Ossobuco a la milanesa. Receta paso a paso

Esta receta de Ossobuco a la milanesa, la he preparado con mucho cariño y el resultado, ha sido tremendamente espectacular. En esta entrada podréis ver paso a paso toda la preparación, y estoy convencido de que os va a encantar. Si nunca has probado este guiso tradicional italiano, aquí aprenderéis a hacerlo sin complicación ninguna, y os aseguro que en casa os van a aplaudir.

Para hacerlo, necesitamos 4 tajadas de ossobuco, mejor si son de los cuartos traseros de la ternera. El ossobuco, es la carne del morcillo, pero incluyendo el hueso de caña de la pata del animal, un hueso hueco (Osso buco) cuyo tuétano aporta untuosidad y un gran sabor al guiso, que es un estofado impresionante. 


Como sabéis, yo la carne la compro en Carne Villamaría, mi carnicería on-line que me permite obtener en casa los mejores cortes, a precios imbatibles. Si aún no habéis comprado allí, haced la prueba con este ossobuco que no os defraudará, y aprovechar las promociones, que cada mes tienen algún producto en oferta o descuentos por ser lectores de Lazy Blog.

Ingredientes para 4 personas

4 tajadas de ossobuco de ternera de un grosor de 3-4 cm, 50 gr de mantequilla, un poco de harina, una cebolla, una zanahoria, 1 rama de apio, cáscara de limón, sal, pimienta, 1/2 vaso de vino blanco, 2 cucharadas de concentrado de tomate o de tomate frito casero, 250 ml de un buen caldo de carne, cáscara de limón y perejil.

Cómo hacer ossobuco a la milanesa

Comenzamos poniendo la mantequilla en una cacerola amplia, y poco profunda, donde vamos a cocinar este guiso hasta el final. En cuanto se funde, añadiremos las piezas del ossobuco, a las que, para evitar que encojan, lo primero que hacemos es unos pequeños cortes en la piel que rodea la carne.



Una vez hechos los cortes, salpimentamos las tajadas y pasamos por harina, para darles unas vueltas en la cacerola y dorarlas un poco. Una vez han quedado doradas, las retiramos y las reservamos para hacer el fondo de verdura en el mismo aceite donde hemos dorado el ossobuco. Picamos bien la zanahoria, el apio y la cebolla, todo en trocitos de tamaño similar, y lo dejamos pochar a fuego medio. En cuanto la cebolla comience a cambiar de color, reintegramos las tajadas de ossobuco a la cazuela.



Añadimos ahora el vino blanco, y dejamos que se consuma y evapore, añadiendo después el tomate frito o el concentrado, y el caldo de carne, que prácticamente debe cubrir las tajadas, y dejamos que cueza durante 1 hora, a fuego lento. Lo ideal es tapar la cacerola para que se cocine con el vapor dentro. Durante esa hora, podéis dar la vuelta a las piezas cada 15 minutos. Hacedlo con cuidado para que no se deshaga la pieza, ni se caiga el contenido del hueso, el preciado tuétano.

Mientras, vamos a preparar la gremolata, un condimento que aporta un increíble sabor a este estofado, y que he usado también en otros platos, incluso asados, con un aporte de sabor magnífico.



Para hacer la gremolata, sacamos la cáscara de un limón, sin la parte blanca que amarga, y la picamos muy chiquitita. También podemos rallarla con un rallador especial. Después picamos una o dos ramas de perejil, también lo más pequeño que podamos y mezclamos con la cáscara de limón. La mitad de esta mezcla, la añadimos tras la hora de cocción, para que deje su sabor en la salsa, en la media hora que falta. La otra mitad, la dejamos para repartir por encima del ossobuco cuando lo sirvamos y llevemos a la mesa. Finalizada la cocción, sabremos que el ossobuco está listo cuando veamos que la carne se separa bien del hueso. En total habrá cocido aproximadamente una hora y media.

