Cómo limpiar un buey de mar o centolla y preparar su relleno. Receta Navideña

Ahora que sabemos cómo cocer una centolla o un buey de mar, (en este enlace puedes ver con detalle el proceso para cocer un buey de mar), (y en este otro el proceso para cocer y limpiar una centolla) vamos a aprender a limpiarlo y dejarlo listo para comer. En esta entrada podrás ver con detalle como abrir el caparazón del buey de mar o centolla, cómo retirar todo lo que no sirve y qué hacer con el coral, la carne y todo el contenido para preparar un caparazón relleno como el de la foto y deleitar a los tuyos.

El proceso es muy sencillo, así que vamos a ponernos manos a la obra. Además de la pieza de marisco cocida, necesitaremos un tomate, medio pimiento, media cebolla, un huevo duro, alcaparras, aceitunas, un chorreón de vino de Ribeiro y una cucharadita de aceite de oliva virgen extra tipo Royal o Arbequina. Empezamos abriendo y limpiando bien el buey de mar del modo siguiente:

La limpieza y el despiece


Partimos de nuestro buey recién cocido al que habremos dejado enfriar un poco pero sin meterlo en la nevera, puesto que en ella la carne se pega a las patas y cuesta mucho más sacar su delicada carne blanca. (Aquí podéis ver cómo cocer bien un buey de mar o una centolla) Lo primero que hacemos, con cuidado es quitarle las patas y las pinzas, reservándolas para después.

Ponemos el cuerpo boca abajo y abrimos la parte triangular que distingue a los machos de las hembras. En las hembras, como veis en la foto, es más redondeado, (es esa parte más naranja) y en los machos es más triangular y estrecho. Abrimos esa parte y la arrancamos, desechándola. Aprovechamos para limpiar de pequeños restos o suciedad si la hubiera.

Justo por donde hemos roto, podemos abrir el caparazón con cuidado de no romperlo, obteniendo después de abrir una pieza como la que veis en la foto siguiente. Ahí hay muchas cosas interesantes y otras que no lo son. Hay cosas aprovechables y cosas que hay que tirar. 


Lo mejor es que lo veais sobre la foto. La parte roja, el coral hay que aprovecharlo. Las piezas triangulares grisáceas de los laterales, que son parte del aparato respiratorio y de filtraje del animal hay que retirarlas y tirarlas.

Una vez limpia esa parte, tendremos unos trozos grandes blancos que podemos trocear sin dificultad con un cuchillo. Yo corto cada uno en tres partes. Damos unos golpes a las patas con el mazo del mortero o un martillo y hacemos lo mismo con las pinzas para que luego sea más fácil comerlas y esa parte la tenemos lista para consumir.




El caparazón, limpieza y relleno


En cuanto al caparazón, sacamos su interior con una cuchara y vemos que también necesita de una limpieza. En las imágenes siguientes podéis cómo tenéis que hacerlo y después ver qué hay que retirar y qué no.

Con la carne, corales y demás ingredientes vamos a hacer el relleno del caparazón. Esto se puede preparar de varias formas y con varios rellenos diferentes, yo os propongo un relleno muy sencillo en crudo y en frío, aunque otra posibilidad es el clásico relleno gratinado que se conoce con el nombre de txangurro en el País Vasco.



Picamos todos los ingredientes en trocitos muy pequeños. Hacemos lo mismo con la carne y los corales (están en una cazuela de barro en la tercera foto del montaje antes de picarlos) y lo ponemos todo en un bol. Mezclamos con cuidado. Lo tradicional es añadir un chorrito de brandy, pero en esta ocasión he preferido añadir un poco de vino de Ribeiro. Podéis usar cualquier vino blanco de vuestra zona. Añadimos también un chorrito de aceite de oliva virgen extra suave, tipo Royal o Arbequino y ligamos un poco el contenido. 



Una vez listo, colocamos el relleno dentro del caparazón, y lo ponemos en un plato junto a las patas y pinzas y los trocitos de carne blanca del interior del crustáceo y lo llevamos orgullosos a la mesa donde como mínimo nos estarán haciendo la ola. Si queréis, podéis gratinar el caparazón añadiendo un poco de pan rallado antes de meterlo en el horno, pero a mí el buey de mar y su caparazón relleno, me entusiasman en crudo, tal cual.

Sed felices,



19 comentarios:

  1. Un estupendo paso a paso! a mi marido le encantan, yo no soy tan amante del bichito, pero las patas si me gustan.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien explicado y la receta genial para los entrantes. Yo cuando acaba la cena lo lavo bien y después de seco le pongo la fecha por dentro y lo llevo a la bodega de adorno en la pared, ya hay unos cuantos centollos y bueyes. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu explicación. Unos trucos muy interesantes y el relleno con ese toque de ribeiro tiene que ser sensacional! Me apunto la idea porque me encanta comer centolla!!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues esta noche tengo dos de ellos, asi que me pondre manos a la obra. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. No sabes como disfruto de este crustáceo, pero en casa sólo como yo!!! así que cuando voy de restaurante intento comerlo, tu relleno me parece sublime!!! Me tengo que poner las pilas con tu concurso..... me va a caducar!!!! ja ja!! besote

    ResponderEliminar
  6. En la boda de una de las chachas comimos un buey de mar relleno, y siempre hemos buscado una receta para hacerlo, ahora ya tenemos la receta. Un beso.

    http://cocinandoconlaschachas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Men encanta el centollo! siempre que voy a Galicia concretamente Arteixo siempre nos comemos un buen centollo, con su carne blanca y salda. Me ha encantado la idea del relleno, se ve muy apetecible y que combina a la perfeccion. Gracias por la idea

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el centollo y el buey de mar, aunque casi siempre los prefiero tal cual, sin añadirles nada mas, pero este relleno parece muy rico

    ResponderEliminar
  9. Aupa Pakus!
    Te ha quedado genial. Por aquí le echamos un poco de nata, pan rallado, una nuez de mantequilla y a gratinar. Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Me encanta la centolla! sin duda nos muestras un relleno ideal para estas fechas! un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Muy buen tutorial y buena recets. Gracias Paco

    ResponderEliminar
  12. Que guay! y sobre todo Que pinta!!
    Con presentaciones y recetas así, es imposible que no guste la comida!!

    Muchos Besos!!!

    ResponderEliminar
  13. No encuentro por ninguna parte los ingredientes del relleno.
    Alguien me los puede soplar?
    Graciaaaaaaas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de los corales. Añade un huevo duro, pimiento verde y rojo, un tomate adujo, un poco de cebolleta y dos aceitunas, todo muy picado. Lo aliñas y adentro. Un beso y felices fiestas

      Eliminar
  14. Pero los ingredientes del relleno me podrían decir exactamente qué usas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los puedes ver en las fotos y en el anterior comentario. Huevo duro tomate pimiento aceitunas y los corales del caparazón. Un saludo.

      Eliminar
  15. Yo las verduras las pico en la thermomix, quedan de lujo y luego un chorreoncito de fino

    ResponderEliminar
  16. le falto con que se rellena, los igredientes?????

    ResponderEliminar
  17. Mira los comentarios anteriores al tuyo y las fotos para un relleno en frío. Para relleno caliente o Txangurro mira esta otra receta http://www.lazyblog.net/2016/02/como-hacer-txangurro-donostiarra-receta-centolla-horno.html

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...