Cómo preparar en casa la caja de Pitu de Caleya de Casa Marcial de Nacho Manzano


Cómo preparar en casa la caja de Pitu de Caleya de Casa Marcial de Nacho Manzano. Antes de entrar en este tema, os cuento los antecedentes que me llevan a escribir y contaros todo esto. Desde que comenzó la crisis de la pandemia de la Covid-19, uno de los sectores que más ha sufrido los cierres, cambios de aforos y reducción de horarios de apertura ha sido el sector de la hostelería y en particular los restaurantes. 

Por eso aunque ahora no pueda visitar todos los que me gustarían, estoy haciendo lo posible por visitar muchos en Málaga, mi provincia de residencia,  apoyando aunque sea de forma humilde su subsistencia. No basta con decir volveremos, hay que ir y gastar ahora, que es cuando más les hace falta. Y lo mismo es aplicable a los restaurantes de toda España.

Ahora es el momento de apoyarles de verdad, yendo, visitando, gastando y agradeciendo los grandes momentos que hemos pasado en sus casas, donde los grandes cocineros de nuestro país nos han hecho estar cómodos, obsequiándonos con su trabajo, sus mejores platos y vinos, y regalándonos una atención que muchos han percibido más ahora que no la tienen a diario.  

En cuanto a los restaurantes situados en otras provincias, hasta que podamos viajar libremente y con seguridad, estoy tratando de apoyarles comprando sus menús de delivery cuando es posible que me los envíen a casa

Menú delivery de Catering Manzano y libro Casa Marcial

Cuando compré el libro Casa Marcial de Planeta Gastro, hice con Nacho Manzano y familia un genial recorrido gastronómico, cocinado por muchas manos en Casa Marcial, con las visitas de los mejores cocineros del país. 

Con estos antecedentes que os he contado, a primeros de diciembre pedí a Catering Manzano una de sus tres cajas, la de Pitu de Caleya, uno de sus productos estrella. (Ellos tienen la de Pitu, la de Fabes y una mixta con ambos ingredientes). La de Fabes la tengo prevista para después de Reyes, no os quepa ninguna duda.

Al cabo de unos días me llegó a casa una estupenda caja con todos los productos y una carta con los consejos para la finalización y emplatado de los platos incluidos, que hoy os cuento aquí. Cómo preparar en casa la caja de Pitu de Caleya de Casa Marcial de Nacho Manzano, para que podáis disfrutarla como si estuvierais en Casa Marcial o en cualquiera de los restaurantes de Esther y Nacho Manzano, que acumulan tres estrellas Michelín y 5 soles de la Guía Repsol.

Ya sabéis que me encanta comer bien y que además de cocinar, suelo salir con frecuencia a visitar restaurantes, a veces para hacer una crónica, otras para hacer una crítica y la mayoría de las veces, por pura satisfacción personal, para compartir momentos de placer con la Rubia Azabache o con algunos amigos. 

A lo largo de los años, he visitado muchos grandes restaurantes, la mayoría de las veces pagando, y otras veces invitado. Así he hecho buenos amigos en restaurantes por toda España y en restaurantes de toda categoría, y todo tipo de cocina, aprendiendo muchas de sus recetas cuando las han compartido conmigo y conociendo las grandes mesas, los grandes templos del disfrute.

Hoy toca cocinar en casa lo que viene precocinado por Esther y Nacho Manzano y hasta que pueda volver a Asturias, hoy toca hacer un viaje con el estómago de la mano de estos grandes anfitriones, tras disfrutar de la lectura de su libro en el que comparten mesa con los mejores cocineros de toda España.

Qué contiene la caja de Pitu de Caleya de Catering Manzano


La caja de Pitu contiene un aperitivo o snack, las Crestas de pitu, un entrante, las famosas croquetas, y 4 raciones de arroz con pitu y 4 raciones de guiso de pitu con patatinas. 

El Snack:  paté en galletas - crestas de pitu crujiente 


El snack de crestas se hace con unas galletitas crujientes con toque picante, - francamente buenas y adictivas - que vienen acompañadas de una pequeña manga rellena de un paté de pitu. Para montarlas, echamos una porción de paté en cada cresta y si queremos cubrimos con otra galletita. Con el paté que sobre podemos hacer tostadas de pan de casa y aprovechar hasta terminar con la manga. Está buenísimo. 

