Roastbeef cocinado a baja temperatura

Esta receta de roastbeef cocinado a baja temperatura, es una excelente preparación para las próximas fiestas navideñas. Cuando se acercan estas fechas, todos empezamos a planificar nuestros menús para las comidas y cenas familiares. Una de las recetas que es conveniente dominar, es la del rosbif o roastbeef, ya que resulta económica, siempre tiene éxito y además tiene muy buen aprovechamiento posterior.

El roastbeef, es una de las pocas aportaciones de la cocina inglesa al universo gastronómico, y es una auténtica delicia. Se trata de obtener una carne con mucho sabor, bien dorada por fuera, y con un aspecto rosado por dentro, pero no creáis que la carne queda cruda, sino cocinada pero con el color rosado. 

Aunque el roastbeef (rosbif) se puede hacer y queda prácticamente perfecto con un horneado breve (30-40 minutos) a 180º-200º, tal como lo prepara entre otros el británico Jamie Olivier, yo he preferido cocinarlo a baja temperatura, durante más tiempo, para asegurar un color rosado perfecto y uniforme, sin trozos crudos en la zona central, ni resecos en las primeras lonchas. Preparamos los ingredientes y os lo cuento paso a paso.

Ingredientes para 6-8 personas
1 pieza de lomo de buey de 2 kg, sal y pimienta.
Para el marinado, salsa soja, vino blanco, vino oloroso, pimienta, limón, ajo, laurel, aceite de oliva, romero

Cómo hacer roastbeef a baja temperatura:

Para hacer esta receta de roastbeef cocinado a baja temperatura, necesitamos, lógicamente una pieza de roastbeef, de unos dos kg aproximadamente. Ya sabéis que yo las compro on line, a Carne Villamaría, asegurandome de obtener una excelente calidad, a un precio sin competencia.

Sacamos la pieza de carne, de su envase al vacío, y la dejamos marinando durante unas 8 horas, dentro de la nevera. Para ello, preparamos el adobo en una fuente que tenga algo de fondo, acomodamos la carne, y le añadimos medio vaso de vino blanco, el jugo de medio limón, un chorreón generoso de salsa de soja, otro chorreón de vino de Jerez oloroso, dos dientes de ajo, una cucharada de pimienta, una hoja de laurel y dos ramitas de romero. Estos ingredientes podéis sustituirlos con otros de vuestro agrado. Durante el tiempo de marinado, damos la vuelta a la pieza de cuando en cuando, para que se impregne bien por todas partes.

Pasada la noche en la que habremos dejado la pieza marinando, nos pondremos a cocinar. Para ello, sacamos la carne del adobo, la secamos bien y la atamos con bramante, para que no se deforme la pieza durante el horneado. Una vez atada, dejamos la pieza a temperatura ambiente, durante una hora, para que se atempere.

Es hora de sellar la pieza, marcándola en la plancha, para que comiencen las reacciones de Maillard, caramelizando los azúcares de la carne, lo que dará un estupendo color exterior al roastbeef.  Si queréis podéis untar un poco de mostaza por el exterior, o frotar con bayas de pimienta o, como hice yo, espolvorear con tomillo y romero seco, por la parte exterior.

Ya es hora de meter la pieza al horno, yo lo hago sobre la rejilla, para que la carne no esté en contacto con el marinado, que coloco en la bandeja del horno, debajo de la rejilla. El horno lo tengo precalentado a 130º y en cuanto el líquido de la bandeja empienza a querer hervir, bajo drásticamente a 80º y lo dejo el tiempo necesario hasta que el centro de la pieza esté exactamente a 60º

Para medir esa temperatura, es imprescindible utilizar una sonda o termómetro resistente al horno, que introduciremos en varios puntos de la carne, para medir la temperatura en su centro. Yo uso una muy barata que hace sus funciones sin fallos.

Si lo hacéis así, la carne tardará entre dos horas y media y tres horas y media en alcanzar esa temperatura en su interior. Pero... el resultado es increíble, la carne está tierna como nunca, la grasa se ha convertido en una especie de gel que se deshace de puro tierno, y por dentro, el color de la carne es rosado, pero la carne no está cruda, sino asada uniformemente, cocinada hasta alcanzar su punto. 

Si os gusta la carne más hecha, seguid hasta los 65º, pero no paséis de ahí o tendréis una carne reseca como una suela. Si os gusta más crudo, podéis cortar cuando esté en 55º pero creo que la perfección está en los 60, con un magnífico color rosado, pero totalmente uniforme, sin zonas crudas de color morado, ni zonas resecas de color pardo.

En esta foto del corte, podéis verlo perfectamente. El color es rosado, incluso en las primeras lonchas, que tienden a hacerse de más. ¿Apetecible, no creéis? Cortad todas las lonchas, lo más finas que podáis, para un mejor aprovechamiento.

