pollo y la carne sobrante tras hacer cocido. Conozco a gente que lo hace y les quedan de vicio. He tratado de hacerlo en un par de ocasiones, y no he conseguido buenos resultados. Me echas una mano? Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si usas pollo asado está lleno de sabor, o si usas jamón, también. La carne cocida tiene menos sabor pero asada sí tiene todo su gusto. Si ves que falta sabor (al probar la bechamel ya terminada) puedes añadir un poco de caldo concentrado de carne, pero normalmente no será necesario. Un abrazo

      Eliminar
    2. Apuntado queda. Un abrazo. Gracias!

      Eliminar
  47. Paseando por tu blog he visto la receta de las croquetas, y yo las hago asi pero soy de las de cuchara
    Saludos

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...