Carret de cabrito con tomillo y su guarnición, cocinado con aceite de oliva virgen extra de los montes de Toledo

Una nueva receta de asado, de las que tanto nos gustan, y en especial en estas fechas prenavideñas. Hoy vamos a preparar un carret de cabrito asado en el horno con tomillo y ajo negro, acompañado de una guarnición de espinacas salteadas y puré de boniato, todo aliñado con un aceite de oliva virgen extra de calidad, procedente de la D.O. Montes de Toledo y de la variedad Cornicabra.

Esta variedad de aceituna, predominante y autóctona de la zona de Castilla La Mancha genera un aceite de mucha calidad, muy bueno tanto en crudo como para cocinar a altas temperaturas y que tiene un potente sabor en el que los matices picante y amargo destacan por su profundidad.

Por ese motivo he querido utilizar este aceite para trabajar con otros productos castellanos, como el cabrito, que encargue a Cristina de Carne Villa María, mi carnicería on line de confianza, el ajo negro, procedente de las Pedroñeras y unas matitas de tomillo. Vamos a cocinar.

Ingredientes para 3 personas


  • Un carret de cabrito, unas ramas de tomillo, aceite de oliva virgen extra de la D.O. Montes de Toledo, agua y vinagre de vino.
  • Para la guarnición un manojo de espinacas frescas, 2 boniatos, y dos dientes de ajo negro de las Pedroñeras.


Cómo hacer un carret de cabrito con tomillo y su guarnición


Lo primero que hacemos es retirar la falda del carret de cabrito, y la guardamos congelada, para hacer un guiso con patatas para más adelante. Algo tan rico como estas patatas con cordero (clic) , pero que haremos con la falda y algún otro trozo del cabrito. Esta carne está tan rica y es tan tierna que deberíamos comprarla más a menudo, os lo aseguro.

Con el costillar del cabrito ya limpio, vamos a calcular las raciones que vamos a necesitar. En este caso como quería 3 raciones de la zona de las chuletas de palo, corté los extremos (el de la punta, porque las chuletas de esa parte son muy chicas y el otro, donde ya no asoman las costillas y que es más carnoso para cocinar con él unas lentejas, por ejemplo) y los guardé también para otra ocasión. La zona central, la hemos partido en tres raciones de 4 chuletitas cada una.

En una fuente de horno, colocamos las tres porciones con la carne hacia abajo, ponemos unas ramitas de tomillo y un diente de ajo cortado por la mitad, salamos y añadimos tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra variedad Cornicabra de los Montes de Toledo y medio vaso de agua. Vamos a cocinarlo muy muy despacio, para que quede tierno, casi confitado y no se nos reseque.

En el horno precalentado a 150º, dejamos asar el cabrito durante una hora, dándole la vuelta a los 30 minutos. Aprovechamos para asar los boniatos envueltos en papel aluminio para que se asen a la vez. Tras ese tiempo, subimos el fuego a 175º y regamos con los jugos para que la carne se mantenga húmeda de vez en cuando y damos la vuelta también a los trozos de ajo y a las ramas de tomillo.

Tras otra media hora, añadimos un buen chorro de vinagre directamente sobre las tres piezas, que ponemos ahora en el centro de pie, apoyadas las unas sobre las otras para que se doren y tengan un aspecto más bonito.

Mientras, lavamos bien unas espinacas, las cortamos en trozos grandes y las cocemos durante 5 minutos en agua hirviendo con un poco de sal. Las escurrimos bien y las salteamos con un ajo laminado.



Montaje del plato y a la mesa


Trituramos el boniato y hacemos un puré añadiendo una cucharada de aceite de oliva virgen extra de la D.O. Montes de Toledo, y lo ponemos en el centro del plato. 

Apoyado en el puré colocamos el carret procurando que quede de pie. Ponemos en el lateral una cucharadita de espinacas salteadas y decoramos con un ajo negro de las Pedroñeras pelado y otro sin pelar. 

Añadimos la salsa que habremos desglasado de la fuente de horno y nos preparamos para disfrutar. Creo que el pan va a venir muy bien para esta receta. Comprad uno bueno, o hacedlo vosotros como os enseñamos aquí

Espero que os haya gustado esta receta de carret de cabrito con tomillo y guarnición de boniatos, espinacas y ajo negro que hemos cocinado con AOVE de la variedad Cornicabra y que le va estupendamente a estos sabores. Para saber más de esta variedad de aceite de la D.O. Montes de Toledo os recomiendo visitar su página en Facebook.

Sed felices,


6 comentarios:

  1. Ah! Qué bueno Paco, es una combinación divina y la elaboración también.
    Creo que sustituir la patata por el boniato hace el plato más navideño, jeje.
    Abrazos y Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  2. pues una receta perfecta para las Navidades, por ejemplo!...qué pinta!

    ResponderEliminar
  3. Que bien te ha quedado, saludos desde
    Http:// bilyrecetas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. que receta divina!!!!, aca en Argentina en la provincia de Cordoba tenemos unos cabritos muy buenos en la sierra Grande, y tambien olivares que nos dan un aceite de primerisima calidad, muy parecido a España todo. Aqui se les llama cabritos, en la Patagonia: chivitos. Un abrazo y Felices Fiestas!!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias, por descubrirme el ajo negro, no tenía ni idea de su existencia. Ya tengo ganas de probarlo. La receta parece muy apetitosa, aunque me sorprende bastante el vinagre.

    ResponderEliminar
  6. Muy rico, perfecto para estas fechas.
    Un saludo
    Lasvetajasdeserdeaqui.wordpress.com

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...