Cómo presentar el ossobuco a la milanesa

Para servir, espolvoreamos cada tajada de ossobuco con la gremolata, y colocamos las verduras a un lado y un poco de salsa. La costumbre es acompañar este ossobuco con un risotto a la milanesa, un arroz que podéis hacer con la técnica de los risottos, en el que los tuétanos de los huesos de caña se incorporan al sofrito inicial, aportando mucho sabor y untuosidad al arroz. (En unos días publico cómo hacerlo) Si no hacéis este arroz a la milanesa, también podéis preparar un risotto de setas que también armoniza muy bien con este guiso.

Os recomiendo de verdad esta receta de ossobuco a la milanesa. Es un guiso de carne, tan jugoso y meloso como la carne guisada que hacía mi abuela, pero con un sabor más exquisito, gracias a los huesos de caña y a la gremolata.

Además su precio económico, es estupendo para dar de comer a la familia, y dejarla bien llena entre la carne y la salsa, especialmente en estos tiempos en los que hay que mirar la forma de gastar un poco menos.

A lo mejor os apetece haceros un regalo apto para carnívoros.

Sed felices,




48 comentarios:

  1. Nunca compro osssobuco, y cuando lo veo en la carnicería me gustaría hacerlo, quizás por que no se cocinarlo, me guardo la receta por que seguro que me gusta y queda muy tierna. Gracias!!!Bss

    ResponderEliminar
  2. Realmente es un plato de lujo.
    Hace años de la última vez que lo tomé, precisamente en Milán (que exagerada soy, no hace tantos)... y es una delicia.
    Te quedó fabuloso

    ResponderEliminar
  3. Realmente es un plato de lujo.
    Hace años de la última vez que lo tomé, precisamente en Milán (que exagerada soy, no hace tantos)... y es una delicia.
    Te quedó fabuloso

    ResponderEliminar
  4. Que plato tan estupendo y una fabulosa explicación con sus fotos que no deja lugara a dudas. Está pa chuparse los dedos. Besiños.

    ResponderEliminar
  5. Nunca lo he comido así.
    Te ha quedado genial y no quiero ni imaginarme lo rico que tiene que estar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Muy buena receta, es una carne que me encanta. Precisamente hoy también he subido un ossobuco al blog, con P.X.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Una reeceta que quería hacerle a mi padre porque le encanta. Porbaré con la tuya.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. MAgnífica receta. Paso a paso estupendo. Un besote de Oli de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  9. que buen plato, te ha quedado espectacular, besos

    ResponderEliminar
  10. Es uno de mis guisos preferidos y de hecho lo tengo en mi blog con dos tres recetas distintas.

    Te ha quedado fantástico.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. extraordinario...!!!!
    te puedes creer que me ha llegado el olor???, de verdad!!
    Me encanta, me encanta...!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué buen aspecto Paco!. Nosotros no prepararmos Ossobuco porque a lo Lola no le motiva mucho, pero a mí me gusta mucho, algún día lo haré para mí.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás cómo se anima si lo preparas tú, si al fin y al cabo es el morcillo... Un abrazo

      Eliminar
  13. Es un plato muy especial para mi casa, hay peleas por el tuétano!! pero ahora que acabo de descubrir la gremolata, ya tengo ganas de hacerlo.
    Que interesante, cada dia se aprende algo nuevo!!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, sabes que a mi me cambió el día que probé la Gremolata. Ya me gustaba, pero me cambió totalmente el concepto. Un beso

      Eliminar
  14. ¡ Qué bueno ! Ayer comentaba "en otra cocina" que siempre lo tomo fuera de casa y la verdad, con tu paso a paso lo tengo facilísimo.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  15. Un plato estupendo. El morcillo lo utilizo habitualmente para estofar pero el ossobuco nunca lo he preparado en mi cocina... será custión de probar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto no puede quedar así, hay que hacerlo, ya verás como te gusta. Un abrazo

      Eliminar
  16. Me encanta el ossobuco. Tengo que probar la gremolata, que curioso!

