Tartas individuales de queso y galletas Oreo. Deliciosos fracasos

Estas tartas individuales de queso y galletas Oreo son fruto de una idea que tenía en mente. Quería hacer la clásica tarta de queso en el horno, con la base de galletas y la mezcla ( a base de huevos, queso fresco o de untar, nata líquida y harina y azúcar ) servida por encima. 

Ya sabéis de mis ideas e inventos y tenía ganas de hacer la tarta dentro de papeles de hornear magdalenas de modo que quedara en dosis individuales. Para ello la idea era sustituir la base de galletas por una galleta Oreo y cubrir con la mezcla para que quedase una especie de magdalena pero con sabor, textura y demás de tarta de queso. Pero os cuento lo que pasó y por qué lo tuve que hacer dos veces...

Ingredientes para 12-16 tartas individuales de queso y galletas Oreo

12 cápsulas de papel para hacer magdalenas, 500 gr de queso crema, 200 ml de nata líquida, 4 huevos, 2 cucharadas soperas de harina, 4 cucharadas soperas de azúcar y las 12 galletas Oreo para la base 



Cómo hacer tartas individuales de queso y galletas Oreo


Para hacer nuestras tartas individuales, lo que vamos a hacer es preparar la masa de una tarta clásica de queso hecha en el horno, pero en lugar de preparar una base de galletas y mantequilla sobre un molde de tarta de unos 24-28 cm de diámetro, vamos a usar las galletas Oreo como base. O eso quería yo...

a) Primer intento

El queso que utilicé era el de Quescrem, que ya había usado en estas hamburguesas olímpicas y tanto me había gustado. Comencé mezclando los ingredientes del relleno de nuestra tarta, y cuando lo tenía bien batido, lo dejé reposar unos minutos para que se bajase el aire y se fueran las burbujas

Aproveché ese rato para poner el horno a precalentar a 180º y para colocar una galleta Oreo en cada papel de magdalena para que haga de base de nuestras tartas de queso.

Ayudado por un cazo, fui rellenando los papeles de las magdalenas sin llegar hasta arriba (aproximadamente 2/3) y las horneé a 160º hasta que la superficie tenía un bonito color dorado, aproximadamente 30 minutos. Luego las dejé enfriar dentro del horno y ya las tenía listas. 

Con la mezcla que sobre, podéis hacer otra tarta de queso en el horno, o una sin base en un molde de silicona o de aluminio, o seguir haciendo más magdalenas o tartitas individuales hasta acabar la mezcla.

(Hasta aquí mis planes originales) 

Pero no funcionó bien. Quiero decir no funcionó bien en cuanto al aspecto, porque el sabor era el que buscaba, el de la clásica tarta de queso. Cuando las tartas individuales llevaban unos cinco minutos ocurrió el primer percance. Las galletas no se quedaron abajo haciendo de base sino que subieron a la superficie y flotaban sobre la tarta de queso. Aquí podéis ver el corte, que estaba en todo caso, buenísimo.


Además eso impidió que la masa subiera como es debido y aunque estaban riquísimas, las tartitas parecían pasteles de Belém un poco arrugadillos.

b) Segundo intento

Como esto no podía quedar así, volví a hacer un segundo intento. Como no me quedaba queso fresco decidí utilizar el mascarpone de Quescrem y repetí la mezcla con el resto de los ingredientes.  

Esta vez decidí usar un molde de muffins para que la forma de la magdalena saliera mejor y no poner nada en la base y como ya sólo tenía galletas Oreo Mini, pues decidí ponerlas como adorno por encima en lugar de ponerlas como base. 

Puse mis papeles de magdalena en los huecos del molde de muffins, y rellené con la mezcla de queso y cuando empezaban a tener cierta consistencia, tras unos 8 minutos de horneado, puse dos mini Oreo encima de cada tarta individual de queso y terminé de hornearlas. Pero...

No sé si fue por el peso de las galletitas o por haber abierto el horno en mitad del proceso pero el caso es que se me hundieron en el centro. (De todas maneras estas tienen mejor pinta, quizás el queso mascarpone le fue mejor y al hacerlas dentro del molde de muffin, quedaron mejor formadas.



c) Conclusiones

Habrá más intentos, porque la idea es buena y sobre todo porque está muy buena. El sabor de las tartas, con el crujiente de la galleta tanto en las de queso normal como en las de mascarpone es estupendo y os recomiendo que probéis a hacerlas. 

Ojalá consigáis mi objetivo inicial, unas tartas individuales de queso y galletas Oreo, con la galleta en la base y hecha en un papel de magdalena. Si lo lográis, pasadme vuestra receta o un link a la misma y lo pongo aquí en lugar privilegiado. En todo caso, a veces las recetas salen y a veces no tanto. A todos nos pasa, ¿verdad?

