Bacalao confitado y gratinado, con alcachofas y ajo negro

Bacalao confitado y gratinado, con alcachofas y ajo negro. Hoy os quiero enseñar una receta bien sencilla aunque un poco laboriosa, con la que triunfar durante los próximos días en los que el bacalao es el rey de nuestra alimentación. Se trata de un bacalao confitado y gratinado que acompañamos de alcachofas y ajo negro que os va a encantar.

Para hacer estas recetas en las que no usamos apenas salsas ni intervienen guisos complicados, lo principal es que elijáis buenos ingredientes, que os permitan sacar todo el partido a los sabores y texturas de los alimentos. ¡¡Vamos a la cocina!!


Ingredientes para 4 personas





Cómo hacer bacalao confitado y gratinado con acachofas y ajo negro


Para hacer las alcachofas, comenzamos cortandoles el pedúnculo y las hojas exteriores, y también la punta. Fijaos en las fotos que es muy sencillo. Luego retiramos los pelitos del interior y las frotamos con un limón para que no se pongan negras. Antes de pasar a limpiar la siguiente, dejamos la que hemos preparado en un bol con agua, limón y ramitas de perejil que son muy antioxidantes.

Una vez limpias las alcachofas, las cocemos durante 5 minutos en agua con sal y ya las tenemos listas para este plato o para cualquier otro. Por cierto que estas alcachofas, son ecológicas. Ya limpias, podemos congelarlas dentro de un tupper y tenerlas preparadas para cuando las necesitemos.

El bacalao de Genuinus es espectacular. Fijaos en la calidad, la textura, el tamaño. Son unos lomos impresionantes, tersos, una compra excelente. Con uno de estos lomos, saqué cuatro buenos tacos de tamaño ración.

Para prepararlos, los cocinamos confitándolos en aceite de oliva virgen extra a unos 80º durante 5 minutos. En ese tiempo, las lascas del bacalao se comienzan a separar y queda tiernísimo como veréis en las fotos siguientes.

Una vez confitado, preparamos la muselina haciendo una mayonesa casera (o comprando una que os guste) y añadiéndole una clara montada a punto de nieve. Una vez mezclado queda una salsa esponjosa con la que cubrimos el bacalao y lo metemos al horno a 190 º para que se cocine durante unos cinco minutos hasta que se comience a dorar la costra en la parte superior.

Durante esos minutos aprovechamos para picar un ajo negro en trocitos tipo Juanolas, -¿os acordáis?- y reservarlas para completar el plato. Este ajo negro es muy interesante, ya que no repite, es muy dulzón y es muy sano.

Finalmente, ponemos en la plancha las alcachofas cocidas para darles un chamuscón y dejarlas crujientes y apetecibles, montando el plato y llevándolo a la mesa inmediatamente, dejando a nuestros comensales con una gran sonrisa.

Espero que os guste esta receta de bacalao confitado y gratinado, con alcachofas y ajo negro y que os pueda inspirar si queréis participar en el Concurso de Recetas con Bacalao que acabamos de convocar y que tiene unos premios impresionantes.

Sed felices,





2 comentarios:

  1. Hola Paco, que rico este bacalao, sobre todo si tiene ajo negro, le tiene que dar un toque buenísimo.
    Ahora miraré el concurso de recetas con bacalao.
    besos,

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo el bacalao.
    Yo a veces también lo pongo confitado y está delicioso-
    El ajo negro, a pesar de que me han hablado muy bien de él, aún no lo he utilizado y eso que se produce en el pueblo cordobés donde se cultiva el mejor ajo morado de España, Montalbán.

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...