Cómo hacer deliciosas brochetas de ternera a la plancha

Las brochetas de ternera son siempre bienvenidas en casa. Bueno, cuando digo las de ternera, podría añadir las de pollo, las de salmón, o cualquier receta en la que la pieza principal esté ensartada. Normalmente, las preparamos en la Barbacoa, o utilizamos un grill eléctrico o una sandwichera, pero en esta ocasión, quería enseñaros cómo hacer deliciosas brochetas de ternera a la plancha, así que vamos al lío.

A la hora de montar las brochetas, podemos utilizar un sinfín de ingredientes, alternando unos y otros para que resulten más apetecibles. Verduras, carnes, setas, pescados son algunas de las mil posibilidades que podemos usar. Seguid leyendo si queréis ver paso a paso cómo las hemos preparado para que estén tan buenas como se ven.

La carne, por supuesto es el elemento más importante. Yo, como siempre, he usado la de Cristina, de Carne Villamaría, porque me da mucha confianza la calidad de su carne y porque el precio es estupendo. Si queréis allí podéis pedir carne de ternera cortada en tacos, como he hecho yo, o si os gustan las brochetas de cerdo, no dejéis de probar sus brochetas mixtas que ya vienen con carne magra, choricitos normales, choricitos criollos argentinos y bacon.

Ingredientes para 4 brochetas


  • 500 gr de carne de ternera en tacos, 2 lonchas de bacon, 4 setas, 1 pimiento verde, 1 trozo de pimiento rojo, choricitos de pincho, 1 cebolla y 4 champiñones


Cómo hacer brochetas de ternera a la plancha


Lo primero como en todas las recetas de carne, os recomiendo sacar la carne de su envase y de la nevera dejandola que se atempere durante una hora aproximadamente. Si vais a marinar la carne, es el momento de hacerlo, sumergiéndola en la salsa que hayáis elegido y dejándola durante al menos 20 minutos. Ya haremos recetas con ese marinado, pero hoy simplemente vamos a hacer una brocheta clásica y presentarla debidamente.

Nos interesa obtener trozos de tamaño similar para que más o menos todos los ingredientes se cocinen de forma simultánea. Por eso, cortamos la cebolla en trozos de tamaño similar a los dados de carne que hayamos comprado. Lo ideal es que sean cubos o dados de aproximadamente 2 cm de lado.

Los champiñones los cortamos por la mitad y cortamos unos cuadrados similares con los pimientos tanto el rojo como el verde. Mojamos unas brochetas de madera para que aguanten bien el calor y vamos ensartando los diferentes ingredientes al gusto. 

Lo más importante es hacer bien la primera brocheta, luego es tan sencillo como copiar el orden para que las 4 salgan iguales. Yo os sugiero este orden, para obtener brochetas con 3 trozos de carne y un chorizo y el resto con productos vegetales o setas:

Carne, champi, chorizo, pimiento verde, carne, cebolla, bacon, pimiento rojo, carne, champi y tomate cherry. Así queda bien repartido y con una brocheta es una cantidad suficiente para una cena. Además siempre cabe la opción de repetir dos por persona.

Mientras vamos ensartando las brochetas, ponemos la plancha en funcionamiento para que esté bien caliente. Colocamos las brochetas y cubrimos con un hilito de aceite de oliva virgen extra. Vamos girando las brochetas y sobre la parte que esté ya cocinada, ponemos unos cristalitos de sal.

Dejamos que se hagan bien por todas las caras para que la carne y las verduras estén bien cocinadas. A la hora de llevar a la mesa, podemos hacerlo tal cual en las brochetas de madera, o si queremos darle un toque especial e impresionar a nuestros amigos o familiares... 


La espectacular brocheta colgante en la que he presentado este plato, podéis conseguirla en Tu Brocheta, donde encontraréis un montón de artículos interesantes para presentar la comida a vuestros invitados. Allí podéis ver algunas recetas, además de multitud de productos muy atractivos.

Para montar la brocheta aquí, he preferido sacar los productos de las brochetas de madera que me eran más manejables para cocinar, y después ensartarlos de nuevo (aprovechando los agujeros que dejó la madera) en la brocheta para presentarla en su soporte.


Aquí tenéis un detalle desde más cerca. Buena pinta, ¿verdad?

Después, como veis en la foto que encabeza el post, solo es sacar las piezas con una pinza e ir dejándolas en el plato para que cada cual vaya picando a su gusto. 

Viendo las carnes doradas y el choricito crujiente... uffff, qué ganas me están dando de que pase la Semana Santa para arrancar ya con la temporada de barbacoas, ¿verdad? De momento, nos conformaremos con disfrutar estas deliciosas brochetas de ternera a la plancha.

Sed felices,



4 comentarios:

  1. Que carnivoro estas ultimamente! con la carne a la piedra y esto, una delicia! a mi me encantan las brochetas, no hay que esperar a hacerlas en verano en la barbacoa. Además las hago con lo que tenga por casa, también pollo o salmón y alguna verdurita. Fabulosas las fotos, como siempre. besos

    ResponderEliminar
  2. Buenos y sabios consejos... Gracias!
    La foto espectacular... que hambre!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué rica te ha quedado la brocheta! Es curioso el soporte, sobre todo para regalar a algún cocinillas, jeje!...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Paco, gracias, nunca me había atrevido a hacerlas a la plancha, pero ahora las voy a probar.
    Saludos

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...