Receta de ancas de rana a la Bañezana


Uno de los alimentos que se tienen como selectos por los expertos gastronómicos es un ingrediente muy peculiar. Se trata de las ancas de rana y la mejor forma de disfrutarlas, es probando esta receta de ancas de rana a la Bañezana, típicas de la ciudad de La Bañeza en León, que dan fama a este municipio, junto a otro de sus productos clásicos, las alubias de la Bañeza. 

Hoy vamos a preparar esta receta, siguiendo las indicaciones del chef del restaurante La Hacienda, en el km 303 de la autovía A6, un experto cocinero que nos dio las indicaciones para conseguir que nuestra receta de ancas de rana fuera todo un éxito. 

Gracias a las acciones en la web que está haciendo el Consorcio Provincial de Turismo de León para promocionar su territorio, gastronomía, vinos y visitas turísticas, hemos tenido la oportunidad de participar formando parte de GastroTravelHunters, un equipo de 5 bloggers especializados en gastronomía y turismo, que llevamos ya más de dos años colaborando con el Consorcio para la divulgación de toda su riqueza. Hoy vamos a hablar de las ancas de rana de La Bañeza y al final de la receta os incluyo otros temas muy interesantes que hemos ido publicando.


¿A qué saben las ancas de rana?


(Ancas de rana envasadas al vacío)

Aunque hay un rumor de que saben a pollo, las ancas de rana tienen sabor y textura de carne, pero en realidad tienen muy poco sabor por lo que toman el sabor del guiso o salsa en que se cocinan. (Algo similar a lo que le ocurre al pollo, pero vamos, que las ancas en sí, no saben a pollo). 

Si a la receta de hoy le dais un puntito picante, tendrán un gusto muy apreciado y las disfrutaréis a la hora del picoteo. Preparad pan porque la salsa lo demanda. Os va a gustar. Como León, porque León se Vive.


Ingredientes para 2 personas


  • 12 ancas de rana, 1 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 1 cebolla, dos cucharadas de harina, 1 cucharada de pimentón, un trozo de unto gallego, 300 ml de tomate frito, 1 litro de agua, 2 dientes de ajo, unas ramas de perejil, sal, y un trocito de guindilla de cayena picante 


Cómo hacer ancas de rana a la Bañezana

Para hacer nuestra elaboración, conviene picar bien pequeños todos los ingredientes de la salsa, para que no haya necesidad de pasarla por la batidora de mano (aunque si queréis, podéis hacerlo) Comenzamos picando los pimientos y la cebolla, todo en brunoise para después pocharlos directamente en la cacerola,  con un poco de aceite de oliva virgen extra y el trozo de unto disuelto, que aportará su sabor especial. 

Cuando el unto se ha derretido un poco en el aceite, añadimos pimientos y cebolla, y ponemos a cocinar hasta que esté bien hecho. Añadimos el ajo, la guindilla, el pimentón y la harina y cuando está todo más o menos frito y ligado, añadimos el agua y el tomate, dejando que se cocine a fuego lento hasta que la salsa esté en su punto. Esto en sí mismo, ya os puedo adelantar que está buenísimo, antes de añadir las ancas. Yo machaqué además un diente de ajo y un poco de perejil y lo añadí a la salsa para que tuviera un puntito picante extra. 

Una vez lista la salsa, la tradición dice que las ancas de rana hay que comerlas en cazuela de barro por lo que pasamos la salsa a la cazuela de barro y la ponemos al fuego. En cuanto empieza a hervir, metemos las ancas en la salsa y las dejamos cocinar durante cinco minutos. Podéis calcular por persona unas 6 ancas, aunque están tan buenas que podéis poner una docena para cada uno. 


Sigue mis publicaciones en Instagram @futurobloguero

Con qué acompañar las ancas de rana a la Bañezana



La verdad es que las ancas de rana a la Bañezana están deliciosas y además de las ancas, vais a mojar mucho pan en la salsa por lo que aunque parezca poca cosa, pueden ser un plato único, acompañado si queréis por unas patatas fritas. 

Lo que sí os recomiendo es que os reservéis para el postre, porque ya que estamos con alimentos típicos de la Bañeza (León), os recomiendo que terminéis el menú con unos Imperiales Alonso, unos bollitos frescos elaborados con almendra y sin conservantes, que se vienen elaborando en la confitería Alonso desde 1887. Podéis descubrirlos aquí

Para la bebida, hemos elegido el vino Baltasar, un tinto elaborado por las bodegas de Finca Valdemora, que con su uva Mencía, de carácter, combina perfectamente con la salsa de las ancas y su toque picante, siendo una elección perfecta para disfrutar de este plato. 

León se Vive

Bajo el hashtag #LeónseVive, encontraréis publicacones tanto en Twitter, Facebook o Instagram hechas por los que estamos promocionando con el Consorcio Provincial de Turismo de León en la promoción de su riqueza y atractivo turístico. Aquí tenéis algunos artículos interesantes que hemos ido publicando:



No dejéis de visitar León cuando las autoridades sanitarias lo permitan y recordad que es un plan estupendo para comer, beber, ver y visitar, o sea, un plan perfecto para vivir, porque... León se Vive.

Sed felices,




2 comentarios:

  1. Me ha encantado la receta, cierto que soy bastante reticente a probar las ancas de rana pero creo que me has convencido. Ya te contaré

    ResponderEliminar
  2. Impresionante receta para las ancas de rana. Ayuda mucho a conseguir eses sabor deseado el hecho de que se cocinen en pota de barro. Sin duda, es el objeto diferenciador entre un plato estupendo y uno normal y corriente.

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!