Gambas rojas de Garrucha. Una delicia para disfrutar en casa

Hoy vamos a cocinar con gambas rojas de Garrucha, unas deliciosas gambas rojas del Mediterráneo procedentes de la lonja que sin duda nos harán triunfar en las próximas Navidades. Este delicioso plato que os enseño hoy, cuenta con algunas elaboraciones sencillas para completar su presentación que os contaré detenidamente.

Las gambas rojas de Garrucha están tan ricas que prácticamente no necesitan nada para ayudarnos a triunfar, salvo presentarlas con una bonita presentación o lo más importante, saber cómo tratar el producto para que tenga una buena cocción o un buen tratamiento en la plancha, para sacarle su mejor partido. Hoy os daremos los mejores consejos para enseñaros a cocer gambas o a prepararlas a la plancha, así como a darles este toque especial con una bonita presentación para disfrutarlas en las fiestas navideñas.

Luego os cuento cómo hacer esta preparación que es muy sencilla aunque resulta bien vistosa como podéis ver, pero antes, veamos unos consejos para saber cómo pedirlas, cómo cocerlas y cómo cocinarlas a la plancha.

Cómo conseguir Gambas rojas


La mejor forma de disfrutar de estas gambas rojas es comprarlas directamente en la tienda on line de Gamba Roja de Garrucha. En 18 horas, pasarán del barco en que se capturan a vuestra nevera, de forma que las tendréis más frescas que si las compráis en vuestra pescadería.

El proceso es muy rápido porque ellos las compran en la lonja según llegan del barco, las colocan en una caja con una capa de hielo metido en una bolsa (para que lleguen frescas frescas pero sin contacto con el agua) y las envían a través de SEUR Frío de forma que llegan a la mañana siguiente a vuestra casa. Es comodísimo y sobre todo, rapidísimo, de forma que os llegarán en un estado insuperable como podéis ver.

Cómo hacer Gambas rojas a la plancha


Si queréis cocinar estas gambas a la plancha, podéis hacerlo de la forma tradicional, primero calentando bien la plancha o la parrilla y luego colocándolas sobre unas gotas de aceite de oliva, aproximadamente 1 minuto y medio por cada lado y otro por la parte de abajo para estas gambas de calibre II, las medianas que resultan estupendas. Si compráis las grandes de calibre I, podéis alargar el período a dos minuto y medio por cada lado más uno para la parte de abajo, para que queden en su punto.

Cómo cocer gambas rojas para que queden perfectas


Lo mejor para cocer gambas rojas es hacerlo en agua de mar. Yo compro unos envases de agua de mar limpia y lista para su uso que me vienen bien para cocer marisco y para recetas de arroces y otros platos pero también podéis utilizar agua con unos 30 g de sal por litro.

Llenamos la cacerolla, tapamos y ponemos al fuego tapada hasta que esté hirviendo a borbotones. Entonces abrimos y echamos las gambas y las dejamos cocer un minuto y medio si son de calibre I y un minuto si son de calibre II. El tiempo se cuenta desde que vuelve a hervir.

Entonces las sacamos y las pasamos a otro cazo que tendremos listo con hielo para que se enfríen rápidamente y se corte la cocción. Es importante tener el segundo cazo listo para que el proceso sea rápido. Después hay que esperar dejándolas dentro del cazo con el agua con hielo hasta que las gambas rojas se enfríen del todo.

Entonces están listas para comer, ya veis qué buen aspecto tienen y seguro que os imagináis lo ricas y jugosas que están. La carne de la gamba roja es muy tersa y su sabor es muy intenso. Y si os gusta succionar los corales de las cabezas... su sabor es increíble.

En esta ocasión, aprovechando su intenso sabor, he utilizado el coral de algunas de las cabezas de las gambas rojas de Garrucha para hacer una galleta para utilizarla en la receta con presentación que os cuento ahora.

Cómo presentar las gambas rojas cocidas


Para una fiesta con amigos o una cena familiar, os sugerimos que hagáis una bonita presentación para poder servir una o dos por persona sin excederos, pero que permitan a todos disfrutar de este manjar y valorarlo en lo que vale y en lo que cuesta.

Yo os recomiendo que si queréis comprar gamba roja, lo hagáis como yo y después las preparéis cocidas y las sirváis de forma similar a como las he presentado yo. En el plato podéis ver la gamba cocida colocada estirada en el centro acompañada de bolitas de esferificación de aceite (de venta en el supermercado), trocitos de manzana y jengibre confitado, pétalos de flores comestibles muy picados y una galleta crujiente elaborada con los jugos de las cabezas de las gambas.

Para hacer esa galleta, mezclamos los jugos de las cabezas, añadimos media cucharada de harina y un pegote de mantequilla, y algunos piñones. Vamos mezclando bien y cuando está lo estiramos sobre un papel de horno o un silpat. Después lo horneamos a 180º y lo cortamos en cuadraditos.

Seguro que os gustará el resultado. En cuanto a la gamba roja no necesita nada especial para ser un auténtico manjar; lo mejor es servirla cocida y dejar que cada uno la pele en su plato. Yo me permití retirar las patitas de la gamba para facilitar la labor a los comensales. Espero que os guste la idea y probéis pronto estas deliciosas Gambas de Garrucha procedentes de la lonja. Sed felices,







Disclaimer. He recibido una remuneración por elaborar esta receta y hacer este post

3 comentarios:

  1. Anda Paco, ya es la tercera entrada de esta maravilla que veo hoy..
    como he puesto en las otras dos ocasiones, buenísimas, lo certifico
    pero nada como comérselas en Garrucha o en cualquier pueblito de por allí :)
    un beeesito

    ResponderEliminar
  2. Ohhhh...caramba asi presentadas son toda una obra de arte...felicidades !!!!

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...