Hojaldre de espárragos con cecina de buey y con higos asados, el entrante crujiente para sorprender en Navidad

 

Cada año, nos toca pensar el menú para las reuniones familiares y de amigos y además de un estupendo asado o un pescado al horno, también ideamos aperitivos, entrantes y otros platos para que el banquete sea un éxito. Este año os propongo que hagáis estas tartaletas de hojadre de espárragos con cecina de buey y con higos asados, con el que seguro que vais a triunfar. 

Con los productos de Cecinas Nieto, la calidad está garantizada y este año han sacado un nuevo formato de cecina de buey loncheada en sobres, que es perfecta para sacar como aperitivo o para elaborar platos como estas tartaletas que podéis tener listas en 20 minutos y dejar a todos encantados con su presentación y sabores. 

En ellas encontramos el toque amargo de los espárragos, el dulce del higo, junto al salado y umami de la cecina, completando así un aperitivo de éxito, que nos hará salirnos de los platos habituales sorprendiendo a todos con un entrante original y sabrosísimo. Además, super fácil y rápido de preparar. 

Ingredientes para 4 tartaletas


  • 1 plancha de hojaldre, mejor de calidad. (El de Lidl tiene mucha mantequilla y un sabor estupendo)
  • 16 espárragos trigueros finos (un manojo es suficiente)
  • 1 sobre de cecina de calidad premium como la Cecina de buey de Cecinas Nieto
  • 4 higos frescos (también podéis tenerlos congelados que aguantan todo el año y así los tenéis disponibles todo el año)
  • 1 huevo

Cómo hacer las tartaletas de hojaldre de espárragos con cecina de buey e higos 

Comenzamos preparando las tartaletas. Para ello, cortamos la plancha de hojaldre en cuatro tiras rectangulares. Primero en dos mitades y cada una en dos porciones para conseguir las cuatro iguales. Doblamos los bordes sobre sí mismos para que tengan un poco de relieve y acomodamos los espárragos, dos en cada uno de los laterales, o sea, cuatro en cada tartaleta. 


Precalentamos el horno a 200ºC. Barnizamos las tartaletas con huevo batido para que tomen color dorado y las horneamos durante diez minutos. Mientras tanto, cortamos los higos, retirándoles la puntita y la parte de abajo, y los cortamos en tres porciones cada uno. 


Cuando las tartaletas empiecen a tomar color, colocamos tres discos de higo en cada tartaleta, dejando que se asen los últimos dos o tres minutos de la cocción del hojaldre, para que los higos se hagan un poco y saquen más sabor. 


Mientras tanto, separamos las lonchas de cecina de buey de Cecinas Nieto y cuando sacamos las tartaletas del horno, ponemos dos buenas lonchas arrugadas formando un cogollo entre los higos, dejando que tengan volumen. 


Así tendremos un aperitivo crujiente por el hojaldre en el que contrastarán estupendamente los sabores dulces y salados, consiguiendo además un bonito colorido que impactará en los comensales. Una vez preparado, podemos dejarlo hecho y protegido con film de cocina. Luego podemos servirlo al inicio de la cena dejando que se temple en el horno durante dos o tres minutos para que no esté frío, dejándonos así tiempo de atender a nuestros familiares. 



Más en mi cuenta de Instagram @futurobloguero

Cómo servir o con qué acompañar las tartaletas de hojaldre, higos y cecina



Las tartaletas de hojaldre de higos y cecina son un excelente entrante, que podéis completar con otros platos navideños como el pastel o tarrina de salmón y aguacate o unas deliciosas almejas a la marinera, para después continuar con vuestro plato principal, ya sea carne o pescado. Hacedlas este año y veréis qué éxito tenéis con los entrantes. 

Si queréis podéis hacerlas más pequeñas en formato canapé y servirlas como un aperitivo en lugar de como un plato de entrante, aunque os aseguro que con la calidad de la cecina de buey de Cecinas Nieto y el contraste de sabores, aunque las hagáis como yo en formato grande, van a desaparecer muy rápìdo. 

Sed felices, 



Comentarios