Cómo hacer los macarrones con queso americanos

Puede sonar simple, pero entre saber cocer unos macarrones y añadir queso rallado y saber cómo hacer los macarrones con queso americanos, hay bastante diferencia. Por eso, aunque es una receta muy sencilla, he querido enseñaros a preparar esta clásica receta italoamericana, que en casa seguro que os entusiasmará. 

El único inconveniente es que los maccheroni and cheese, son una receta bastante calórica, por lo que os recomiendo servir una ración moderada. Como resulta bastante saciante, con una ensalada y una pequeña ración tendréis una comida bien completa.

Ingredientes para 4 raciones

320 gr de macarrones, 150 ml de nata líquida espesa, 50 gr de mantequilla, 4 cucharadas de harina, 350 ml de leche entera o semidesnatada, 200 gr. de queso parmesano o del queso curado de vuestra elección, sal y pimienta al gusto.

Cómo hacer los macarrones con queso americanos

Comenzamos preparando una especie de salsa bechamel con queso incorporado. (Recuerda que aquí puedes ver cómo hacer bechamel sin grumos) En una sartén, derretimos la mantequilla, y le añadimos la harina. Removemos hasta preparar un roux, que dejamos tostar un ratito, y añadimos si hace falta un chorrito de leche para dejarlo como un puré espeso. 

Cuando empiece a burbujear, (podéis verlo bien en la tercera foto del collage) añadimos la nata líquida y mezclamos bien. A continuación, vamos añadiendo poco a poco la leche hasta obtener una bechamel algo más líquida de lo habitual. El motivo es que vamos a usar esta bechamel como salsa y no queremos que sea un mazacote espeso.  

Añadimos 150 gr de queso y lo removemos hasta que se haya integrado, siendo esta nuestra salsa para los macarrones. Al probar este preparado, veremos que tiene un potente y delicioso sabor a queso. Rectificamos de sal y si quieremos, le añadimos un pellizco de pimienta negra molida.

Cocemos los macarrones, algo menos del tiempo indicado por el fabricante, para que queden al dente o incluso un poquito más duros, ya que después vamos a cocinarlos en el horno. Escurrimos la pasta y la mezclamos con la salsa y a continuación los extendemos sobre una fuente de horno. 

Mi consejo es que uséis una fuente bien grande. Así podréis extender mucho los macarrones de forma que casi todos queden gratinados. Si usamos una fuente pequeña, sólo gratinaremos los de arriba y habrá una capa bastante alta bajo los torraditos, que son los que prefiere todo el mundo. Una vez extendidos los macarrones en la fuente, los metemos al horno, durante 15 minutos a 180º hasta que la pasta esté burbujeando.


Cubrimos con los otros 50 gr. de queso rallado y gratinamos unos cinco minutos hasta que su aspecto sea bien apetecible como en la foto de encima de este párrafo, y los llevamos a la mesa. Cuidado que estarán muy muy calientes, pero es así como debéis servirlos, para mayor disfrute de los vuestros. Los macarrones estarán en su punto, cubiertos por una salsa cremosa con un intensísimo sabor a queso y a todo el mundo le tocará una buena parte del gratinado.


Recordad que por muy buenos que estén, sólo debéis serviros una ración pequeña de este plato tan delicioso, por su gran potencia energética. Espero que ahora que sabéis cómo hacer los macarrones con queso americanos los preparéis pronto. Ya véis que es muy sencillo y os aseguro que es un plato delicioso.

Sed felices, 


Aprovecho para recordaros que estamos en los últimos 15 días de plazo para el concurso Prueba un Gran Reserva de Boffard que terminará el próximo 15 de junio. Me gustaría contar con vuestra participación, así que mirad las bases, (aquí) y si os apetece mirad también para inspiraros las recetas que han ido llegando hasta ahora. En este tercer y último período, todavía no han llegado muchas así que tendréis una buena oportunidad si os animáis. Vamos!!!

21 comentarios:

  1. Los tenemos apuntados en pendientes y un día los haremos, qué delicia... ¡mala hora ésta!

    ResponderEliminar
  2. Ay madre Paquiño.... esta también es una de mis recetas pendientes.... Que cosa más apetecible!!
    Oye y que razón tienes, después de una ración habrá que salir a dar un buen paseo, no?

    Besazos!!
    Lau.

    ResponderEliminar
  3. ¡Que bueeeeenos Paco! se ven super cremosos y ricos. De esos me comería yo una ración bien doble, no me haría falta la ensalada. Je jeje.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues no está de más conocer cómo se hace esta receta tan típica en las pelis yankis. Los probaremos sin duda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Nunca he preparado los macarrones con bechamel, y con tus "truquis" los conseguiré estupendos... Este finde caen.. besos,

    ResponderEliminar
  6. Pues la verdad es que tienen una pinta increíble... ricos, ricos.

    ResponderEliminar
  7. Mmm...que delicia!!! Lo americano nos tira mucho, y estos macarrones ni te cuento!!!

    ResponderEliminar
  8. Gratinados, qué ricos y cuánto hace que no los como.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Que buenos, yo los preparo de forma muy parecida y es que están tan ricos!!

    Bicos

    ResponderEliminar
  10. Para mi son deliciosos tal cual los has hecho, solo verlos me entran ganas de ellos , besos

    ResponderEliminar
  11. Lo de Americanos, tal vez sea así el nombre, pero yo uno de los pinitos que hice cuando tal vez tendrá unos 12/14 años, fueron unos macarrones con bechamel, no recuerdo si llevaban queso o no, pero lo que si recuerdo que mi madre me dijo "No mezcles preparados de harina, como es la bechamel, con pasta" se ve que a mi madre no le parecía muy acertada la mezcla, pero a mi me sigue gustando y la sigo haciendo, por supuesto de higos a brevas.
    Me ha traído buenos recuerdos esta preparación.
    Aunque no comente mucho, te leo todo lo que publicas, pero cada vez llego menos a lo que quiero hacer y cada vez tengo más cosas en el tintero y pensar "exagerando por supuesto" que no hace mucho podía leer dos libros a la vez. Uno con el derecho y otro con el izquierdo, pero las facultades van mermando poco a poco.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. No son light, eso es obvio, pero madre mía, que cremosidad, que delicia, me encantan, yo me apunto a un plato aunque después tenga que hacer kilómetros para bajarlos!!

    ResponderEliminar
  13. Pues así tienen que estar de morirse de buenos!!!! nunca los he preparado exactamente como explicas, pero ya veo lo que me pierdo....que pinta!!!!Besotes

    ResponderEliminar
  14. la verdad es q los americanos los hacen mogollon.yo no los hice nunca.con lo que me gusta el queso..probare.

    ResponderEliminar
  15. Vale ligeros no son, peeero apetitosos si con mayúsculas, los dejaré para cuando mi figura recupere parte de su forma original ja ja, ayss que dura es la vida con lo rico que está todo y lo que engorda. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta esta recetas y otras que he visto, me quedo de seguidora, te dejo el enlace de mi blog por si me quieres visitar, un beso...
    http://misscomiditas.blogspot.com.es/2012/01/huevos-fritos-empanados.html

    ResponderEliminar
  17. se muy rico es pero hacerlos para mi familia algo diferente para comer no hay algo mas rico que la comida americana

    ResponderEliminar
  18. Toma ya! Esto es "cocina americana en condiciones"

    Un perfecto ejemplo de que todo depende del cariño, el esmero y cómo se preparen las cosas...

    Enhorabuena!!! Un saludo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de sus recetas clásicas que más nos gusta. Un abrazo chicos

      Eliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...