Solomillo con salsa de foie

Hoy toca receta de carne, tengo ganas de comer un buen solomillo con salsa de foie, porque la mezcla de esta carne tierna y deliciosa y el sabor del foie, me parece una combinación deliciosa. Además, había preparado un foie micuit casero (en unos días os enseño la receta) y de pasó, así aprovechaba los trocitos que me sobraron al desvenarlo, al preparar la tarrina.

La receta de la salsa es una tarea de lo más sencilla, pero tiene unos sabores y aromas tan intensos que cuando la probéis diréis: ¿Por qué no haré estas salsas más a menudo? Espero que ahora, os animéis a prepararla para alegrar vuestras carnes a la plancha con este sencillo complemento.

Ingredientes para 2 personas

2 medallones de solomillo de ternera, yo compro los de Carne Villamaría, (aprox 165 gr cada uno), unos trocitos de foie fresco (aprox. 50 gr), cebolla caramelizada (aprende aquí a confitarla en sus propios azúcares sin añadir nada) y 100 ml de caldo de carne casero.


Cómo hacer los solomillos para que queden jugosos 


Sacamos la carne del envase al vacío y la dejamos a temperatura ambiente durante al menos una hora y media. Como en los paquetes de Carne Villamaría vienen tres medallones, guardamos el tercero para otra ocasión, (dudo entre picarlo a cuchillo y hacerme una super hamburguesa casera o congelarlo para hacer carpaccio, cortándolo muy fino) 

Preparamos una sartén amplia para hacer los dos medallones a la vez y la ponemos al fuego, sin añadir el aceite hasta que esté bien caliente. En una cucharada de aceite de oliva virgen extra, que añadimos ahora, ponemos los medallones de solomillo y sin sazonar, los dejo un minuto a fuego fuerte, para favorecer las reacciones de Mallard que harán que se caramelice el exterior tomando un bonito color dorado. 

No creais que con eso selláis la pieza y que no escaparán los jugos, como se suele decir de modo incorrecto; de hecho, estaremos pendientes un par de minutos, hasta que la carne empiece a "sudar" y se suelte su delicioso juguillo. En ese momento, damos la vuelta a la pieza y sazonamos la parte cocinada, (con sal fina para repartir bien el sabor). Fijaos en la imagen y veréis el jugo atravesando la "costra" de la superficie caramelizada y saliendo al exterior.


Pasados otros dos o tres minutos, nuestro solomillo está en su punto, habiendo alcanzado la temperatura idónea en su interior, que seguirá sonrosado. En las fotos de arriba, podéis ver el canto del medallón, cómo ha ido cocinándose de fuera adentro, quedando aún una pequeña zona cruda justo en el centro. En las de abajo, el solomillo ya dorado en su punto, listo para emplatar. No lo hagáis de más, o no estará bien jugoso, por favor.

Como hacer salsa de foie para alegrar los solomillos a la plancha

Entre tanto, preparamos la salsa de foie de la forma siguiente. En una sartén sin nada de aceite, ponemos el foie en trocitos, y lo rehogamos por todas partes, a fuego lento y vigilando que no se consuma. Poco a poco, soltará su grasa. En cuanto empieza a dorarse por todas partes y se ve reducido su tamaño al irse licuando, apagamos el fuego y lo reservamos.

En un cazo, reducimos el caldo de carne con la cebolla caramelizada durante 5 minutos para que se integren sus sabores y evapore un poco el agua del caldo. Ponemos en el vaso batidor el foie y su grasa (no vayáis a desaprovecharla que es lo que buscamos, su esencia) y añadimos la reducción de cebolla y caldo de carne. Incorporamos también los jugos que pueda haber soltado el solomillo durante el reposo. Trituramos y ya tenemos lista nuestra salsa de foie.


Para redondear el plato, freímos unas patatas caseras en aceite de oliva virgen extra y las salamos cuando ya estén fritas, escurridas y listas para emplatar. Montamos nuestro plato de solomillo con salsa de foie, colocando en el plato de servir un medallón de solomillo, dibujando un arco con una cucharada de la salsa y cubriendo parcialmente el solomillo con otra cucharada. 

Unas patatitas a un lado o si lo preferís por la operación bikini, unas verduras salteadas como guarnición y a la mesa, antes de que se enfríe. Ya os imaginaréis la sonrisa que tendrá vuestro acompañante cuando os vea aparecer con este plato, porque el olor de la salsa, habrá creado grandes expectativas...

Feliz fin de semana, y como siempre, procurad ser felices,



18 comentarios:

  1. Qué bueno, ya me está apeteciendo y mira que es temprano, recuerdo que tengo un solomillo congelado por alguna parte, me compro el foie, caliento la plancha y al ataque... jejej... Te invito a que visites mi blog y veas este enlace, por una buena causa, gracias: http://papelycebolla.blogspot.com.es/2012/06/premios-alpe-acondroplasia-2012.html#more

    ResponderEliminar
  2. EStupenda receta... quien puede decir que no a esto? habrá que probar esa salsita!
    bss

    ResponderEliminar
  3. Algo parecido tengo yo para comer mañana pero sin el fua, que no me gusta nada, ops!

    Genial la receta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Qué buen plato, nosotros lo hemos preparado en alguna ocasión y esta delicioso con la jugosidad que le aporta la salsa de foie. Esto me recuerda que llevo tiempo sin prepararlo en casa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Espactacular el solomillo, y de la salsa que decir...que tiene que estar para chupars elos dedos. Te felicito. Besicos

    ResponderEliminar
  6. Increíble. El solomillo es una carne deliciosa!

    ResponderEliminar
  7. Que rico se ve. Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado. Me quedo de seguidora. Besines.

    ResponderEliminar
  8. hay q reconocer q una buena carne no necesita nada,pero oye,esta salsita....tela marinera de buena

    ResponderEliminar
  9. que salsa tan rica, con un poquito de pan no dejaba ni gota en el plato ;)

    ResponderEliminar
  10. guau que recetón y que salsa. Con un poco de pan y un buen vino no veas. Besotes.

    ResponderEliminar
  11. Paco qué delicia esto se tiene que comer solo, ummm, qué aroma debe tener.Besos que me voy a comer una minibirria de ensalada, todo sea por no parecer una ballena.Besos guapo.

    ResponderEliminar
  12. ¿Qué tipo de foie hay que comprar?

    ¿Se puede congelar esta salsa para luego descongelarla al natural y calentar antes de servir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El foie debe ser foie grass fresco.

      La salsa se puede congelar perfectamente para recalentar cuando convenga, aguantando unos 4 meses en el congelador en perfecto estado. Un abrazo

      Eliminar
  13. Hola, en esto de la cocina aun estoy muy verde, quiero ir aprendiendo poco a poco... esto tiene muy buena pinta y quiero hacerlo. Solo tengo una duda, los 100ml del caldo de carne casero de donde lo saco?? No se como hacerlo. Muchas gracias por todo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes Iván. El caldo casero puedes hacerlo cociendo unos huesos de pollo o restos de un pollo asado o huesos de carne. Aquí puedes aprender a hacerlo con mis trucos

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Muy sencillo y obvio jaja, muchas gracias por tu rapida respuesta.

      Un abrazo

      Eliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...