Cabrito asado. Receta navideña de paletillas al horno.

Hoy estoy muy contento. Ayer hicimos cabrito asado. Esta receta navideña de paletillas al horno fue todo un éxito en casa, y ya estoy deseando contaros cómo podéis hacer un plato tan rico, con ese maravilloso color dorado y con una salsa que invita a untar pan.

Como en otras recetas de asados en el horno, sólo hay dos secretos para el éxito, los mejores ingredientes y un poco de tiempo, cariño y paciencia. En este caso, las paletillas eran de cabrito lechal, bien pequeñas y con exquisito sabor, obtenidas en la Comarca de La Vera por Carnes Villamaría

Yo suelo preferir la paletilla a la pierna, por varias razones. Primero es algo más pequeña y tiene menos carne, con lo que si estamos ante un lechal que sea lechal de verdad, se puede decir que las paletillas son de ración, (generosa, pero de ración) Segundo porque el sabor de esta pieza y su carne pegadita a los huesos me parece una delicia casi inigualable.


Como veréis, apenas hemos usado ingredientes para preparar el cabrito asado. En esta ocasión hemos probado el cabrito en lugar del cordero, porque queríamos probar si conseguiamos obtener un sabor y una textura tan rica como la receta familiar del cordero asado que tanto disfrutamos en casa y tanto éxito ha tenido siempre desde que la publicamos en el blog.

Si queréis, también podéis ver otra receta de cabrito asado al romero, que preparé con patatas moradas de guarnición. Sólo con ver la foto, seguro que os apetece probarlo. Haz clic en la foto para ver la receta.

Ingredientes para 4 personas:

4 paletillas de cabrito lechal, (una paletilla por persona) 1 diente de ajo, 1 cucharada de manteca de cerdo, una ramita de tomillo salsero, un par de ramas de romero, hierbas aromáticas al gusto, sal, agua, vinagre (opcionalmente, caldo de pollo casero)

Yo hice la receta con tres paletillas, ya que en casa somos tres, y como ahora veréis el proceso fue bien sencillo. Comenzamos frotando las paletillas con un diente de ajo partido por la mitad, las espolvoreamos también con romero y tomillo seco en polvo, y untamos con una cucharada de manteca de cerdo, que repartimos bien por encima de las paletillas, como si les estuvieramos untando bronceador, para que tomen un bonito color en el horno.

En el fotomontaje que está encima, podéis ver el proceso. Sacamos las paletillas de su envase al vacío, y dejamos que se oreen y atemperen durante unos 45 minutos. Yo lo hago colocando las piezas directamente sobre la bandeja del horno donde las vamos a cocinar. A continuación, espolvoreamos con las hierbas y untamos de manteca.

Colocamos las ramitas frescas de tomillo y romero, y comenzamos a hornear, a 180º. Al cabo de 5 minutos, las paletillas están ya sudando, por lo que les damos la vuelta para que se hagan por el otro lado y tras otros cinco minutos añadimos un vaso de agua o de caldo casero, y un buen chorreón de vinagre de vino, bajando el horno a 150º. Así las tendremos a fuego lento, vigilando mientras se van horneando, durante aproximadamente 1 hora y media más, dándoles la vuelta y regando con los jugos de la cocción de cuando en cuando.

En primer plano podéis ver cómo se va evaporando el agua y van concentrándose sabores y aromas en la bandeja del horno. Cuando veáis que está como en las fotos sobre estas líneas, añadimos un poco de agua, o mejor un poco de caldo de carne o de pollo, para que no se llegue a resecar. Si por el contrario vemos que la bandeja tiene mucho líquido y las paletillas parece que estén cociendo, retiramos líquido, que luego reintegramos poco a poco. 

Con paciencia añadimos, retiramos, regamos con la salsa, probamos, etc, hasta que tengamos las paletillas a nuestro gusto. La salsa no será mucha, pero tendrá un sabor impresionante. En total, estas tres deliciosas paletillas de cabrito de Carne Villamaría, estuvieron en el horno dos horas y cinco minutos, y estaban perfectas de punto. La carne, al encogerse con  la cocción, se fue retirando de los huesos que se mostraban asomando. 

Retiramos y reservamos las paletillas, recogemos la salsa y la ponemos en un cazo, mientras procedemos a desglasar la bandeja, para aprovechar los sabores concentrados que quedaron en su superficie. Para ello, añadimos un poco de agua o caldo y un chorrito mínimo de vinagre, y frotamos con la cuchara de palo hasta que cambia de color y obtenemos una salsa oscura. Añadimos esta salsa a la que obtuvimos y calentamos ambas en el cazo hasta integrarlas. Luego lo podemos guardar en un bote de cristal hasta su consumo.

Durante el proceso, podemos aprovechar para hacer unas patatas panadera al horno, en otra bandeja en la que colocamos las patatas y la cebolla, y horneamos simultáneamente al cabrito. Como las patatas solamente tardan unos 35-40 minutos, calculamos para que todo esté al mismo tiempo, por lo que no las hacemos a la vez sino cuando el asado lleve una hora y media aproximadamente. Cuando las patatas están listas, las troceamos en pequeños pedazos, y las disponemos como una cama sobre la que colocamos la paletilla. El resultado es éste:



Ya sólo falta añadir la salsa que quiera cada uno y sentarse a disfrutar. Una receta navideña de paletillas de cabrito al horno, que hará a los vuestros más felices de lo habitual, pues quien prueba estos asados caseros, no los olvida nunca.

Si queréis, en este enlace podéis ver algunas otras recetas de asados idóneos para Navidad. Y como siempre os digo, y más aún en estas fechas navideñas...

Sed felices,


13 comentarios:

  1. que pinta tiene ese plato, le daba yo buena cuenta ahora!

    ResponderEliminar
  2. Sin palabras, qué rico el cabrito lechal!!, os dísteis un auténtico homenaje!

    Anotado el detalle del caldo de pollo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que me estoy ahogando en mi propia saliva.... glub glub glub ¡¡¡SOCORRO!!! Que alguien me tire una paletilla....

    ResponderEliminar
  4. Qué rico!!!
    En casa lo hacemos igual, pero sin vinagre, ya lo probaré...
    Y desde luego la manteca de cerdo le da un colorcito inigualable, es imprescindible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Que ricas paletillas tiene que estar este cabrito.... ummmm Un beso y feliz finde

    ResponderEliminar
  6. Yo también prefiero la paletilla, estas son un lujo y la forma en la que las has asado son una locura, fijate que bandeja de asado tan estupenda. Yo también me ahogo en mi saliva.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Desde que hice tu receta no hago otra, me parece deliciosa!!!Bss

    ResponderEliminar
  8. Desde que hice tu receta no hago otra, me parece deliciosa!!!Bss

    ResponderEliminar
  9. mis padres por navidad preparan siempre paletillas de cabrito al horno, aocmpañadas de patatitas, tomates, cebollas mmmmm que ricas, ya solo falta una semanita para poder deleitarme de este maravilloso plato

    ResponderEliminar
  10. en casa es mi padre el rey de los asados,y yo pocos he hecho en la mia la verdad,tengo q ir perdiendole el miedo

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantaod esta receta, se la he pasado a mi abuela para que la prepare en Navidad y la he publicado en mi blog. http://www.elblogdeluisitoysuabuela.com Un saludo!

    ResponderEliminar

Recetas con foto paso a paso del proceso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Deja tu opinión por favor. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo, y además, así puedo contestar directamente a vuestras consultas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...