Tras cortar toda la carne, en lonchas finitas, tenemos todo listo para empezar a disfrutar. Con el marinado de la bandeja del horno, y la grasilla que habrá dejado caer la carne, podemos hacer una salsa riquísima, que tendrá un sabor muy intenso. Para ello, recogemos el líquido, y desglasamos la bandeja, reduciendo el conjunto dándole un hervor en un cacillo. Con unas verduritas salteadas y un pegote de puré de patata casero y espeso, tenemos un plato para hacer disfrutar a todos.

Y ahora... lo bueno, ya que las sobras de nuestra receta de roastbeef cocinado a baja temperatura, son un estupendo fiambre, que como os decía, tiene un estupendo aprovechamiento posterior. Como muestra, un sencillo sandwich, que he preparado con pan de centeno tostado, untado con un poco de mostaza antigua, tres rodajitas de tomate y unas hojas de lechuga, que os puedo asegurar (lo cené anoche) que está impresionantemente bueno.

Aquí os dejo con el primer plano del sandwich y os invito a que probéis esta forma de cocinar, a baja temperatura, que sin duda no se os olvidará.

Esta receta de roastbeef cocinado a baja temperatura, es para mí la mejor forma de preparar el roastbeef porque queda de auténtico lujo en color y textura. Pronto regresaremos con más recetas de cocina

Y como siempre os digo... Sed felices,




52 comentarios:

  1. Pacooo! no sabes como me gusta!!! suelo hacerlo bastante pero tengo que probarlo con buey, siempre lo hago con ternera. me gusta con puré, salsas dulces, de vino, chutney etc, el bocata final de infarto!!!!Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba a hacerlo a baja temperatura y verás qué cambio...

      Eliminar
  2. es muuuuy buena esta receta!!!! y como vos decis ideal para las fiestas, y la haré sin falta, gracias y muchos saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marlis. Es realmente buena, merece la pena probar y hacerlo así...

      Eliminar
  3. Su receta ha quedado registrada pra el 2º Concurso Internacional de Gastronomía.
    Ya sabe, que si es su deseo, puede participar con otra receta salada y dos dulces.
    Suerte con el Jurado
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Paco, me encanta el roastbeef. Yo lo hago de otra forma, con el horno más fuerte y poco tiempo, será cosa de probar esta receta. Me gusta más crudo.
    Suerte en el concurso.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Tengo ganas de hacer el roastbeef en casa, lo he comido en otras casas y también en un restaurante del centro, el cuál no recuerdo su nombre, y me encanta.

    Al igual que en sandwich como también presentas, es que casi te diría yo que así me gusta más ¡qué rico!.

    Es el plato perfecto para empezar a amar la mostaza...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por todos tus consejos, me vienen de maravilla.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  7. Excelente roastbeef y en su punto. Acostumbramos a hacerlo, practicamente como lo has preparado tu, aunque por aqui la calidad del vacuno, bueno, como que no es de lo mejor, la mostaza lo disimula. Saludos

    ResponderEliminar
  8. Te voy a tomar la palabra y mi siguiente rosbif lo voy a hacer como tu.

    Gracias por la receta y un beso.

    ResponderEliminar
  9. Guau pedazo de entrada, me la anoto y ya tengo carne para uno de los dias de fiesta

    ResponderEliminar
  10. Una carne digna de tener en cuenta para estas fiestas, gracias por la receta. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Buenísimo Paco, me encanta el roast beef, lo probaré de esta manera, las carnes a baja temperatura quedan muy bien, yo suelo hacer así el cordero. probaré tu receta.
    Un beso.
    Claudia

    ResponderEliminar
  12. Mucha suerte en el concurso wapo el roastbeef te ha quedado de lujo y sin duda tenia que estar de muete lenta esas fotos hablan por si solas.
    Bicos mil.

    ResponderEliminar
  13. Esta receta te ha queddao perfecta, se ve el roosbeef en su punto.Con el pure y tambien el bocata debe estar d emuerte.

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Que buena idea!! pues puede que en estas fiestas prepare esta receta.
    Comida resuelta!!

    Gracias milll.

    ResponderEliminar
  15. Una carne estupenda y encima de buey que me encanta es una carne con mucho más cuerpo que la ternera. Riquísima receta, ideal para estas fiestas, aunque yo me la llevo para cualquier época del año.

    Muchísima suerte en el concurso, a ver si yo también me animo.

    un beso

    ResponderEliminar
  16. Una receta ideal para cocinar en Navidad, tanto en casa como en cualquier restaurante. Nos parece perfecta para cambiar del típico cordero o cochinillo que suele ser lo más solicitado en estas fiestas.

    perfecto, lo colgaremos en nuestro fbk


    Electrolux Professional

    ResponderEliminar
  17. Te ha quedado estupendo, a mí este tipo de preparación siempre me ha parecido un poco seca, pero a ti se te ve muy bien.
    UN besín.