Sed felices,







Otra tarta de queso:  Tarta de queso philadelphia con Milka
¡Deliciosa!

16 comentarios:

  1. Por favor, si lo conseguís hacer igual pero en bonito, enviadme enlaces, fotos y vuestro truco. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. MMmmmmm.............que delicia!!!!!
    En estos momentos, estoy tomando cafe sin nada......terminamos la torta de queso que hice este fin de semana......estos individualitos me vendrian GENIAL ;) se ven deliciosos!!!!!!
    sweetcakestoronto
    Besos
    miri

    ResponderEliminar
  3. Estos pastelitos individuales son geniales, y si encima llevan oreos mucho más!
    http://juegodesabores.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Holaaa, a veces pasan cosas, claro que si! y más cuando son de nuestra invención. La verdad es que no sé que haría yo para que se quedasen en el fondo. Tal vez con un poco de caramelo en cada papel se pegarían al estar este caliente. A ver si pruebo porque entre todos tenemos que sacar esta receta adelante que se lo merece de todas a todas.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja, me ha encantado tu tarta fracasada. El aspecto no será el esperado, pero como dices, el sabor tiene que ser de diez.

    Una vez a mi me pasó exactamente el mismo caso. En vez de Oreo, yo utilicé galletas waffle. La idea era la misma. Hacer la base con el barquillo de la waffle y la masa de la tarta de queso por encima. A los pocos minutos de estar en el horno contemplé como las galletas empezaban a emerger a la superficie. Pero como dices, el sabor era bueno. Y lo mejor es que todo el mundo que la comió pensó que había quedado muy bonita y original.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Como siempre, la receta es una maravilla :)
    Me la apunto.

    ResponderEliminar
  7. Me recuerda a un intento que tuve yo de hacer algo similar con algo que a lo grande sale de maravilla pero en mini, tipo magdalena no salió, pero yo seguiré insistiendo, si lo consigo te lo cuento

    ResponderEliminar
  8. Jó! alucino con la de gente que deja comentarios sin ni siquiera leer la receta.......

    Bueno pues a mí me apetece mucho probar a ver como se puede hacer, si lo consiguiera sería un honor para mí jejejeje....pero lo veo difícil, sobre todo porque tú ya has hecho varios intentos.

    Lo único que se me ocurre sería deshacer la galleta y machacarla con un poco de mantequilla como se hace con la tarta de queso normal...pero claro, esa no es la idea. Le daré unas cuantas vueltas al coco...jo, ya me has enredado.

    Besinos.

    ResponderEliminar
  9. Uhmmm Y si se moja la galleta?? Quizá si están empapadas (en leche o algo más rico, jejeje) pesan más y no suben. Ánimo porque la idea es genial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hace dias que queria yo decirte lo mismo de mojarlas ( solo con agua ), a mi me da resultado con las natillas, me da rabia que la galleta flote porque la canela no se puede poner bien, y un dia prove a ponerles peso y solo se me ocurrio eso ya que la de ponerles una piedra y hundirla como me sugirio mi hijo no acababa de gustarme

      Eliminar
  10. En la cocina hay que experimentar y poner en práctica las ideas.
    ¿Que no sale bonito? lo importante es que salga bueno y volver a intentarlo.
    Si yo te contara los fiascos que me he llevado, un montón de veces... pero siempre se aprende de los errores.
    Copio la receta, a ver si tengo tiempo y la hago y te cuento.

    Cojo la idea de los anteriores comentarios de mojar las galletas de las natillas, aunque no me molesta que se vean.

    ResponderEliminar
  11. Paco estoy contigo la idea es buena y tener un bocado de tarta de queso es una maravilla, pero siempre me invade la duda de si me quedarán bien!!, no eres el primero que le ocurre algo así, un amiga mía también le ocurrió lo mismo. Aun con todo esto lucen preciosas.

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Pensaba que si las ponias en el horno un poco antes y con peso como para las tartas (bolas de ceramica o garbanzos...ect...) y añadir el resto que es mas ligero y necesita menos coccion despues de unos minutos....o tambien pense que si lo aplastabas un poco y lo ponias en el congelador antes de rellenarlo con la masa como de magdalenas y de ponerlas al horno, les costaria mas subir a la superficie....
    Son solo suposiciones porque no probe ninguna de estas propuestas...

    ResponderEliminar
  13. Hoy buscando recetas con Oreo me he encontrado con miles de recetas de estas tartitas y me acordé de esta entrada. Te dejo la de Reyes pero hay muchas versiones...aunque supongo que a estas alturas ya te habeás olvidado, por si acaso aqui te la dejo:

    http://www.mysweetcarrotcake.com/2012/03/mini-oreo-cheesecakes-happy-100th.html

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...