Seis deliciosas recetas fáciles y rápidas usando tomates secos

Seis deliciosas recetas usando tomates secos


Los tomates secos son deliciosos, tanto en conserva como secos, tras rehidratarlos. En ambas presentaciones, tener esta fruta seca o deshidratada en tu despensa siempre es una buena idea. El tomate seco puede ser el ingrediente estrella en muchas recetas debido a su versatilidad. ¡Quédate para conocer estas seis deliciosas recetas fáciles y rápidas usando tomates secos, que deleitarán a todos!
 
Este artículo es una colaboración de Sara Benavides, quien ha redactado sus seis propuestas utilizando tomates secos para publicar en Lazy Blog. ¡¡Gracias Sara por esta aportación!! 

Seis deliciosas recetas usando tomates secos




Con ingredientes sencillos, técnicas fáciles al alcance de todos y unos pocos tomates secos puedes hacer estas seis deliciosas recetas que te resolverán muchos almuerzos y cenas en casa sin complicarte la vida. 

Bruschettas de tomates secos, oliva y queso fundido

Esta receta es perfecta para juntarte con amigos o para acompañar un plato principal. Para prepararla necesitarás: pan baguette o francés, tomates secos, aceite de oliva y el queso de tu preferencia pero que tenga un sabor suave y que pueda derretirse. Primero divide el pan en mitad a lo largo y precalienta el horno. Ahora, sobre la parte plana del pan agrega los tomates secos, el queso y un chorrito de aceite de oliva. Puedes agregar una pizca de sal. Ahora llevas estos panes al horno hasta que el queso se derrita. Al sacarlos debe estar tostado ya que las bruschettas son crujientes. 

Pizza de albahaca y tomates secos. 

Si te atreves a preparar tu propia masa de pizza, ¡maravilloso! Si no, puedes comprar la base en cualquier supermercado o usar pan pita. Aquí el tomate seco puede ser un doble ingrediente: usándolo para preparar la salsa y para decorar la pizza. Nuestra recomendación es usar pasta de tomate, orégano, tomate seco, un poco de ajo, pizca de sal y pimienta para la salsa. Sobre el topping puedes experimentar siguiendo tus gustos personales. Pero el que te proponemos es este: un poco de salsa como base. Luego tendrás dos opciones para la albahaca (hacer pesto con esta o agregar las hojas frescas sobre la pizza). Por último el queso de cabra, por ser suave, y los tomates secos. 

Paté de tomates secos sobre pechugas de pollo. 

Lo primero es cocinar las pechuguitas de pollo, y usamos el diminutivo porque el corte debe ser pequeño, como del tamaño de uno o dos bocados. Puedes hacerlas al vapor o a la parrilla, condimentando solo con sal y pimienta. Mientras estas se cocinan, vas a preparar el paté de tomates secos. Toma en cuenta que el paté se prepara con tomates secos que estuvieron en remojo por toda la noche: estos aumentarán su tamaño. Luego escúrrelos y comienza a triturar ayudándote con una licuadora o procesador de alimentos. Durante ese proceso puedes agregar sal, ajo, y almendras tostadas para un toque más crujiente. Al final solo debes untar el paté sobre cada pechuga. 



Tomate seco en conserva, queso y aceitunas negras

Esta preparación te servirá para todo: desde agregar a una pasta hasta untarla con un trozo de pan por las tardes como snack. Lleva tiempo, sí, pero el resultado valdrá la pena. Primero hierve un frasco de vidrio que luego puedas cerrar herméticamente. Ya teniendo el frasco seco y dependiendo del tamaño de este, agregarás los tomates secos, cubitos de queso de cabra o de tu preferencia y hojas de orégano. Todo eso lo bañarás en aceite de oliva virgen extra. En un par de semanas podrás disfrutar de su increíble aroma y sabor. 

Patatas doradas salteadas con tomate seco, ajo y limón

Es una receta perfecta para complementar un plato de arroz y ensalada pero también para comerla sola por la tarde. Corta dos patatas o papas en cubos, sin pelar, luego debes hervirlos pero no hasta el punto de puré: deben quedar firmes. Al enfriarse un poco, fríes los cubos en una sartén con aceite de oliva. Cuando estén dorados, retiras el exceso de aceite y agregas ajo picado muy pequeñito, sal y tomates secos. Saltea unos segundos y agrega el jugo de medio limón. Sigue salteando hasta que todo se mezcle. Si quieres, también podrías agregar un toque picante con pimienta negra o pimentón. 

Cuscús de pimiento rojo, almendras y tomate secos. 

Un plato de cuscús es el perfecto acompañante para todo. Lo mejor es que puedes condimentarlo o agregar vegetales, frutas secas, frutos secos o lo que prefieras. Esta vez te proponemos el cuscús que debes hidratar con agua tibia por unos minutos, junto a tomates secos, almendras tostadas y pimiento rojo en trocitos. Espera unos minutos hasta que se expanda y ¡a disfrutar!

Tenemos más recetas con tomates secos para ti


Y además de las seis recetas que nos preparó Sara, te recomendamos otras seis recetas con tomate seco de nuestro blog. Este ingrediente es tan versátil que tiene muchísimas posibilidades, como habéis visto, y seguro que pronto lo utilizaremos en más recetas. 















Espero que todas estas propuestas os hayan gustado mucho. Cuidaos y como siempre os deseo, sed felices, 




Imágenes | Freepik 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!