La receta más sencilla de alcachofas guisadas con jamón

Hoy vamos a preparar una receta excelente para tomar como entrante, como guarnición, o para una cena ligera, no en vano todos estamos ya en plena operación bikini y seguro que habéis oído hablar que las alcachofas son estupendas para este propósito. Seguro que os suena lo de la dieta de la alcachofa. Si os da pereza comprar y elegir las mejores alcachofas y no sabéis bien cuánto hay que cortar y tirar o las alcachofas se os ponen negras, hoy estamos #desmontandomitos con Gvtarra y os voy a enseñar la receta más sencilla de alcachofas guisadas con jamón, para que las disfrutéis en cualquier momento.

Además es una de esas recetas que se hacen de principio a fin en el mismo cacharro, en este caso una skillet de LeCreuset que tengo hace mil años y que es estupenda para estas recetas porque mantiene una temperatura constante sin problema durante todo el proceso, que por otra parte, no dura más que diez minutos. Del bote de Gvtarra a la mesa, listo en 10 minutos, ¿no es super práctico?


Ingredientes para 2 personas



Un frasco de alcachofas Gvtarra
50 ml del caldo del propio bote
50 ml de vino tipo manzanilla
100 g de jamón serrano en taquitos
1 diente de ajo

Cómo hacer alcachofas guisadas con jamón


Casi da vergüenza de lo sencillo que resulta, pero quiero contaros como hacer esta receta tan sencilla, sana y sabrosa, ideal para cuando queremos cenar ligero, sin renunciar al buen sabor. Además, así podéis participar en el concurso que tiene Gvtarra en Instagram con el hashtag #desmontandomitos, cuyas bases podéis ver en  su página de Facebook. De paso, si es que aún no lo hacéis, os recomiendo que les sigáis en Instagram, (y a mí también claro) para no perderos las publicaciones.



Ponemos la sartén al fuego con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y picamos el diente de ajo. Seguidamente, abrimos el frasco de las alcachofas, es algo sencillo. Sacamos las alcachofas y las añadimos a la sartén con el ajo picado, dejando que se doren un poco.



Añadimos el caldo de la conserva, para que nos ayude a calentar las alcachofas, que mantendremos boca abajo para que se doren un poco.



Seguidamente, agregamos el vino. A mi me gusta mucho usar Manzanilla La Guita o similar, que es suave y no muy ácida, y va muy bien para aromatizar esas recetas que llevan en los ingredientes, un chorreón de vino blanco.



Cuando se vaya el líquido, agregamos los tacos de jamón serrano. Mejor así en el último momento para que no se cuezan demasiado y no aporten mucha sal, que como habéis visto no hemos añadido en todo el proceso.



Dejamos dos minutos y seguidamente damos la vuelta a las alcachofas para que la parte que está abajo, más dorada quede a la vista haciendo más atractivo el plato a la vista. Servimos inmediatamente y a disfrutar. Fácil ¿verdad?

 futurobloguero en Instagram


Si no sigues la cuenta @futurobloguero en Instagram, no verás las publicaciones que hago en Lazy Blog y en otros medios como Directo al Paladar, Diario del Viajero etc. Haz clic aquí o en la foto sobre este párrafo para no perderte nada.

Sed felices,


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...