Guía completa para viajar a Escocia (V) Fort William, Glencoe, Inverawe, Isla de Mull, y cambio de planes

Esta quinta entrega de la Guía de viajes para Escocia, arranca en Armadale en la Isla de Skye, -desde donde tomé el ferry para llegar a Mallaig acortando el recorrido para volver a la Gran Bretaña. Durante esta etapa, pude visitar Fort William, Glencoe, e Inverawe donde os enseñaré un ahumadero de salmón.  Después la idea era ir a Oban para tomar otro ferry para llegar a la isla de Mull en la que visitaría uno de los pueblos más bellos del Reino Unido, Tobermory. Allí podría recorrer la zona, visitar su destilería y entrar a The Ethical Shellfish Company.

(Al final de la entrada tienes enlaces para ver todas las etapas de esta Guía de viaje a Escocia). Pese a que ese era el plan del viaje, sólo pude hacer la primera parte de esta etapa ya que una vez en Oban tuve que cambiar los planes porque había muy mala mar y el ferry de Calendonian MacBrayne con destino a Mull fue cancelado por lo que me quedé colgado en Oban.

De todas formas, a veces esos cambios de planes son buenos, porque te dan más tiempo para explorar otras zonas y porque así ya tengo una disculpa para regresar a Escocia otra vez y así intentar llegar a la isla de Mull y por qué no, para ir a las otras islas más lejanas. Acompañadme y veréis las maravillas que me encontré gracias a este cambio de planes.

A las 7.30 de la mañana ya estaba esperando en Armadale para tomar el primer ferry desde la Isla de Skye donde había disfrutado de una gran etapa en mi viaje por Escocia (aquí podéis ver todo lo que hice en la isla de Skye con mis recomendaciones para comer y visitar), y tras un recorrido de 30 minutos, ya estaba en Mallaig, otra vez en la isla de Gran Bretaña.

Una vez en Mallaig, (esa zona de Escocia se llama Argyll) me dirigí hacia Fort William, una ciudad que tiene mucho interés para los senderistas y otros viajeros ya que desde allí se inician las rutas para subir el Ben Nevis, la montaña más alta del Reino Unido, en especial la Pony Track.

Fort William es una bonita ciudad, con bastante animación y con parques y casitas preciosas, además de sus iglesias y monumentos. Podéis deteneros un día si vais a hacer excursiones por la zona, o si vais con prisa, pasar una o dos horas, pasear y continuar la ruta como hice yo, ya que mi ferry para la isla de Mull salía a las 15 horas y antes tenía mucho que ver y que contaros.

Desde Fort William a GlenCoe, no hay mucha distancia y el camino es precioso. Carreteras estrechas entre árboles, de las que tanto se ven por Escocia y pueblos dignos de estar entre los más bellos del Reino Unido. Todos los pequeños valles (Glen) de la zona son una maravilla y las vistas son dignas de fotografiar.

Glencoe, tiene muchas rutas interesantes par hacer, descubrir paisajes, hacer bicicleta de montaña, deportes acuáticos, fantásticas cascadas y otro montón de posibilidades. Si os gusta el turismo activo y los deportes, es una zona fantástica.

Continuando en dirección Oban, desde donde pensaba tomar el ferry hacia la isla de Mull, os encontraréis con uno de los castillos más bonitos de Escocia, el Stalker Castle en la zona de Argyll. No tiene pérdida y es tan bonito que sin duda merece la pena una parada para admirar esta construcción. La foto siguiente muestra la zona, fijaos qué maravilla entre lagos. Arriba, encabezando la entrada tenéis una foto con más detalle. No os lo perdáis.



Como tenía aún tiempo para llegar a Oban, decidí acercarme a Inverawe donde quería visitar un ahumadero de salmón. Hay un lugar en esta localidad donde tienen un pequeño museo para ver cómo es el proceso de ahumado de salmón, donde además podéis comer un sándwich o una comida más potente si tenéis ganas y con buenos precios.

También tienen tienda para comprar sus productos. El salmón de Escocia es realmente bueno, potente, intenso. El motivo es que se ahuma casi en frío y por más tiempo que el salmón noruego y el resultado es una carne muy tersa y muy sabrosa. Personalmente, me encanta. Sobre estas líneas la recreación del proceso de ahumado del museo y a continuación lo que comí antes de continuar viaje.




Al llegar a Oban, me dirigí al puerto, donde todo te invita a viajar a la Isla de Mull. Hay muchas empresas que ofrecen tours de una hora o de un día para ver la colonia de focas, los castillos y pasar un rato en la isla. Allí habríamos podido ver uno de los pueblos más bellos de Escocia, Tobermory con sus coloridas casitas y visitar su destilería.

Por desgracia, tras unas horas esperando por si cambiaban las condiciones del mar, se anuló el viaje y me quedé colgado en Oban. Fue una suerte poder contar con el apoyo de Visit Britain para anular el alojamiento (que tenía previsto en Tobermory) y poder buscar uno en los alrededores de Oban.

Entre tanto, me puse a recorrer la zona y tras buscar en la web qué podía hacer, me encontre con que muy cerca había un bonito castillo que descubrir, (que no estaba en mis previsiones pero que resultó una belleza). Situado en un bosquecito, dejé el coche y caminé para ver el castillo de Dunstaffnage, y en el paseo me encontré con un simpático conejo. Tras ver el castillo me dirigí a Connel, muy cerca de Oban donde me alojaría esa noche tras el cambio de planes.

Allí encontré un Bed and Breakfast muy recomendable, limpio, acogedor y cuyos dueños me acogieron y recomendaron donde ir a cenar. Fue toda una suerte. Es el Ards House Connel que os recomiendo si estáis por la zona y no tenéis donde dormir. El desayuno, huevos con salmón, café y zumos, muy agradable. Sobre este párrafo podéis verlo para haceros una idea. Ellos mismos me recomendaron dónde ir a cenar, y fue en The Oyster Inn, situado muy cerca del B&B, por lo que me acerqué caminando.

Allí probé otra cerveza que no conocía, y disfruté de una sopa, un pastel de pescado (con forma de croqueta gigante, muy rico) y un entrecot de carne Aberdeen Angus, realmente glorioso. Tenía muchísimo hambre ya que sólo había tomado el sandwich de salmón en Inverawe unas siete horas antes de llegar al restaurante.

Después me tomé un whisky, (me lo había ganado) y me preparé para la siguiente etapa del viaje, que comenzará en Oban y que me llevaría de vuelta a Edimburgo, pero eso os lo contaré en la siguiente entrega de este viaje #ExploradorTI.  Aquí tenéis el mapa del recorrido en el que, obviamente, no he incluido la Isla de Mull.



Me queda pendiente volver para conocer la Isla de Mull, pero todavía tenía mucho que hacer en Escocia. Ya os iré contando en las próximas entregas.


Guía completa de Escocia (I): Plan de viaje con las seis etapas y datos generales de interés
Guía completa de Escocia (II): Primera etapa de St. Andrews a Balmoral
Guía completa de Escocia (III) La ruta de los castillos
Guía completa de Escocia (IV) Recorriendo la Isla de Skye
Guía completa de Escocia (V) Fort William, Isla de Mull, Glencoe, Inverawe (esta entrada)
Guía completa de Escocia (VI) Ruta de Oban a Edimburgo (Próximamente)
Guía completa de Escocia (y VII): Edimburgo y el restaurante 21212 de Paul Kitching (Próximamente)

Hasta entonces, sed felices,


2 comentarios:

  1. Gracias por las recomendaciones, me las guardo. Viajar a Escocia, mi viaje soñado. Espero poder ir algún día. Saludos,

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...