    ResponderEliminar
  18. Nnca lo había hecho a baja temperatura, tendré que probar. Y el sandwich que nos pones con las sobras tiene una pinta bueniisima!

    ResponderEliminar
  19. Paco, hace mucho tengo unas ganas de hacer roastbeef, para una idea que tengo en mente, ahora ya tengo la primer parte para mi idea :D

    Un besote enorme y bonita semana!!

    ResponderEliminar
  20. ES una de mis asignaturas pendientes... quiero hacerlo desde hace siglos y nunca me animo! que rico y que rosita!
    besos

    ResponderEliminar
  21. Pues si que tiene buena pinta esta receta, yo nunca lo he preparado, voy a ver si me animo y lo preparo este finde que viene mi hermano a comer a casa.

    ResponderEliminar
  22. Que pintaza!!! que pasada de bocata!! Saludos!

    ResponderEliminar
  23. ¡Me encanta, Paco! Tu entrada me ha parecido muy interesante. Jamás he cocinado lomo, sea de buey o de ternera, y has despertado interés en mi para cocinarlo de la manera que nos explicas.

    Saludos, y feliz semana.

    ResponderEliminar
  24. ...wow!!!
    ...muy bien el hacerlo a baja temperatura!!

    ,,,acabo de empezar con mi blog de cocina, pásate y cotillea a ver si te gusta
    ...saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo Popelin, claro que me gusta, disculpa que no te contestase en su momento. Feliz año

      Eliminar
  25. Paquito! hasta parece que me leiste el pensamiento, este año ya tengo todo casi listo para la cena del 24 y será precisamente un roast beef, si sale la mitad de bueno que la receta del cerdo pibil (del cual te mande unas fotos, no se si recuerdes) ya estoy del otro lado! Prometo mandarte fotos de esta nueva aventura!!!

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  27. Me gusto la receta y lo voy a cocinar por primera vez se ve que queda delicioso saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te quedase bueno. Un abrazo y feliz año 13

      Eliminar
  28. Hola
    Puede utilizarse vino tinto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, sin problema, aunque su sabor será más intenso. Un abrazo

      Eliminar
  29. Hola:
    Preparé esta receta el día 25 de diciembre y salió sensacional. Muchas gracias por esta magnifica forma de preparar el buey.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que te haya sobrado pero si acaso, ya sabes cómo disfrutar de las sobras en sandwiches. Un abrazo y aquí estamos a tu disposición. Saludos.

      Eliminar
  30. la mejor de todas las recetas de roast beef que he leido!! la voy a hacer para ver que tal! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marlinka. Me alegro que te guste y estoy deseando saber cómo te quedó. Un abrazo

      Eliminar
  31. Hola Paco

    Vivo en Canada podrias aclararme los 180 - 200 grados que habla tu receta son centigrados o Fahrenheit?

    Gracias

    ResponderEliminar
  32. Hola

    Me puedes aclarar las temperatura que mencionas en la receta son centigrados o Fahrenheit? Gracias

    ResponderEliminar
  33. La salsa del macerado no acaba de romper a hervir y lleva ya 30". Que hago

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene por que hervir no te preocupes que se hará igualmente

      Eliminar
  34. La salsa del marinado no acaba de romper a hervir! Que hago?
    Necesito ayuda urgente.
    Lleva ya 30 minutos en el horno a 130 grados

    ResponderEliminar
  35. Hola. Como soy novata en la cocina,no entiendo bien el proceso concreto en el horno. Está precalentado a 130*, empieza a hervir la salsa y bajas a 80* y luego cocinas hasta que el centro de la carne está a 60*. No lo estaba ya? Va subiendo la temperatura al bajar a 80*? Por eso se hace tan despacio?

    ResponderEliminar
  36. El horno.... está a 130 y luego a 80º
    La carne, está fría inicialmente y se va poniendo caliente poco a poco. Auqnue el horno esté a 100, el centro de la pieza de carne puede estar a 35 o 40 º por lo que estaría cruda. Hay que cocinar hasta que el centro esté a 60º Un abrazo Esther

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya,gracias. Creí que no daría tiempo a que me contestaras. Hecha la aclaración, me pongo con el macerado. Espero que salga rico. Todo un descubrimiento tu blog, me pasaré de vez en cuando. Gracias.

      Eliminar

Recetas con foto paso a paso del proceso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Deja tu opinión por favor. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo, y además, así puedo contestar directamente a vuestras consultas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...