¿Qué hacer en Londres un fin de semana? London calling, una vez más

Todos los años quiero viajar otra vez al Reino Unido. Ya sea para visitar Londres, o para recorrer los preciosos pueblos del countryside, siempre hay una buena ocasión para visitar Gran Bretaña. La última vez que estuve fue en un viaje corto cuando me reuní con mis compañeros de Chowzter en la entrega de premios a la mejor street food y siempre me quedo con ganas de más.

Este año voy a ir dos o tres veces. Pronto volveré a Londres para la nueva edición de este año que además coincidirá con los premios de los 50 best restaurants que se fallarán el próximo 1 de junio. Un poco antes, pasaré unos días en las tierras altas de Escocia donde descubriré más de su gastronomía y recordaré un viaje que hice al terminar mis años universitarios.


Y siempre querré más.  Siempre querré volver a Gran Bretaña, un lugar donde siempre tengo algo que descubrir. Aprovechando los vuelos de Easyjet este año quiero repetir mi London calling una vez más y recordar mis paseos por Hyde Park, tomar el metro, o subir en la parte de arriba de un autobús cargado con las compras que haya hecho en Camden Town o en los mercadillos de Peticot Lane o Portobello Road.


¿Qué hacer en Londres una escapada de fin de semana o de cuatro o cinco días?



Ir a Londres es un plan genial para un fin de semana o para una escapada de cuatro o cinco días en los que se puede aprovechar par hacer un tour que incluya las visitas turísticas que por más que sean clásicas, a mí no me cansan. El Tower Bridge, el cambio de la guardia en Buckingham Palace y los maravillosos museos, justifican el viaje.

Las compras, los paseos, el arte y también la gastronomía, una gran desconocida si sabes qué pedir y donde comer. No todo son fish and chips (que por cierto, cuando se hacen bien son una delicia). Prueba a comer en un pub y descubre las maravillas de la cocina hindú muy representada en la capital londinense.

Comienza tu recorrido en la estación Victoria para desde allí acercarte a recorrer la zona de Buckingham Palace, (ver el cambio de la guardia) y continua paseando por St. James’s Park, hacia el Big Ben, el Parlamento Británico, la Abadía de Westminster y ver el London Eye. (Qué recuerdos de cuando estuve con la Rubia)

Entra a la Abadía de Westminster y mira los nombres de las personas allí enterradas. Tienes que encontrar al menos las de  Lewis Carrol, Charles Dickens, Isaac Newton, Ruyard Kipling, o la del actor Sir Lawrence Olivier. Incluso si te fijas, encontrarás la tumba del famoso explorador Dr. Livingstone, (supongo), entre otras...

También podrás descubrir la Silla de Coronación, con sus más de mil años de antigüedad donde coronan a todos los monarcas británicos, y en la que seguramente estará deseando sentarse el Principe Charles, (la eterna promesa) o más probablemente su hijo el principe Andrew.

Para un paseo por la zona comercial ve en metro hasta Marble Arch y camina por  Oxford Street hasta Oxford Circus, sigue por Regent Street, y entra por el lateral para ver la famosa Carnaby Street. Disfurta mirando los escaparates de las tiendas de lujo, pasa un rato con el show gratuito de magia en Hamleys, la mítica tienda de juguetes, y llega hasta Picadilly Circus y Trafalgar Square.

Contempla la columna con la Estatua de Nelson y disfruta del arte de la National Gallery. (Gratuito) Aprovecha para disfrutar de los cuadros de los Girasoles y la Silla de Van Gogh, La venus del espejo de Velázquez, un autoretrato de Rembrandt, y los cuadros de los primeros impresionistas como Degas o Monet, y los maravillosos y llenos de detalles cuadros venecianos de Canaletto.

Para cenar, ve a  la zona de Picadilly para buscar en el triángulo Picadilly-Soho-Covent Garden cualquier restaurante Hindú para cenar. Si quieres mercados, puedes ir el sábado al concurrido mercado de Portobello la mañana del sábado, en Notting Hill Gate. Por el camino, puedes pasear por Hyde Park, disfrutar de las ardillas, ver la estatua de Peter Pan y salir por Hyde Park Corner para tomar el metro a Notting Hill. Disfrutarás con las compras de ropa y objetos vintage, algunos a buen precio.

Si te quedan fuerzas, el domingo puedes ir a ver La Torre de Londres, un castillo medieval que resulta muy entretenido con la recreación de cómo fue el castillo en la época de Henry VIII, y podrás ver las capillas, dormitorios, fosos y mazmorras, las salas de tortura, y la torre donde encerraban a los prisioneros.

También te llamarán la atención los Yeoman o Beefeaters con su traje conocido por la etiqueta de la famosa Ginebra, cuya misión es proteger las joyas de la Reina y de la Corona y dar de comer a los cuervos para que así asegurarse de que se mantenga la dinastía en el poder.

Tambien el domingo es el día de Camden Town Market, quizás el mejor mercadillo del mundo. La variedad de diseños de camisetas es infinita y los precios son francamente buenos. El mercado está formado por una sucesión de mercados llamados Canal, Camden Lock y Camden Stables, y está situado a orilla de unos canales sobre el río Támesis.

También es excelente para comer, con sus puestos de street food de todo el mundo donde por unas 6 a 8 libras puedes comer de todo, y así ahorrar dinero para las compras que quieras hacer y los regalos que quieras traer...

Solo de contarlo ya tengo ganas de volver de nuevo a esta ciudad maravillosa. Ya estoy oyendo a los Clash cantarme de nuevo su magnífico London Calling. Esperadme. En mayo estaré por de nuevo en Londres, si todo va bien...

Sed felices,


2 comentarios:

  1. Me encantan los viajes, y vengo rápido a ver tu magnifica cronica.

    Besitosss.

    ResponderEliminar
  2. Tu quieres volver y yo despues de leerte de conocerlo, gracias por contarlo tan bien, bsss.

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...