Un sabrosísimo Risotto de calamares. Receta


Hoy vamos a preparar un sabrosísimo risotto de calamares. Una receta sencilla, que puede sorprender por su sabor intenso a mar y por su contraste entre de sabores y coloridos.

Para hacerla vamos a usar dos calamares, bien limpios y un poco de cebolla caramelizada, (ya sabéis cómo hacerla fácilmente) y un caldo sencillo de pescado para ir alimentando al arroz. En unos 40 minutos tendremos un plato de primera, con el que sorprender y alegrar a nuestra pareja. Garantizado.

Dificultad | Fácil Tiempo de elaboración | 1 hora


Ingredientes para 4 raciones

250 g de arroz arborio o carnaroli, (especial para risottos), 2 calamares hermosos bien limpios, 2 cebollas, aceite de oliva, 50 ml de vino blanco (Manzanilla La Guita) y 50 g de queso parmesano, 1 litro de caldo de pescado (sobrará)

Cómo hacer risotto de calamares


Para hacer este risotto de calamares, necesitamos hacer algunas preparaciones previas. Primero preparamos las dos cebollas picandolas en brunoise y las confitamos en una sartén con un poco de aceite de oliva, dejando que se pochen a fuego lento durante 1 hora, hasta que se caramelicen en sus propios azúcares, sin añadir nada más que un poco de agua, si fuera necesario. (Así)

Por otro lado, limpiamos los calamares y separamos los tentáculos y puntillitas, que doramos en una sartén y reservamos para finalizar el plato y decorarlo, y cortamos el resto en trocitos pequeños, como dados de medio cm de cara.

Yo he usado los productos de Genuinus, que me llegan en mi cesta cada 15 días y que son estupendos. Mirad qué buenos calamares y qué cebollas ecológicas tan ricas hemos usado para caramelizar. 

Empezamos la receta, -una vez tenemos todo listo-, poniendo en un cazo amplio una buena cucharada de cebolla caramelizada y los dados de calamar. (Reservaos un poco de cebolla caramelizada para el final) Salteamos los dados de calamar a fuego vivo con la cebolla y cuando toman color, añadimos el arroz, removiendo hasta que cambia de color. Entonces añadimos el vino blanco y removemos hasta que desaparezca, mitad absorbido por el arroz y mitad como consecuencia de la evaporación. La cocina tiene que oler muy bien en ese momento.

Removemos y a partir de ahora, tenemos que ir añadiendo cacillos de caldo de pescado sin dejar de remover y esperando a que el arroz absorba el líquido antes de añadir el siguiente cacillo de caldo. Poco a poco,  según vaya absorbiendo el caldo, el risotto irá aumentando de volumen y cambiando de textura, ablandándose poco a poco. Id probando mientras seguís removiendo y añadiendo cacillos de caldo hasta que esté en su punto, muy meloso pero con un puntito de al dente en su interior. El caldo, la cebolla caramelizada y el tostado de los dados de calamares van dando un ligero color anaranjado al arroz, que no lleva ningún colorante ni especia.

En ese momento,  cuando esté ya a nuestro gusto, añadimos el queso parmesano que rallaremos en el momento, y removemos hasta que desaparezca, aportando cremosidad al risotto. Finalmente, ya con el fuego apagado, incorporamos la cebolla caramelizada que habíamos reservado y los tentáculos de los calamares, removiendo para que tomen temperatura con el calor remanente.


Degustación del risotto


Llevamos a la mesa el risotto de calamares y servimos mientras esté bien caliente, para evitar que se pase el arroz y pierda la gracia. Os aseguro que el sabor de este risotto es inolvidable, intenso, sabrosísimo y con el dulzor que aportan tanto los calamares como la cebolla caramelizada. Ya me contaréis. Sed felices,



Otras ideas para risotto


- El risotto de la muerte (con setas trompetillas de los muertos)
- El risotto ibérico (con secreto ibérico y Tío Pepe)
- El fisotto, un risotto hecho con fideos cabellín

4 comentarios:

  1. Tiene una pinta espectacular, seguro que està buenísimo! Un abrazo!

    http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Uy... pensaba que ibas a preparar el risotto de calamares que vi el otro dia sin arroz... los propios calamares hacian de arroz... Mmm... Mejorando lo presente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese risotto que dices es un clásico de Paco Roncero. Lo probé hace poco en Millesimé (Aquí puedes leer la crónica que publiqué en Directo al Paladar) y me gustó mucho.

      Este no es un falso risotto como aquel sino uno auténtico, y también muy recomendable. Pruebalo

      Eliminar
  3. Tiene que estar buenísimo este risotto, aunque yo nunca lo he hecho con cebolla caramelizada, habrá que probarlo.
    besos,

    ResponderEliminar

Recetas con fotos paso a paso de elaboración y presentación. Trucos y consejos. Siempre leo los comentarios y los agradezco muchísimo. Además, así puedo resolver vuestras dudas. ¡¡Muchas gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...