El aperitivo o entrante, las croquetas



Las croquetas de Nacho Manzano compiten en calidad con las de Francis Paniego y con otras grandes croquetas de nuestro país como las de Cañitas Maite en Albacete, las de Savor en Málaga y otras grandes croquetas de nuestro país. Son croquetas tradicionales de jamón, ricas y cremosas, que vienen en una cajita con 16 unidades. 

Para freírlas, nos recomiendan hacerlo en una sartén o cazo de poco diámetro para que no haya necesidad de darles la vuelta, y así lo hacemos. Ponemos aceite de oliva virgen extra abundante y las hacemos a fuego medio para que de tiempo a que se cocinen por dentro mientras se van dorando. 

Un consejo extra, conviene sacarlas de la nevera una hora antes para que no estén frías y una vez atemperadas procedemos a freírlas por tandas. Cuando están, las sacamos a papel absorbente para retirar el exceso de aceite y listas para comer. Salen cuatro raciones de 4 croquetas de Casa Marcial cada una.


El arroz con pitu


Es un guiso de arroz de pitu, que viene repartido en tres bolsas de plástico, una con el caldo, otra con el arroz y otra con las tajadas de pitu. Lo mejor es calentar las tajadas en un baño maría para que estén ya a unos 40º - 50º C mientras preparamos todo para hacer el arroz. Calentamos también el caldo y así ganamos tiempo. 

En una paella o en una olla de gran diámetro, ponemos el caldo con las tajadas -costillas y alas del pitu de Caleya- y llevamos a ebullición. Después, una vez esté cociendo abrimos el último envase, el del arroz que ya viene rehogado, y lo cocinamos 4 minutos con el fuego al máximo y otros 13 con el fuego al mínimo. 

Se cocina de forma similar a nuestras recetas de arroz con pollo, y el resultado es un arroz con un sabor intenso. Queda suelto, perfecto de punto y lleno de sabor. Y una vez repartido, os aseguro que salen 4 buenas raciones.


El pitu con las patatinas


Para terminar el menú, otro plato delicioso, el guiso de pitu de Caleya con patatinas que se hace en nada, ya que basta calentarlo al baño María dejando que cuezan dentro con el fuego al mínimo durante 20 minutos. En ese tiempo podemos ir friendo las patatas que llegan precocidas y en un envase con la grasa del pitu. 

Viene la zanca o muslo, la entrezanca o contramuslo y una gran pechuga cortada en dos porciones, por lo que obtenemos otras cuatro grandes raciones. La salsa, muy oscura es una maravilla. Hace falta buen pan para no desperdiciar ni una pizca.


El maridaje


Para acompañar estos platos, que dan para dos comidas de cuatro personas o una comida de cuatro glotones, os recomiendo acompañar el arroz y el guiso de pitu con un vino que esté a la altura de la categoría del catering Manzano. En casa optamos por un vino de guarda de uva verdejo de Belondrade y Lurton de la añada 2019, un fantástico vino blanco que hizo las delicias de todos, combinando perfectamente o armonizando a la perfección con los platos de  Esther y Nacho Manzano.

Ahora que ya sabéis lo que contiene la caja, os diré que sale muy bien de precio porque este banquete para dos comidas de cuatro personas, puesto en casa me costó 100 euros, con el transporte incluido, por lo que el precio por persona sale 25 € (12,50€ si lo repartís en dos comidas diferentes para 4 que con las cantidades que incluye, llega perfectamente) 

Apoyad vuestra gastronomía local, id a los restaurantes con todas las precauciones y medidas de seguridad y seguir apoyando nuestra restauración. Y para los que no puedan salir o tengan limitaciones en su territorio, recordad que estos menús para enviar a casa -que tenéis por toda nuestra geografía- sirven para ayudar a subsistir a quienes se están reinventando día a día para hacernos felices en la mesa.

Cuidaos mucho, usad mascarilla y lavaos las manos a menudo. Y como siempre, sed felices, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!