    ResponderEliminar
  17. Vaya, Paco! Hemos coincidido en el osso buco, yo lo publiqué ayer. Prácticamente las dos recetas son idénticas, excepto que mi gremolata lleva un diente de ajo.
    Qué rico está, ¿verdad?.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  18. mmm que maravilla de ossobuco!!
    se ve estupendo..
    tomo nota
    un beso

    ResponderEliminar
  19. Me encanta esta receta, ya que es una carne tan gelatinosa que se chupan los dedos,saludos

    ResponderEliminar
  20. Ainssss Paco, no sé si reirme o llorar con esta entrada, porqué yo la tengo en el archivo a punto de ponerla jajaja y también con la Gremolata, en fin... Esto es así!
    Ni qué decir tiene que se ve fabuloso ese Ossobuco, para mojar pan y no parar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Ah! Se me olvidó decir que yo lo hago al horno.
    Otro saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy hago el ossobuco al horno y sale fatal. Hago como siempre a 170º para 2horas. No se puede comer se lo. Voy a hacer una prueba con este receta...Gracias para su receta!
      Un saludo

      Eliminar
    2. Cuentame. Al final, te salió bueno con mi receta, Regi?

      Eliminar
  22. En dos días he visto unas cuantas preparaciones de Ossobuco por los blogs que visito, así que se me han puesto los dientes largos y cuando vuelva de Gastronómica 2011 haré mi versión de este suculento plato.
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Nunca he preparado Ossobuco en casa, pero ya tengo un motivo para hacerlo, tu receta con esa pinta.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  24. Tu osobuco tiene un aspecto realmenrte delicioso, nunca me animo a prepararle y creo que ya va siendo hora.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. ¡qué buena pinta!! Te copio, te copio y te copio. Precisamente ayer ví osso buco pero no me atreví a comprarlo porque pensé que era muy complicado. Me has convencido!

    ResponderEliminar
  26. Ya veo que he escogido un mal día para hacerme vegetariana....

    ResponderEliminar
  27. No he hecho nunca ossobuco, y es casualidad que el otro día en la carnicería me ofrecieron porque era una buena pieza y dije uf no que no se como prepararla...ahora ya si puedo comprarla :)) besosss

    ResponderEliminar
  28. Que rico y con el hambre que tengo...como siempre!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  29. ¡He comprado ossobuco! Me he animado al leer la receta y mañana me pongo a la faena, a ver qué tal me sale...Ya te contaré...

    ResponderEliminar
  30. Que bueno, ayer por primera vez en mi vida compré ossobuco, mi marido es muy carnívoro pero en cambio no lo había hecho nunca y no tenía ni idea. Así que me pongo manos a la obre y comemos ossobuco!

    Muas!

    ResponderEliminar
  31. que buen plato, creo que nunca he preparado Osobuco , tomo nota de la receta, besitos

    ResponderEliminar
  32. Ossobuco ...plato de lujo cuando quieres lucirte en fiestas ... Os lo aseguro ... Si hay pasta y ganas este año lo propongo en cartel ... tiene una pintaaaaaaaaaaaa


    Un saludico ñ

    PD: Hazte seguidor criatura
    http://blogdeapuntesmediano.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  33. Tiene una pinta maravillosa, es una pena lo difícil que resuelta conseguir el corte ossobuco... o te acuerdas de encargarlo con tiempo o no hay manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes donde lo puedes encargar, simplemente lo pies y listo. Un abrazo

      Eliminar
  34. Seguro que esta bueniiisimo, lo probare.
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  35. Debe estar riquisimo porque la apariencia no engaña, estupenda receta. me quedo por tu blog. Saludos

    ResponderEliminar
  36. He visitado la wed de la carne Villamaria,gracias
    El Osobuco es muy rico,mi madre de vez en cuando lo ha preparado y yo para mañana lo voy a poner para comer.La salsa es lo mas rico.

    ResponderEliminar
  37. Te invito a que pases a mi cocinita

    lathermomixdeyolanda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  38. a mi mi madre hace tambien estofado pero pense que ossobuco era insulto asi como idiota o algo jo esto de la cocina es complicao

    ResponderEliminar

Recetas con foto paso a paso del proceso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Deja tu opinión por favor. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo, y además, así puedo contestar directamente a vuestras consultas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...