San Jacobos de puerro y cecina, receta original para alegrar un picoteo con productos de León

san jacobos puerro cecina y panko pakus


Los San Jacobos se preparan habitualmente con un filete de lomo de cerdo abierto en libro y se rellenan con queso y jamón de York o jamón serrano. Hoy quería dar una vuelta a esta receta clásica para transformarla en un bocado elegante y sabroso. Así han surgido estos San Jacobos de puerro y cecina, ideales para alegrar un picoteo y elaborados con productos de León

Al no tener carne, se aprecia mucho el sabor de una verdura tan rica como los puerros de Sahagún, como los que utilizamos en la receta que hicimos con César del restaurante El ruedo II, la de los puerros con falso romesco y berberechos, que tanto os gustó. Pues atentos hoy que esta os va a gustar mucho también. 

Ingredientes para 2-3 personas


  • Puerros cocidos, cecina de León,  queso de fundir, harina, huevo batido y pan rallado japonés o panko

Cómo hacer San Jacobos de puerro y cecina 


Cocemos la parte blanca de los puerros y una vez en su punto, sacamos las capas exteriores del puerro. Los interiores, los guardamos para otras elaboraciones, fondos, salsas, arroces... Abrimos cada cilindro del puerro hasta formar rectángulos

Cubrimos cada rectángulo con lonchas de queso de fundir y unas buenas lonchas de cecina de León. Doblamos por la mitad de forma que el puerro quede por fuera y el relleno por dentro, procediendo a empanar nuestro San Jacobo.

Una vez formados, los pasamos por harina, huevo y panko, para conseguir un rebozado perfecto, que será muy crujiente gracias a este pan rallado estilo japonés. Freímos los San Jacobos de puerro y cecina en una sartén con aceite muy caliente, haciéndolo por tandas para que no baje la temperatura. 

Escurrimos los San Jacobos en papel absorbente y los llevamos a la mesa. Al ser de tamaño pequeño y quedar muy secos y crujientes por fuera, se pueden comer con la mano en dos bocados. No dejéis de probarlos. 

san jacobos de puerro y cecina pakus

Ficha de la receta


Tipo de receta | Fritura
Calorías | Alta
Dificultad | Fácil
Tiempo de elaboración | 30 minutos
Precio | Medio
Raciones | 2 o 3 personas


Con qué acompañar los San Jacobos de puerro y cecina




Como toda fritura, puede ser una comida que resulte saciante, por lo que la recomendamos para un aperitivo o para servir como entrante, usando raciones pequeñas de uno o dos San Jacobos de puerro y cecina de León por persona. Además, podéis servirla con los excelentes vinos de la D.O. Bierzo o de la D.O. León y de paso descubriréis unos magníficos vinos.

En Lazy Blog | Cecina de León

3 comentarios:

  1. Muy rico. La pena es que a casi nadie de mi entorno le gusta la cecina

    ResponderEliminar
  2. Ostras, que espectaculo! nunca se me habría ocurrido esta receta y ya estoy salivando. en breve experimento con ella
    muchas gracias

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!