Falda de ternera a baja temperatura con salsa de nueces. Receta para invitar a los amigos

Estoy muy contento con esta receta de Falda de ternera a baja temperatura con salsa de nueces porque está tan rica que es una receta perfecta para invitar a los amigos y dejarles encantados con el sabor, las texturas y nuestra buena mano en la cocina. La receta os puede parecer complicada por el nombre pero os aseguro que es una receta sencillísima que se hace sin ninguna complicación. Ya veréis.

En ella combinamos una carne barata como la falda de ternera, con una salsa hecha con Nueces de California, que nos aportarán sabor, energía y salud. La falda de ternera es un corte de carne que solemos utilizar junto al morcillo cuando hacemos cocido. Hoy comprobaremos que estos cortes baratos de la ternera, pueden darnos mucho juego si los cocinamos con la técnica de la baja temperatura dentro de una bolsa de vacío convirtiéndose en deliciosos manjares.

Si tenéis un horno Sous Vide o un circulador Anova  como el mío para cocinar a baja temperatura, lo tenéis facilísimo. Si no lo tenéis, podéis aprovechar que hay ofertas por debajo de 100 euros para acceder a esta forma de cocinar. De todas formas, se puede hacer esta receta sin estos instrumentos, con ayuda del horno como ahora os explicaré.

Ingredientes para 4 personas



  • 2 trozos de falda de ternera de 350 g cada uno
  • Pimientas verde, roja, negra, blanca y de Jamaica
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Nueces de California
  • Cebolla
  • Vino Blanco
  • Nata líquida


Cómo hacer falda de ternera a baja temperatura con salsa de nueces


Preparamos una bolsa de vacío y metemos en ella los trozos de falda de ternera. Machacamos las pimientas y las añadimos también a la bolsa. Agregamos un chorrito de nuestro mejor aceite de oliva virgen extra y tras mezclar todo bien, cerramos la bolsa sellándola al vacío.

Ponemos una cacerola con agua caliente, -35 o 40 grados son suficientes- y acoplamos en ella nuestro circulador Anova. Elegimos la temperatura destino, en este caso 55º y metemos la bolsa con la carne dentro de la cacerola, dejando que se cocine a esa temperatura durante 24 horas.  Con esa temperatura, la carne mantiene su color rojizo en el interior, pero se cocina y se ablanda, quedando perfecta para su consumo.





Si no tenéis un aparato como éste, yo os aconsejo invertir en ello pues transforma en un minuto cualquier cacerola en un roner casero y nos permite hacer recetas muy interesantes. De todas formas, también podéis usar la técnica si tenéis un horno que pueda cocinar a 55-60º. Ponéis una bandeja honda en el horno con agua, programáis a 60º y metéis dentro la bolsa al vacío con la carne.

Dejadla ahí toda la noche y por la mañana le dais la vuelta al paquete, añadiendo más agua para reponer la que se haya evaporado. Así conseguís un resultado similar, y no os asustéis por el consumo que mantener esa temperatura tan baja no lo dispara.

Salsa de nueces de California


Como buen #Nuezlover, me encanta la salsa de nueces. Para hacerla, picamos una cebolla y la ponemos en el fondo de una cazuela con un poco de aceite de oliva. La pochamos lentamente y cuando esté bien blandita, añadimos los jugos de la cocción de la carne que habrán quedado dentro de la bolsa de vacío, 100 ml de vino blanco, 150 g de nueces de California y 50 ml de agua.

Dejamos cocer durante 10 minutos y añadimos la nata líquida. Después lo trituramos con la batidora para hacer una salsa homogénea. Esta salsa, por cierto, también está buenísima con platos de pasta. Probadlo y os sorprenderá aprovechando que estamos en el #Mesdelasnueces.



Finalización de la carne y montaje de la receta 


La carne que hemos cocinado al vacío queda con un aspecto regular tras su paso por tan larga cocción. Por eso hay que pasarla por la plancha para tostar el exterior. Una vez tostada cara a cara durante un minuto como si estuviéramos haciendo un tataki, la cortamos en láminas y la servimos, añadiendo un poco de la salsa de nueces y sirviendo el resto de la salsa aparte en una salsera para que cada cual pueda añadir más a su gusto.



Ficha de la receta


  • Raciones: 4-5 personas
  • Precio: Receta económica
  • Tiempo de elaboración: 15 minutos más la cocción al vacío
  • Dificultad : Muy fácil


Con qué acompañar la falda de ternera a baja temperatura con salsa de nueces




La falda de ternera cocinada a baja temperatura con salsa de nueces es un plato muy completo que podéis mejorar añadiendo una ensalada de rúcula y canónigos con tomates de temporada para introducir elementos vegetales que nos refresquen. Servid esta receta con un vino tinto de vuestro agrado.



Seguro que ya me seguís en Instagram donde cada día subo fotos de las recetas publicadas en este blog de cocina y en otros medios como Directo al Paladar y Diario del Viajero. Por si acaso he puesto la foto para que os de acceso al link por si queréis seguirme allí también. Os dejo por hoy con esta receta de falda de ternera a baja temperatura con salsa de nueces de California y me despido de vosotros diciendo lo que os digo siempre: sed felices,


2 comentarios:

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...